Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Radiografía del coronavirus en residencias de ancianos: más de 26.500 muertos con COVID-19 o síntomas compatibles

Por

El número de víctimas mortales que el coronavirus ha dejado en las residencias de ancianos españolas -ya sean públicas, concertadas o privadas- supera las 26.000 personas diez meses después del estallido de la pandemia en España. En concreto, se sitúa en 26.543 personas con COVID-19 o síntomas similares, según los datos procedentes de las comunidades autónomas recopilados por RTVE.es. Ello significa que más del 47 % de las muertes notificadas oficialmente por el Ministerio de Sanidad de personas con coronavirus se ha producido entre mayores que vivían en residencias de ancianos. La mayoría de las defunciones se han producido en Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

En septiembre de 2020, se estima que había 312.753 personas viviendo en 5.568 residencias de mayores en España, lo que supondría una ocupación del 81,3 % de las 384.567 plazas disponibles, según los resultados de un proyecto de investigación emprendido por el CSIC. De esta manera, desde que estalló la pandemia de coronavirus en España el 7,97 % de los residentes en estos centros habrían fallecido en España en 2020 como consecuencia de la COVID-19, según estos datos y el recuento realizado por RTVE.es.

Por su parte, la fiscal de Sala de Discapacidad y Mayores, María José Segarra, ofreció el 21 de enero un dato aproximado de fallecimientos de la población de residentes, de entre el 6 y el 8 % desde el inicio de la pandemia, si bien ha advertido que la cifra le corresponde fijarla al Instituto Nacional de Estadística (INE) y que no se puede saber si todas han fallecido por coronavirus.

Cuando la tercera ola de la pandemia se extiende por España, la última ronda del informe de seroprevalencia publicada a mediados de diciembre revela que la inmunidad entre los trabajadores es del 12,3 %, aunque este campo incluye también a los empleados de residencias de personas con discapacidad.

Sanidad no ha facilitado nunca un balance oficial de fallecidos en estos centros. Sin embargo, un documento interno compartido con las comunidades autónomas al que tuvo acceso RTVE.es en julio calculaba que eran al menos 27.359 y que más de dos tercios, hasta 18.883, correspondían a fallecimientos de personas con COVID-19. Seis meses después, un nuevo borrador del Gobierno aumentaría la cifra a 20.268 hasta el 29 de junio, tras la contrastación, depuración y corrección de los datos por parte del IMSERSO, entre casos confirmados por prueba diagnóstica y muertes "con síntomas compatibles" con la COVID-19.

Por su parte, un informe de la OCDE estima que en España han muerto 2.221 personas de más de 60 años por cada millón de habitantes, la cuarta tasa más alta de la veintena de países de la UE analizados, solo superada por Irlanda (2.359), el Reino Unido (4.302) y Bélgica (4.343) y casi el doble de la media (1.121). En cuanto a las muertes reportadas en residencias, los más afectados han sido los mayores de 80 años, con 7.168 decesos por millón en este tipo de centros.   

Residencias, uno de los focos principal de la crisis sanitaria

Las residencias de ancianos han sido a lo largo de la pandemia uno de los principales focos de la crisis sanitaria. Su personal se vio sobrepasado, sin recursos para la atención médica en los centros. La ministra de Defensa, Margarita Robles, informó de que el Ejército había encontrado ancianos fallecidos conviviendo con otros residentes en estos centros, pero la investigación judicial fue derivada a las fiscalías de cada región.

Desde marzo de 2020, se han abierto un total de 441 diligencias penales, de las que en enero de 2021 se encontraban en trámite 209, el 47,39 %, mientras que el 51,92 % han sido archivadas. La comunidad donde hay más expedientes penales abiertos es Madrid (112), seguida a muy larga distancia por Castilla y León (19), Cataluña (15), Extremadura (12), Castilla-La Mancha (11), Galicia (10), y después Andalucía (8), Murcia (5), Aragón y Canarias y Cantabria (3 cada una), Navarra (2), Asturias y Baleares (1 caso abierto en su fiscalía territorial cada una).

El 42 % de la denuncias (un total de 189) se han puesto por homicidios por imprudencia y un 36 % de tipo general por la situación de las residencias (163). Les siguen denuncias por delitos contra la salud de los trabajadores (11), deficiencias en la atención médica (21), lesiones (6) trato degradante (5), abandono de familia (4), prevaricación (2) y rechazo de traslado a UCI (1).

Respecto a las cifras de fallecimientos de personas residentes en centros de mayores, los datos que ha recopilado RTVE.es se basan en los ofrecidos por las distintas autoridades regionales y son los siguientes:

Madrid y Cataluña suman más de 10.000 fallecidos en residencias

Desde que comenzó la pandemia, las 710 residencias Comunidad de Madrid suman 6.038 fallecidos con coronavirus o sintomatología, una cifra que la Consejería de Políticas Sociales que dirige Alberto Reyero no actualiza desde el pasado 28 de septiembre. 

Por su parte, la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) realizó 1.751 contrataciones de refuerzo en 25 residencias de la comunidad desde el 9 de marzo hasta el 1 de junio de 2020, según recoge una respuesta a una petición de información de Más Madrid recogida por Europa Press.

En los centros de servicios sociales residenciales de Madrid viven más de 42.000 personas y, para evitar rebrotes, el Gobierno regional ha prohibido las visitas en casi una treintena de ellos tras la desescalada.

Familiares rinden homenaje a los 85 mayores muertos con coronavirus en una residencia de Madrid

Los fallecidos con coronavirus en residencias de Cataluña desde el 15 de marzo se elevan a 4.462, lo que supone un 48 % del total en la comunidad, según el registro de las funerarias regionales. 

