Enlaces accesibilidad

Garzón: "Los vencedores ya aplicaron su derecho a los vencidos"

  • El juez justifica que se centre en los crímenes cometidos por el bando nacional
  • Recuerda que los vencedores desplegaron todos sus medios para juzgar el 'terror rojo'
  • Considera que este sumario no es una causa general contra la Guerra Civil
  • La Fiscalía ya ha anunciado que recurrirá ante la Sala de lo Penal de la Audiencia
  • Zapatero muestra su respeto tanto a la decisión del juez como a la del Ministerio Público
  • Consula el auto íntegro de la Audiencia Nacional en pdf

|

Por
Garzón sobre su auto: "habría mucho que hablar pero de momento toca callar"
"Los vencedores ya aplicaron su derecho a los vencidos". Con esta contundente afirmación justifica el juez de la Audiencia Nacional el que su investigación sobre los crímenes ocurridos durante la Guerra Civil y el Franquismo se centren en los que realizó el bando nacional.

En el auto en el que se declara competente para investigar los hechos explica que un examen "imparcial y sereno de los hechos" le conduce a considerar que los vencedores de la Guerra Civil aplicaron su derecho a los vencidos y desplegaron toda la acción del Estado para la localización, identificación y reparación de las víctimas caídas de la parte vencedora.

"No aconteció lo mismo respecto de los vencidos que además fueron perseguidos, encarcelados, desaparecidos y torturados por quienes habían quebrantado la legalidad vigente al alzarse en armas contra el Estado", añade.

La Fiscalía ya ha anunciado que recurrirá el auto ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional porque considera que Garzón no es competente para juzgar estos crímenes porque la exhumación de víctimas corresponde al Gobierno y el delito de crimen contra la Humanidad se estableció de manera posterior a los hechos, por lo que no se puede aplicar de forma retroactiva.

No revisar la Guerra Civil

Pese a todo, Garzón no cree que este juicio suponga hacer una revisión del Guerra Civil, ya que considera que, desde el punto de vista penal, no es posible realizar ahora "una especie de causa general" como la que sí se formó tras la contienda por partes de los vencedores.

Esta causa, detalla, tuvo por misión, abrir desarrollar y concluir una exhaustiva y minuciosa investigación a escala nacional que analizó lo ocurrido en cada localidad y documentó lo sucedido a cada una de las víctimas del llamado 'terror rojo'.

"El propósito de estas diligencias es mucho más moderado y se concreta en el tema de la desaparición forzada de personas, sin despreciar todos y cada uno de los datos y la información", añade.

Paracuellos

En este sentido, Garzón se refiere de forma expresa en el escrito a los motivos que le condujeron a rechazar la admisión a trámite de una querella contra el histórico dirigente comunista Santiago Carrillo por los fusilamientos de Paracuellos del Jarama durante la Batalla de Madrid en 1936, en el que murieron miles de prisioneros franquistas trasladados a esta zona desde las sacas de la capital.

El juez explica que estos hechos -"a pesar de su importancia, trascendencia y gravedad"- no podían determinar la apertura de un procedimiento porque fueron investigados por el bando ganador al término de la guerra.

"Se investigaron, se procuró sancionar a los posibles responsables y las víctimas fueron identificadas", dice el auto.

Añade además que, en contra de lo que ocurre en el presente caso, los fusilamientos de Paracuellos no atentaron contra altos organismos de la nación, por lo que la competencia no podría corresponder a la Audiencia Nacional sino al juez del lugar donde se cometieron los hechos.

Plan de exterminio


Por contra, en la presente investigación Garzón, contra lo que asegura la Fiscalía, defiende sí existe un delito contra altos organismos de la nación, dado que los sublevados atentaron contra el Gobierno legítimamente elegido.

Une este delito -que ya ha prescrito- con el de detención ilegal -que continúa en el tiempo- al considerar que la sublevación fue el inicio de una estrategia contra los adeptos a la República que desembocó en el asesinato de los que la respaldaban y su desaparición, nunca resuelta.

Además, el juez considera que los hechos encajan en el contexto de crímenes contra la humanidad ya que las muertes y desapariciones se llevaron a cabo en seguimiento de un plan de exterminio preconcebido para acabar con los enemigos del régimen franquista.

Noticias

anterior siguiente