Enlaces accesibilidad

El Gobierno amplía el plazo para privatizar Bankia hasta finales de 2023

  • La participación del Estado en la entidad supera el 61% en la actualidad
  • CaixaBank y Bankia están inmersas en un proceso de fusión que dará fruto al mayor banco de España en capitalización

Por
 El Estado controla el 61% del capital de Bankia a día de hoy
El Estado controla el 61% del capital de Bankia a día de hoy Albert Gea / REUTERS

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes posponer la privatización de Bankia hasta finales de 2023. De esta forma, el Gobierno prorroga otros dos años el plazo para que el Estado se deshaga del 61,8% del capital que posee de la entidad.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha justificado esta decisión amparándose en la necesidad de favorecer un "uso más eficiente de los recursos públicos" maximizando al máximo la recuperación de ayudas. Este anuncio coincide con la operación de fusión que está en marcha entre Bankia y CaixaBank

La extensión del plazo permitirá al FROB, el fondo del Estado que posee la participación en Bankiaejecutar su estrategia de desinversión "con más flexibilidad", ha añadido la también ministra de Hacienda María Jesús Montero. De esta forma, sería la tercera vez que se amplía el plazo después de los aplazamientos con el Gobierno de Mariano Rajoy.

La venta de la entidad rescatada

En 2012, España decidió sacar adelante una ley en la que se comprometía a vender íntegramente las acciones suscritas por el FROB. Las entidades rescatadas serían privatizadas en un plazo no superior a cinco años desde la fecha de suscripción, según la Agencia EFE.

Esto suponía que el Estado debía salir del accionariado de Bankia en 2017. Sin embargo, se trataba de compromisos acordados por el propio Gobierno de Rajoy y no con el resto de socios de la Unión Europea por lo que cualquier Gobierno nacional posterior podría modificarlo con una ley de igual rango o nivel.

A finales de 2016 el Gobierno sacó adelante un real decreto ley que ampliaba de cinco a siete años el plazo para privatizar Bankia y sentó las bases para que con un mero acuerdo del Consejo de Ministros se pudiera volver a dar una prórroga. Eso permitió extender en un primer momento de diciembre de 2017 a finales de 2019 el plazo de desinversión y en 2018 se amplió de nuevo hasta diciembre de 2021.

El grupo BFA-Bankia recibió una inyección de 22.424 millones, de los que 10.620 millones fueron a parar a Bankia -la filial cotizada- antes de absorber BMN. Ésta, a su vez, había obtenido más de 1.640 millones de euros.

Las ayudas devueltas

Hasta la fecha, Bankia ha devuelto 3.303 millones de las ayudas. 1.304 millones cuando el Estado vendió una participación del 7,5 % en febrero de 2014 y otros 818 millones más con una segunda y última colocación de un 7 % en diciembre de 2017. El resto del dinero devuelto de la entidad se ha obtenido a partir de dividendos.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - UGT reclama que el ajuste de personal en la nueva Caixabank sea haga con bajas incentivadas y prejubilaciones voluntarias - Escuchar ahora

Por la vía de los dividendos se han producido seis reembolsos en Bankia en los últimos siete años. Cerca de 128 millones se han repartido con cargo a sus beneficios en 2014, 195 millones en 2015, 211 millones en 2016, 207 millones en 2017, 219 millones en 2018 y 220 millones en 2019.

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri no abonó en 2020 dividendos, siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo. Sin embargo, Bankia sí que barajó la opción de distribuir un reembolso extraordinario con los más de 2.500 millones de euros de capital generados durante el año pasado.

La fusión con CaixaBank

La fusión entre ambas entidades ha sido comunicada a la CNMV. La absorción se dará con un canje de acciones que se ha fijado en 0,6845 acciones de la nueva CaixaBank por cada una de Bankia. CaixaBank tiene un tamaño mayor que Bankia por lo que controlará el 74,2 % del nuevo grupo. Aun así, Goirigolzarri sería el encargado de presidir rtve.es/noticias/20201203/accionistas-caixabank-aprueban-fusion-bankia/2059116.shtml.

El resultado sería una plantilla conjunta de más de 51.000 empleados, 6.600 sucursales y más de 664.000 millones de euros en activos. Esto situaría a la unión entre Bankia y CaixaBank como la entidad líder de la banca española, por delante del Banco Santander.

La operación se espera cerrar durante el primer trimestre de 2021, una vez recibidas todas las autorizaciones regulatorias, entre ellas la del Ministerio de Asuntos Económicos y la de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Noticias

anterior siguiente