Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Sanidad aprueba extender las dosis de refuerzo a mayores de 40 años y a vacunados con AstraZeneca

Por
Un enfermero carga una jeringa durante la vacunación contra el COVID-10, de policías locales y efectivos de los cuerpos de Emergencias en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.
Un enfermero carga una jeringa durante la vacunación contra el COVID-10, de policías locales y efectivos de los cuerpos de Emergencias en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid. EFE/David Fernández

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han aprobado este jueves la ampliación de las dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus a mayores de 40 años y a trabajadores esenciales inmunizados con AstraZeneca.

Los técnicos, reunidos en la Comisión de Salud Pública, recomiendan la dosis adicional a las personas de 59 a 50 años, comenzando por las de mayor edad, a partir de los seis meses del último pinchazo. De manera progresiva, se podrá administrar también a las personas de 49 a 40 años, de nuevo, avanzando de mayor a menor.

También se extienden las terceras dosis a las todas las personas vacunadas con dos dosis de AstraZeneca. En estos casos se administrará a partir de los tres meses desde el último pinchazo. El personal sanitario y el grupo de 60 a 69 años, que recibieron este fármaco, ya estaban incluidos en la campaña de refuerzos. Por ello, ahora se incorpora al grupo que quedaba pendiente: el personal esencial (policías, bomberos, docentes...) a los que se inmunizó con AstraZeneca.

Apuesta por los refuerzos y la combinación de vacunas frente a ómicron

De este modo, los expertos continúan apostando por la mezcla de vacunas, puesto que la Comisión de Salud Pública ya indicó en la estrategia de vacunación que todas las dosis de refuerzo serían de los antídotos de ARNm, esto es, Pfizer o Moderna. Según diversos estudios, esta pauta heteróloga impulsa una mayor generación de anticuerpos y células T que protegen frente a la infección y la enfermedad grave.

Los expertos de Sanidad y las comunidades han insistido en que la prioridad ahora es inmunizar a los niños menores de 12 años y a aquellas personas que aún no hayan recibido ninguna dosis de la vacuna, así como avanzar con las dosis de refuerzo en los grupos más vulnerables, es decir, los mayores de 60 años.

Los pinchazos adiciones ya están administrándose a personas mayores de 60 años, pacientes de patologías que les hacen especialmente vulnerables a la COVID-19 graves y personal sanitario. Además, las personas de cualquier edad que recibieron una dosis de vacuna Janssen también deben recibir una dosis de refuerzo. No obstante, tanto en la Unión Europea como en nuestro país la tendencia está siendo la de extender estos refuerzos, especialmente, tras la detección de la nueva variante ómicron.

Las terceras dosis aumentan la respuesta inmunitaria pero la eficacia no es igual con todas las combinaciones

Ómicron, con más de 30 mutaciones en la proteína spike del virus, es potencialmente más transmisible y capaz de escapar a las vacunas, pero los resultados preliminares de algunos ensayos -como este Pfizer- indicarían que una tercera dosis lograría aumentar la protección.

De hecho, este miércoles, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) ha advertido del riesgo de que la nueva variante se convierta en dominante en los dos primeros meses de 2022 y ha llamado a los países a llevar a cabo una acción "urgente", con medidas no farmacológicas y más refuerzos vacunales para la población.

Noticias

anterior siguiente