Enlaces accesibilidad

Nuevas medidas de Igualdad contra la violencia machista: detección precoz, ventanilla única y más coordinación

Por
El Gobierno aprueba un catálogo de medidas urgentes para frenar el repunte de violencia machista

El Ministerio de Igualdad se comprometió el pasado mes de mayo a diagnosticar los fallos que se producen en la protección a las víctimas de violencia de género y a modernizar los instrumentos vigentes para combatir esta lacra. Tras un primer análisis que se llevó a cabo en el mes de junio, el Gobierno aprueba ahora un Catálogo de Medidas Urgentes que incluye nuevas herramientas para la detección temprana de los casos y modifica algunos protocolos de actuación. 

El documento, al que ha tenido acceso RTVE.es, enumera seis ámbitos fundamentales que es necesario reforzar: la implicación del entorno de la víctima y del conjunto de la sociedad; la detección temprana en servicios públicos de proximidad; el apoyo a la autonomía de las mujeres para que rompan con la violencia; la protección de los niños y las niñas frente a la violencia vicaria; el refuerzo de la protección y seguridad de las víctimas; y la mejora de los protocolos de coordinación interinstitucional.

En una entrevista en Radio Nacional, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha desgranado algunas de las medidas principales que forman parte de ese catálogo que ha sido aprobado este martes en el Consejo de Ministros.

Estas son las medidas que se incluyen en cada apartado del catálogo:

Prevención: campañas, sensibilización y rehabilitación de condenados

En un contexto de repuntes de los crímenes machistas, uno de los objetivos de Igualdad es mejorar la información y la concienciación de las víctimas y de su entorno cercano, con el fin de que cualquier ciudadano o ciudadana "se convierta en agente de cambio y pueda dar una primera respuesta en la cadena de apoyo y atención a las víctimas".

Entre las medidas de este bloque se encuentran la elaboración y difusión de campañas a lo largo de todo el año, en este caso enfocadas a informar a las víctimas y a la sociedad en general, y a combatir la violencia sexual.

También está previsto impulsar los "puntos violeta", espacios identificados como seguros para las mujeres, y establecer acuerdos de colaboración con las grandes proveedoras de servicios en línea para prevenir y actuar frente a los perfiles que fomentan la discriminación y la violencia contra las mujeres. Asimismo, promover el adecuado tratamiento de las noticias y de la información sobre violencia de género que se ofrece por los distintos medios de comunicación y evitar que la publicidad ofrezca una imagen "cosificadora" de la mujer.

Otra medida tiene que ver con la promoción de los programas de rehabilitación de los condenados por violencia de género, en aras a cumplir la finalidad rehabilitadora de la pena y lograr la reinserción social de los penados.

Detección temprana en centros de salud, servicios sociales y centros educativos

También crucial es para Igualdad es consolidar los servicios públicos de proximidad como "puertas de entrada fundamentales" para la detección temprana, con especial atención a los centros de salud, a los servicios sociales, a los servicios especializados y al ámbito educativo. 

En este sentido, se apostará por la elaboración de un instrumento validado estandarizado para facilitar la detección de la violencia de género en los servicios de Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud que será objeto de una implantación progresiva en todo el territorio del Estado.

También se promoverá la formación específica en la detección precoz, manejo de indicadores de sospecha, valoración del riesgo y desarrollo de destrezas para la entrevista, de los equipos profesionales involucrados en la atención integral y recuperación de las víctimas de violencia de género de atención primaria y hospitalaria, así como de la red de centros de Servicios Sociales, del ámbito educativo y de la Inspección de Trabajo y de los servicios consulares españoles en el extranjero. 

Autonomía de las víctimas: ventanilla única para centralizar la ayuda

El Gobierno también quiere fortalecer el acceso cercano a las medidas de autonomía económica y el acceso a la vivienda de las víctimas y de sus hijos e hijas, con independencia de la denuncia, así como la reparación material a familiares directos de las víctimas de feminicidio, para lo que implantará una ventanilla única de violencia de género en la red de Servicios Sociales de Base y en colaboración con las administraciones públicas competentes.

Se quiere así centralizar la intervención y el acompañamiento social y hacer efectivo el ejercicio de los derechos de las víctimas. 

Protección frente a la violencia vicaria

También contempla Igualdad medidas urgentes frente a la violencia vicaria y para la protección de niños y niñas como víctimas directas de la violencia de género. 

Entre ellas, la elaboración Elaboración del primer "Plan de Actuación y Desarrollo de los derechos de los niños y niñas como víctimas directas de la violencia de género" dirigido al ámbito judicial, de familia, servicios sociales y servicios especializados.

Reforzar la seguridad de las víctimas, aunque no haya denuncia

Uno de los apartados más amplios es el que alude al refuerzo de la protección y la seguridad de las víctimas de violencia de género y de sus hijos e hijas, incluidas además de las que interponen denuncia, las mujeres que, a pesar de encontrarse en situación de riesgo, no denuncian, así como aquellas que renuncian a continuar con el procedimiento penal para lograr una malla de protección aún más eficaz, conectando a los servicios sociales y de atención especializada, apoyados por el sistema Atenpro y las fuerzas policiales.

Entre las medidas, destacan el impulso de la entrada en el sistema VIOGEN de los Servicios Sociales de Base y de los Servicios de Atención especializada y la mejora del Servicio ATENPRO, "ampliando las posibilidades actuales de Alta SIN Denuncia" en el servicio y dando difusión al mismo entre los diversos agentes sociales.

También está previsto introducir en todos los sistemas de gestión procesal utilizados por la Administración de Justicia de la comunicación automatizada de las órdenes de protección, así como de las resoluciones judiciales que las modifiquen, a las Oficinas de Asistencia a las Víctimas.

Coordinación interinstitucional y formación

Finalmente y con el objetivo de mejorar la respuesta multiagencia e interinstitucional, se apuesta por elaborar una Guía para la actualización y mejora de los Protocolos de Coordinación y Actuación Interinstitucional dirigidos a las instituciones y poderes del Estado.

Asimismo, se reforzará la formación especializada para la prevención, detección, actuación y sensibilización en violencia de género, dirigido a los equipos profesionales que están en contacto directo e indirecto con las víctimas y supervivientes de violencia de género, así como con sus hijos e hijas.

Noticias

anterior siguiente