Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La hostelería de los barrios afectados de Madrid clama contra las restricciones: "No sabemos cuánto podremos aguantar"

Por
Varias personas consumen en una terraza de un bar de Madrid.
Varias personas consumen en una terraza de un bar de Madrid. EFE/ Emilio Naranjo

La puesta en marcha de nuevas medidas restrictivas para los locales de hostelería de varias zonas de la Comunidad de Madrid, como forma de frenar los contagios de coronavirus, ha supuesto un verdadero mazazo para este sector, uno de los más castigados desde el inicio de la pandemia.

Las restricciones, que según Hostelería de Madrid afectan a unos 4.200 establecimientos ubicados en los seis distritos de la capital y once barrios de otros siete municipos de la comunidad, incluyen el cierre de los locales a las 22:00 horas, la eliminación del consumo en barra, la limitación del aforo al 50% en el interior y en el exterior y un máximo de seis comensales por mesa.

"No sabemos cuánto vamos a poder aguantar, no hay casi clientes", lamenta a TVE un hostelero del barrio de Alcobendas, uno de los incluidos en las restricciones de la Comunidad de Madrid.

Los empresarios y trabajadores del sector ven complicada la supervivencia de los negocios si van a tener que renunciar al consumo en barra y, sobre todo, adelantar el cierre en pleno servicio de cenas. 

"Cerrar a las diez de la noche es un palo económico muy grande, sobre todo para un local como este, que tiene 19 personas en plantilla", cuenta a RNE Antonio Cosmen, propietario del restaurante Cruz Blanca, uno de los más populares de Vallecas, otra de las zonas afectadas.

Cosmen asegura que el 60% de su clientela de mediodía viene desde fuera del barrio y afirma que, dada la situación, se encuentra "en un callejón sin salida".

24 horas - Vallecas, entre la frustración y la indignación - Escuchar ahora

"Impotentes" ante la situación

Esther Correas, copropietaria de la Chocolatería Ivanda, en el municipio de Fuenlabrada, afirma a RTVE.es que no saben cómo afrontar el futuro inmediato: "Tenemos seis trabajadores, sin contar a mi marido; si a las diez de la noche tenemos que cerrar, no sé a qué hora vamos a poder dar las cenas, señala la empresaria, que dice sentirse "impotente" ante la situación.

"No podemos servir en barra, las mesas hay que reducirlas a la mitad... Aguantaremos hasta que podamos", concluye.

También Araceli, trabajadora de un bar de Alcobendas afectado por las restricciones, afirma a Efe que el cierre de la hostelería a las 22:00 horas, acabará con las cenas en la terraza, "que eran la salvación tras una pésima temporada". "Han ido a confinar únicamente a los curritos", lamenta.

Ángeles Sánchez, propietaria del Bar Lanchas, un local con 33 años de historia en el barrio de La Elipa, asegura que este nuevo panorama va a suponer un "mazazo" para el negocio, sobre todo por la prohibición del servicio en barra.

Además, su local está en el límite de la zona afectada por lo que tiene que ver con impotencia cómo, a pocos metros del suyo, otros establecimientos pueder cerrar más tarde y librarse de estas duras restricciones. "Las cosas no están bien hechas, si hay una ley, debería ser igual para todos", añade.

Las medidas de Madrid dividen a los expertos: "No podemos aplicar a los vulnerables confinamientos que les van a empobrecer"

Hostelería Madrid reclama 1.000 euros diarios por establecimiento

Hostelería Madrid, una de las asociaciones del sector en la región, se ha mostrado muy crítica con el anuncio del Gobierno de la Comunidad de Madrid y ha reclamado ayudas directas a 1.000 euros diarios a los establecimientos perjudicados por el "confinamiento selectivo" y un Plan de Choque para garantizar la supervivencia de las más de 12.000 pymes del sector "que estarán durante el otoño en peligro de quiebra".

En un comunicado emitido este sábado, la asociación lamenta que se limite la actividad en un sector en el que "no se están produciendo significativamente contagios", de acuerdo con un estudio realizado por el Centro Nacional de Estudios Epidemiológicos.

En el texto, Hostelería Madrid considera "necesarias" las medidas pero pide atacar "a los verdaderos focos de contagio" y ha recordado que el sector ya está soportando limitaciones en su actividad como la reducción del aforo, la distancia interpersonal o la restricción a los fumadores, además del cierre del ocio nocturno.

La asociación recuerda que la Comunidad de Madrid, según datos del Ministerio de Trabajo, ha perdido hasta agosto 40.042 empleos de los 195.000 existentes en el sector de la hostelería a principios de año.

Noticias

anterior siguiente