En la región, hay un total de 64.093 personas mayores que viven en alguna de las 1.073 residencias de esta comunidad, ya sea pública o privada, y al menos 31.088 de ellas han sido diagnosticadas de coronavirus, según datos facilitados por la Consejería de Salud catalana.

Más de 2.700 confirmados en Castilla y León

En Castilla y León, más del  70 % de los fallecidos con COVID-19 vivían en residencias de mayores. Las plazas en residencias públicas y privadas ascienden a casi 44.300 y han muerto 3.849 personas en centros públicos y privados, según datos de la Junta. De ellos, habían dado positivo en coronavirus 2.744 y 1.105 tenían síntomas compatibles. Si se tiene en cuenta el lugar de defunción, 1.739 fallecieron en hospitales y 2.110 en sus centros.

En Castilla-La Mancha, se ha registrado la muerte con coronavirus de 3.031 usuarios de residencias de mayores. De ellos, 1.843 son casos confirmados y 1.188 corresponden a personas sospechosas de estar contagiadas. En conjunto, suponen un 70 % del total de los fallecimientos registrados. En la región hay 128 centros con residentes con infección activa de COVID-19, un total de 793 positivos.

En la Comunidad Valenciana han fallecido 1.295 personas con coronavirus en residencias, que representan el 30 % del total de defunciones. Actualmente hay casos positivos en 192 centros, de los cuales 60 se encuentran bajo vigilancia activa de control sanitario, según datos facilitados por la Consejería de Sanidad de la Generalitat.

Regiones donde los fallecidos en residencias son más del 50 % del total

En Extremadura se han vuelto a declarar casos de COVID-19 en residencias y 680 usuarios contagiados han fallecido, según el Gobierno extremeño. Los residentes fallecidos representan el 53 % del total de defunciones. En la actualidad hay 689 positivos en esos centros y 196 trabajadores contagiados.

Extremadura prepara un nuevo modelo de residencias que incluya unidades médicas propias

Las residencias de Navarra han perdido a 533 internos con COVID-19. La cifra equivale al 52 % de muertes en la región e incluye casos confirmados y sospechosos. Aunque a finales de junio estuvieron libres, estos centros vuelven a tener la enfermedad: hay 19 contagios de profesionales y ninguno entre los residentes.

En Cantabria, las defunciones entre los residentes ascienden a 255, lo que supone cerca del 57 % del total, y los casos detectados acumulados en residentes son 1.705, de los que 132 son infecciones activas, mientras que hay 64 profesionales actualmente contagiados, y 624 desde el inicio de la pandemia.

Asturias, por su parte, notifica 873 fallecidos en residencias a principios de diciembre, según el último informe de mortalidad con coronavirus del Observatorio de Salud asturiano. Mientras, en Aragón, al menos 1.389 usuarios de residencias han fallecido (el 47 % del total de muertos con coronavirus en la región). Según su última actualización, estos centros contienen 52 brotes abiertos con 1.490 residentes infectados y 463 trabajadores afectados.

Por otro lado, casi la mitad de las muertes que se han producido en La Rioja han tenido lugar en residencias y suman un acumulado de 286 defunciones. Además, hay cinco residencias afectadas con 71 residentes positivos.

La situación en el resto de comunidades

En Galicia, son 652 las personas que han fallecido en residencias: 286 lo han hecho en centros de mayores y 366 en hospitales y residencias integradas. La región registra 545 usuarios y 279 profesionales infectados.

Como allí, en Baleares también vuelve a haber infectados: 97 residentes -95 de ellos hospitalizados-, además de 90 trabajadores. Los fallecidos son 243, que representan más del 44 % de los decesos totales.

Andalucía, donde las residencias de mayores cuentan con 9.164 residentes confirmados como casos positivos de SARS-CoV-2, registra 1.669 fallecimientos, que representan un 28 % del total de muertes contabilizadas.

Por su parte, el País Vasco estima que hay 961 fallecimientos en sus residencias a causa de la COVID-19, más del 30 % del total de fallecimientos en la comunidad autónoma. Bizkaia ha registrado 488, mientras que al menos 175 de los fallecidos con COVID-19 estaban en residencias en Araba y 298 de los muertos en Gipuzkoa vivían ingresados en una residencia de ancianos.

Murcia cuenta 235 defunciones, el 27 % del total de las muertes en la región, y los últimos datos demuestran el avance del virus en la enfermedad. Mientras, Canarias ha informado de 70 fallecidos en las 133 residencias del archipiélago durante las tres olas de la pandemia, y en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla no se han registrado decesos en los centros residenciales

Ante esta situación, el Gobierno ha planteado que sean las comunidades autónomas las que garanticen la coordinación de los centros residenciales con los sistemas sanitarios autonómicos, que dispongan de planes de contingencia por Covid-19 orientados al diagnóstico precoz, así como de medidas organizativas, de prevención e higiene en relación con los trabajadores, usuarios y visitantes para prevenir los riesgos de contagio.

Metodología y fuentes

Para la elaboración de esta información recurrimos a los datos ofrecidos por los departamentos de Sanidad de las comunidades autónomas y los centros territoriales de RTVE.

El porcentaje que aparece respecto al total de fallecidos se calcula respecto al número de muertes totales que cada día remite el Ministerio de Sanidad. Por otro lado, para el cómputo final se ha tenido en cuenta a aquellos pacientes que, sin habérsele practicado la prueba, sí presentaban la sintomatología propia de la enfermedad Covid-19.

Noticias

anterior siguiente