Enlaces accesibilidad
Finalista de MasterChef

Luna: alegría, nervios y amor entre fogones

  • La concursante es la persona que todos deberíamos tener en nuestra vida: alegre, divertida y natural
  • Los nervios le han jugado alguna que otra mala pasada en las cocinas de MasterChef
  • Luna, en parte, ya ha ganado: ha conquistado el corazón de Alberto

Por
 Luna, otra de las finalistas de la octava edición de MasterChef
Luna, otra de las finalistas de la octava edición de MasterChef noticias

Desde el primer día ha llenado de alegría las cocinas de MasterChefLuna, con su naturalidad y desparpajo ha conseguido conquistar el corazón de toda la audiencia, de los jueces y de Alberto. Pero también, con su esfuerzo y dedicación ha llegado hasta donde está.

Aunque los nervios le han podido jugar alguna mala pasada, Luna no se ha rendido, y se ha levantado mil veces de cada caída para estar en la final de este lunesRepasamos cómo ha sido su trayectoria en el programa. 

Alegría y nervios en cocina

Llegó a MasterChef mostrando a los jueces pequeños ejercicios de yoga, pero se ve que dejó de practicarlos. Los nervios han podido con ella en cocinas y, en más de una ocasión, el jurado se ha sorprendido de la buena elaboración que ha preparado viendo cómo había trabajado de nerviosa. Pero Luna es así, un torbellino con nervios que lo intenta una y otra vez hasta que ha salido bien. 

MasterChef 8 - Los terribles nervios de Luna

Luna es tal como es y así se muestra. La alegría entró en las cocinas de MasterChef a la vez que ella puso el pie en plató y se podría decir que es de este tipo de personas que cada uno deberíamos tener en nuestras vidas. Su naturalidad ha dejado grandes momentos, como cuando Samanta le pidió el segundo bizcocho que realizó para comérselo, o el día que tuvo que repartir técnicas de cocina con claros mensajes a un Alberto que aún quería ir poco a poco

MasterChef 8 - El loco reparto de técnicas de Luna

Siempre muy autoexigente con ella misma, le gusta hacer bien su trabajo, y que le dejen intentarlo. En cambio, Iván tuvo que robarle la capitanía de un exterior para que el cocinado saliera adelante. También es crítica con ella misma, y sabe reírse de sus errores, como vimos con la reina de los teletubbies

Lágrimas con sabor a final

El camino hasta la final de Luna no ha sido fácil, especialmente en las últimas semanas. Luna llegaba a la semifinal con el delantal negro por ayudar involuntariamente a Andy junto a Ana. Mientras que su compañera conseguía la primera chaquetilla, Luna no realizaba una buena prueba de exteriores y perdía los nervios en la de eliminación. Pero se salvó y no puedo evitar llorar al saber que era la última finalista de la edición. 

Jose Mari se queda a las puertas de la final

Luna ya ha ganado: consiguió conquistar el corazón de Alberto

No sabemos si Luna ganará MasterChef 8, lo que sí estamos seguros es que ella ya ha ganado algo con su paso por el programa. Además de aprendizajes de nuevas técnicas, ampliar sus conocimientos en cocina, conocer muchas otras personas, también ha encontrado el amor. 

¿Se podría decir que lo de Luna y Alberto fue flechazo a primera vista? Más o menos, porque ella tenía claro que el barcelonés no iba a salir soltero de MasterChef. 

MasterChef 8 - Luna y Alberto, la locura de un posible amor

 

Tampoco sabemos si Luna habrá conquistado a Alberto por la cocina o por la chica risueña que es, pero al final ha conseguido hacerse con otro premio: el corazón del concursante. ¡Y qué mejor lugar para confirmarlo que las Islas Canarias!

MasterChef 8 - El amor de Luna y Alberto llega a Canarias

 

Ahora la pareja disfruta de unos días juntos en Barcelona, hasta donde ha viajado Luna acompañada de su hermano, con el que tiene una relación muy especial. Alberto y la canaria nos han dejado muchos momentos Lunerto en el programa, pero la historia de amor continúa ahora en las redes sociales