Enlaces accesibilidad
Entrevista en TVE

Planas dice que habrá "sanciones" para quien incumpla la ley de cadena alimentaria y ve "urgente" la situación de la leche

 Entrevista   La hora de la 1  

  • El ministro dice estar “contento” por la reforma de la ley que pronto verá la luz: "Permitirá dar más transparencia a los precios”
  • No descarta que la ley afecte a los precios de la cesta de la compra: “Tendremos que ver qué supone todo esto”

Por

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha dicho estar “contento” con la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria que se vota este jueves en el Congreso, ya que “logra un equilibrio” y “se elimina la venta a pérdidas y resultas”, pero ha advertido de que habrá “sanciones” para quien la incumpla. Además, se ha marcado como “urgente” abordar la situación de la leche.

En una entrevista en TVE, Planas ha celebrado que esta reforma “era la primera reivindicación que tenían hace un par de años” los productores y se trata de una “cuestión estructural”. “Modernizamos la cadena alimentaria en sentido de darle más transparencia a los precios y todo contrato por encima de los mil euros debe ser escrito, por lo que hay compromiso por las partes”, ha añadido.

Pero ha reconocido que, aunque “es una ley de obligado cumplimiento”, supone “un cambio de cultura en las relaciones contractuales en el tiempo agrario”, por lo que “tardará un tiempo en sentirse realmente el efecto, el poso de este cambio”.

De cualquier forma, ha dicho que habrá “sanciones” para quien la incumpla, aunque ha destacado que “todo el mundo cree que es una buena ley que hay que poner en práctica bien”.

La “urgencia” para su Ministerio está ahora en abordar la situación de la leche. “Me preocupa mucho” porque los márgenes (de beneficios) son “estrechísimos”, ha asegurado.

“Tendremos que ver” si aumentan los precios a las familias

Preguntado sobre si aumentarán los precios al consumidor con esta ley, Planas ha defendido que “nadie puede permitir” que los productores no “perciban un precio digno”. “Igual que hablamos de salarios dignos hablamos de precios dignos para agricultores y ganaderos”, ha incidido. Pero ha reconocido: “Tendremos que ver qué supone todo esto a las familias y en la cesta de la compra”.

El ministro ha recalcado que no es la misma situación que, por ejemplo, en 1986, cuando “el peso de la alimentación en la cesta de la compra” se situaba en un 30%. “En este momento está en el 15%”, son “cifras bastante razonables” por lo que hay que “pensar si nuestras prioridades son correctas y tenemos que darle más dinero o no a la alimentación”.

La reforma de Ley de Cadena Alimentaria obligará a pagar los costes de producción

Preguntado sobre las movilizaciones de los productores, que siguen convocadas, ha recalcado que lo que hay ahora es “un problema de costes” pero ha dicho que es una situación “coyuntural” y prevé que el “repunte de precios” dure, “como mucho”, hasta la primavera, según ha previsto también el Ecofin.

En este sentido, ha destacado su “preocupación” por cómo incrementan los costes los fertilizantes y los piensos. “Tenemos que ver aquellos sectores como la leche, donde están más afectados por ese incremento de costes, y ver cómo remediar esa situación concreta”.

Preguntado sobre qué medidas piensa aplicar para poner solución, ha defendido la puesta en práctica de la ley de cadena alimentaria, la financiación de la PAC, y medidas fiscales que ya se han aplicado a sectores como el gasóleo. Aún así, ha añadido: “Seguiremos en proceso. Estamos en diálogo, en contacto con las organizaciones. No es un tema español, es europeo e internacional”.

Por otra parte, ha defendido la evolución del sector hacia una agricultura sostenible, pero ha reconocido que es una cuestión “compleja” y que no puede hacerse si supone pérdidas para los productores.

“Hay dinero suficiente para afrontar los retos ( en referencia a los fondos de recuperación), pero hay que hacerlo con una cronología que permita ir avanzando poco a poco en esta materia (...) si no hay rentabilidad, no hay sostenibilidad”, ha defendido.

Por último, ha defendido que se trata de un sector sector que es “competitivo”, aunque “necesita apoyo”. “Estamos en una buena posición, e igual que el sector agroalimentario ha sido un pilar de la resistencia, ahora puede ser un pilar de la recuperación”.

Noticias

anterior siguiente
-->