Enlaces accesibilidad

Miles de personas piden en Sudán que los militares entreguen el poder tras la dimisión del primer ministro

  • La represión de estas marchas ha provocado heridas a al menos una treintena personas en Jartum, la capital
  • Abdalá Hamdok presentó su dimisión este domingo para volver a ocupar el puesto del que había sido expulsado

Por
Sudán vuelve a manifestarse contra la cúpula militar que controla el país

Miles de personas han salido a las calles en Sudán este martes en una nueva jornada de protestas en la que han pedido que los militares que perpetraron el golpe de Estado el pasado 25 de octubre entreguen el poder a los civiles. Lo han hecho después de que el primer ministro, Abdalá Hamdok, presentase su dimisión este domingo a los 42 días de haber alcanzado un acuerdo para volver a ocupar el puesto del que había sido expulsado.

Las fuerzas de seguridad han reprimido violentamente, con gases lacrimógenos y bombas de sonido, las marchas en el centro de la capital, Jartum, desde donde los protestantes se dirigieron al palacio presidencial, la sede del presidente del Consejo Soberano y líder militar sudanés, Abdelfatah al Burhan, cabecilla la asonada de octubre.

Los civiles han respondido así al llamamiento de los denominados comités de resistencia, que pidieron presionar a los militares para que estos entreguen el poder a la población.

Los violentos enfrentamientos provocaron una treintena de heridos

La represión de estas marchas ha provocado heridas a al menos una treintena personas en Jartum, según han indicado a Efe fuentes médicas.

Los manifestantes han obstaculizado diversas carreteras de la capital con barricadas y neumáticos ardiendo, y han marcado por las calles portando banderas sudanesas y al grito de "el pueblo es más fuerte y dar marcha atrás es imposible", "no a la negociación, "no a la asociación (con los militares)" y "sí al gobierno civil democrático". 

En esta ocasión las autoridades no han bloqueado ninguno de los puentes que conducen a la capital ni los servicios de telefonía e Internet, algo que viene siendo habitual en el país.

Desde el golpe de Estado, los sudaneses han tomado las calles del país de forma recurrente y la represión ha dejado, hasta el momento, al menos 57 muertos y cientos de heridos, según el sindicato opositor Comité de Médicos de Sudán. 

El líder militar asegura que "las puertas del diálogo" siguen abiertas

El líder militar y actual hombre fuerte de Sudán, Abdelfatah al Burhan, ha asegurado este martes que "las puertas del diálogo" siguen abiertas para todas las fuerzas políticas y revolucionarias con el objetivo de sacar adelante el proceso de transición democrática tras la renuncia, el pasado día 2, del primer ministro, Abdalá Hamdok.

De acuerdo con un comunicado del Consejo Soberano, el máximo órgano de poder del proceso de transición, presidido por el propio Al Burhan, este ha destacado "la necesidad de continuar el diálogo entre todas las partes" durante una reunión con el encargado de negocios de Estados Unidos, Brian Shukan, en la embajada estadounidense en Jartum.

Shukan, por su parte, ha instado a "continuar con el camino de la transformación democrática, acelerar la formación del gobierno ejecutivo y completar el resto de las estructuras de la autoridad de transición" en Sudán, de acuerdo con el comunicado. Al Burhan se ha reunido también con el enviado especial de la ONU en Sudán, Volker Perthes.  Estos encuentros se han producido tras el agravamiento de la crisis en el proceso de transición provocado por la dimisión Hamdok.

No obstante, pese a las palabras de apertura al diálogo, al Burhan no ha dado muestras de dar marcha atrás en su decisión de excluir a los partidos políticos de los órganos de poder y de formar un gobierno civil pero conformado exclusivamente por tecnócratas hasta la celebración de elecciones, previstas en principio para 2023.

El primer ministro renunció durante un discurso televisado

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, renunció el pasado domingo durante un discurso televisado a los 42 días de haber alcanzado un acuerdo con los militares para volver a ocupar el puesto del que había sido expulsado en el golpe de Estado del 25 de octubre.

Durante las dos últimas semanas se habían publicado en varias ocasiones rumores sobre la inminente dimisión de Hamdok, sobre todo tras las últimas manifestaciones, en las que murieron varios manifestantes, principalmente por disparos de bala, y se denunció incluso las violaciones de varias mujeres por partes de las fuerzas de seguridad en una de ellas.

Al menos tres muertos en las protestas contra el golpe de estado en Sudán - Ver ahora

Hamdok fue nombrado primer ministro en agosto de 2019 para liderar el proceso de transición acordado entre militares y fuerzas políticas y civiles tras el derrocamiento, en abril de ese año, del dictador Omar al BashirTras el golpe de Estado estuvo en arresto domiciliario durante varias semanas hasta que fue repuesto en el cargo el 21 de noviembre.

Noticias

anterior siguiente