Enlaces accesibilidad
MasterChef 8

Alberto y Luna, ¿posible amor en las cocinas de 'MasterChef'?

  • Los dos candidatos han demostrado mucha química en la primera prueba
  • La joven canaria le ha entregado el delantal negro al barcelonés
  • ¿Volverá a surgir el amor en MasterChef?

Por

¿Ha regresado el amor a las cocinas de MasterChef? Esta octava edición ha empezado fuerte. Alberto y Luna se enfrentaban en una primera prueba en la que no solo se ha cocinado comida, también ¿un posible amor?

“Madre mía, madre mía. Estoy que ardo, y encima me han puesto a este chico al lado, que me encanta. Es que lo tiene todo, encima cocina bien”, ha dicho Luna al ver el compañero que tenía al lado para cocinar. La joven canaria de 29 años no podía con tanto guapo a su alrededor, y esta ha sido su reacción al ver aparecer a Jorge Brazález por su cocina: “Ay dios, otro chico guapísimo aquí no, es que estoy sudando”.

Ya una vez cara a cara con los jueces, Luna ha demostrado lo que les ha contado a Jordi, Samantha y Pepe: “Yo soy nervio, no me callo, no tengo filtro. ¿Verdad que sí vecino? Le he dado la tarde”. “Ha sido complicado. Difícil pero bien”, ha confesado Alberto, mucho más callado.

Samantha le ha preguntado a Alberto de dónde es, y si está soltero, algo que el joven de 31 años confirma. “De momento”, ha añadido Luna, que se ha sorprendido al conocer su edad, pues pensaba que era un “yogurín”. “Me está gustando mucho más que antes” le ha dicho a Samantha. Pero lo cierto es que las miraditas entre los dos candidatos han sido evidentes.

Los jueces entran a valorar a Alberto diciendo que es un perfil como el de Aleix y, además Luna intenta echarle una mano: “Tiene maneras eh. Cocinando, que tampoco le conozco mucho”. “De momento, ¿no?” le ha contestado ahora Alberto entrando en el juego.

En esta primera prueba, Alberto ha conseguido un delantal negro, algo que aún no le ha asegurado su permanencia en MasterChef. Un delantal que le ha dado la propia Luna, que sí que ha conseguido el de color blanco, al grito de "¡Alberto!".

En la prueba de eliminación, Alberto se ha jugado su continuidad en el concurso, y Luna ha sido la primera en animarle: "A darlo todo. No quiero que se vaya Alberto". "Ese es mi churri" ha gritado desde la pasarela al ver que era rompía la cáscara del huevo de avestruz. Ella ha seguido con sus ánimos: "Vamos Alberto corazón, no quiero que te vayas". Ese aliento lo ha agradecido el barcelonés: "Te sientes muy solo y me hace mucha ilusión que Luna me esté apoyando desde arriba, la verdad".

¿Podrá surgir el amor entre ellos? Luna ya le ha pedido el columpio sexual a Teresa para probarlo con Alberto.

El amor en las cocinas de MasterChef

Esta historia puede recordar a la de Jorge y Miri, que también cocinaron juntos en la primera prueba de la quinta edición. Solo quedaba un delantal para uno de los dos, y se lo llevó Jorge, pero decidieron hacer una excepción y también le dieron otro a la joven. Los dos entraron en el programa y surgió el amor.

Ese amor apareció en las cocinas un año después, pero con Sofía y Víctor: los alcaldes. Durante el programa, el coqueteo de los dos fue cada vez más evidente y ellos reconocieron estar conociéndose. ¿Podrán conocerse también Alberto y Luna? De ser así, serían la tercera pareja surgida dentro del programa.