Enlaces accesibilidad

La economía española creció el 5 % en 2021, su mayor alza en 21 años, pero lejos de lo previsto por el Gobierno

  • El dato adelantado por el INE se queda un punto y medio por debajo del objetivo dibujado por el Ejecutivo (6,5 %)
  • El avance del 2 % en el cuarto trimestre no ha sido suficiente para recuperar ni la mitad de lo perdido por la pandemia (-10,8 %)

Por
España a las 8h - La economía española sube un 5.1%, menos de lo previsto por el Gobierno

La economía española avanzó un 2 % en el último trimestre del año pese a la explosión de casos por la variante ómicron, un dato positivo aunque insuficiente para alcanzar el objetivo de crecimiento dibujado por el Gobierno para 2021, el 6,5 %. De acuerdo a las cifras adelantadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Producto Interior Bruto (PIB) español creció un 5 % durante el pasado ejercicio, su mayor alza desde el año 2000, aunque un punto y medio por debajo de la estimación del Ejecutivo y muy lejos aún de recuperar el grueso de lo perdido por la pandemia.

A pesar de la revisión al alza en el tercer trimestre del año, hasta el 2,6 %, y del repunte del 2 % adelantado en el cuarto -a falta de la confirmación final por parte del INE-, la economía española no ha podido reponerse de la caída del 0,7 % del primer trimestre y de la revisión a la baja hasta el 1,1 % en el segundo, lo que le ha llevado a finalizar el año con un crecimiento del 5 % en términos de volumen. La variación interanual del PIB, por su parte, se sitúa en el 5,2 %.

De hecho, este avance de 2021 no permite ni recuperar la mitad de lo perdido tras la irrupción de la pandemia, cuando en 2020 la economía española se desplomó un 10,8 %. Al cierre de diciembre, el PIB todavía debe recuperar un 4 % para situarse en los niveles precovid, y un 6,8 % si se compara en medias anuales. 

Según los datos adelantados por el INE, la demanda nacional aportó 4,6 puntos al PIB en 2021, cifra 13,2 puntos superior a la de 2020, mientras que la demanda externa contribuyó con 0,4 puntos, 2,6 puntos por encima del ejercicio anterior.  Por otro lado, el PIB de 2021 a precios corrientes se situó en 1.202.994 millones de euros, un 7,2 % más que en 2020. 

El consumo de los hogares crece a su mayor ritmo desde 1999

El retraso en la implementación de los fondos europeos se encuentra entre los principales motivos de esta desviación, ya que a pesar de que España ha sido el primer país de la Unión Europea (UE) en recibir la primera partida de 10.000 millones de euros -que se suman a los 9.000 anticipados en agosto-, la ejecución de estas ayudas se ha trasladado a 2022 y 2023. A ello se suma el impacto del temporal Filomena, que provocó un retroceso de la economía en el primer trimestre del año, y las sucesivas oleadas de la pandemia, que impidieron la desaparición completa de las restricciones e hicieron que el consumo de los hogares se ralentizase en la última parte del año.

De hecho, en el cuarto trimestre, el consumo de los hogares disminuyó un 1,2 % tras dos trimestres al alza, una recaída que implica que la campaña de Navidad no fue tan bien como estaba previsto. Esto se compensó con el avance de la inversión, que se situó en el 4,9 % entre octubre y diciembre, gracias al aumento de la inversión en propiedad intelectual del 10 % y también de la inversión en maquinaria y bienes de equipo, que creció un 6,1 %. Mientras que el gasto se contrajo un 0,4 %, su mayor descenso trimestral desde el segundo trimestre de 2014.

No obstante, el consumo de los hogares ha experimentado en términos anuales su mayor avance desde 1999: un 4,7 %. La inversión, por su parte, retornó a tasas positivas al crecer un 4,1 %, en contraste con el desplome del 9,5 % que experimentó en 2020. Y el gasto público creció a un ritmo del 3 %, tres décimas menos que en 2020 y ya suma siete años consecutivos de aumentos.

Por otro lado, destaca el buen comportamiento de las exportaciones de bienes y servicios, que a pesar de mostrar en el cuarto trimestre peores datos que en el tercero, crecieron el doble que las importaciones, que sí mejoraron: las primeras aumentaron un 6,5 %, frente al aumento del 7,1 % del trimestre anterior, en tanto que las importaciones aceleraron su crecimiento más de un punto, hasta el 3,5 %. En términos anuales, las exportaciones registraron un incremento del 15,8 %, en tanto que las importaciones desaceleraron su ritmo de avance hasta el 11,1 %.

Y por sectores, la actividad en la construcción se redujo un 5 % en el año y está ya un 14 % por debajo de los niveles precovid. Por el contrario,  los servicios de hostelería, comercio y transporte crecieron un 19 % gracias a la relajación de las restricciones, si bien todavía están un 9 % por debajo de los niveles de 2019.

Lejos de las estimaciones del Gobierno

Este crecimiento del 5 % registrado en 2021, el más pronunciado desde el año 2000, cuando el repunte si situó en el 5,95 %, está por encima de las proyecciones de algunos organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (4,9 %), la Comisión Europea (4,6 %) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (4,5 %) y también ha mejorado las previsiones del Banco de España (4,5 %), cuyo presidente, Pablo Hernández de Cos, ya adelantó en una entrevista en TVE que el organismo situaría su estimación unas décimas por encima a cierre de año.

No obstante, el dato se ha quedado 1,5 puntos por debajo de la previsión de crecimiento del Gobierno para dicho ejercicio, que confiando en que la buena marcha del empleo se trasladaría también a la contabilidad nacional, mantuvo su estimación en el 6,5 %. Este desacoplamiento entre las dos variables -empleo y PIB-, según ha confirmado el Ejecutivo, está siendo estudiado por un comité de expertos.

Pese a ello, el Ejecutivo ha considerado que el crecimiento de la economía española de 2021 fue "muy intenso" y ha destacado que prevé que siga en esa misma línea durante 2022 y 2023, pues en opinión del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital los datos reflejan que el país se encuentra en "una buena situación de partida" para que el crecimiento de 2022 sea mayor que el del último ejercicio. 

Para el PP, por su parte, son "otro batacazo" para el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, porque España creció en 2021 "la mitad de lo que prometió" y "un 23 % menos de lo aprobado" en los Presupuestos Generales del Estado. "Exigimos que deje de mentir a los españoles y revise ya las previsiones", ha subrayado el líder del PP, Pablo Casado, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Noticias

anterior siguiente