Enlaces accesibilidad

Rajoy acusa a Zapatero de ocultar la subida de impuestos durante la campaña electoral

  • Zapatero pide al PP más seriedad y menos demagogia y dice que lo peor ya ha pasado
  • El PP ha criticado al Gobierno por subir los impuestos de tabaco e hidrocarburos
  • "Mintieron al hablar de brotes verdes cuando las luces estaban rojas", dice el PP 
  • ¿Van a decir la verdad ahora que han pasado las elecciones?, pregunta Rajoy a Zapatero
  • El presidente dice que la presión fiscal es ahora más baja que cuando gobernaba el PP

Por
Rajoy acusa a Zapatero de ocultar la subida de impuestos durante la campaña electoral

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de ocultar la subida de impuestos sobre los hidrocarburos y el tabaco y las negativas previsiones económicas durante la campaña electoral de los comicios europeos. ¿Ahora que no hay elecciones van a decir la verdad?, ha espetado el líder popular al jefe del Ejecutivo en la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso de los Diputados.

Ante las críticas del principal partido de la oposición ante el anuncio de la subida de impuestos "cinco días después de las elecciones", Zapatero se ha defendido asegurando que la presión fiscal es ahora más baja en España que cuando gobernaba el PP.

Según ha explicado el presidente, su Gobierno ha bajado la presión fiscal casi dos puntos del PIB y se sitúa en el 32,8% sobre este indicador, "la más baja desde 1995, frente al 34,5% del PIB que había cuando el PP dejó el poder".

Así, según Zapatero, el impacto de la bajada del IRPF durante el mandato socialista ha sido de 10.000 millones de euros, la del Impuesto sobre Sociedades de 4.000 millones y además incidió en que se ha suprimido el gravamen del Impuesto sobre Patrimonio, que suponen otros 1.800 millones.

El presidente ha acusado al líder del PP de demagogia y falta de seriedad por no reconocer que la menor presión fiscal actual se debe al descenso de impuestos y no, como dicen los 'populares', al descenso de la actividad y a la menor recaudación.

Zapatero: "Lo peor de la crisis ha pasado"

Ante las críticas 'populares' por los cambios en las previsiones económicas, Zapatero ha dicho que el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea han cambiado cinco veces sus previsiones.

"Para ustedes serán entonces unos mentirosos compulsivos", ha aseverado el presidente, que ha sido acusado por Rajoy de "abofetear a las clases medias y trabajadoras por aumentar los impuestos".

El presidente ha insistido en que lo peor de la crisis económica "ha pasado ya" y la recuperación se irá produciendo a lo largo del próximo año, hasta llegar a un crecimiento positivo en 2011.

A juicio de Rajoy, el Gobierno "va por muy mal camino así" y le ha pedido que si no hacen caso a la oposición, acepten las recomendaciones del gobernador del Banco de España y cambien su política económica. 

El líder popular ha alertado de que el gasto público y la emisión de deuda está hipotecando el futuro y prejudicando el acceso al crédito de autónomos y pymes, y ha acusado al presidente de estar retrasando la recuperación económica.

PP: "El PSOE ha convertido en costumbre mentir en las campañas"

La crisis económica y la subida de impuestos también ha protagonizado el rifi-rafe entre la vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

Ésta ha acusado a la número dos del Gobierno de "falta de respeto" a los ciudadanos por parte del Ejecutivo por "hablar de brotes verdes cuando las luces rojas estaban encendidas".

"Ustedes ya estaban preparando esas previsiones y mintieron a los ciudadanos en campaña, algo que ya se está convirtiendo en habitual", ha aseverado Sáenz de Santamaría. De la Vega ha criticado al PP por "miran siempre de reojo a los comicios porque su única visión es el botín electoral".

Corbacho aboga por el consenso para la reforma laboral


También ha intervenido en el Congreso de los Diputados el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien ha asegurado que el Gobierno "no niega ninguna reforma laboral", pero que ésta debe afrontarse con el consenso de los agentes sociales, pues de lo contrario, ha dicho, "se estaría incurriendo en una contradicción e incluso sería una traición al diálogo social".

"El Gobierno no niega ninguna reforma, hará aquellas reformas que estime necesarias y convenientes para seguir avanzando, aunque deberán discutirse en el marco del diálogo social y con el mayor consenso posible", ha insistido.

Asimismo, Corbacho ha invitado a los 'populares' a que presenten un proyecto no de ley y pongan negro sobre blanco la reforma laboral que consideran necesaria, después de que éstos volvieran a reclamársela  al Ejecutivo.

Noticias

anterior siguiente