Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Empleadas del hogar transfronterizas, paradas y sin subsidio por el cerrojazo en la frontera ceutí

Por
Más de mil empleadas del hogar marroquíes que no pueden pasar la frontera de Ceuta se quedan sin ingresos ni cobertura por la pandemia
Más de mil empleadas del hogar marroquíes que no pueden pasar la frontera de Ceuta se quedan sin ingresos ni cobertura por la pandemia EVA OTERO

La frontera de Ceuta con Marruecos lleva cerrada meses, desde el 13 de marzo. Marruecos echó el cierre por miedo a los contagios un día antes de que España decretase el estado de alarma. La decisión fue firme y hermética. Nadie ha vuelto a pasar.

Antes de la pandemia, el trasiego en la frontera ceutí del Tarajal comenzaba con el amanecer, bien temprano, cuando todavía era de noche. Cada día cruzaban miles de personas que venían a la Ciudad Autónoma a trabajar.

En paro y sin subsidio por el cierre de la frontera

Ahora todo se ha paralizado y los transfronterizos están, desde el cierre, en paro y sin subsidio. Es el caso de las trabajadoras de la limpieza. Antes de la crisis sanitaria, Ceuta tenía registradas en la Seguridad Social a más de 2.000 mujeres marroquíes como empleadas del hogar. Ahora la mitad han sido dadas de baja, quedando sin cobertura sanitaria ni ingresos, como nos cuenta  la presidenta de la Asociación DIGMUN, Maribel lorente.

Ceuta: mil trabajadoras del hogar marroquíes se quedan sin ingresos por el cierre de fronteras

En Ceuta, raro es el hogar que no tenga a una mujer marroquí encargándose de la limpieza o del cuidado de sus mayores. Trabajan varias horas por la mitad de lo que costaría una española. Son mano de obra barata. Y para ellas un sueldo aquí, por bajo que sea, supone duplicar la capacidad del nivel de vida en su país.

Reforma laboral en 2012

Cotizan, la mayoría, desde el año 2012, cuando el Delegado del Gobierno por entonces, Francisco Antonio González, del Partido Popular, en un intento por reducir las elevadas cifras del paro, obligó a legalizar a las empleadas del hogar pensando que así favorecería la contratación de mujeres ceutíes.

Ceuta: sale más barato contratar a una joven transfronteriza

Lo que ocurrió es que se regularizaron a las magrebíes que seguían aceptando peores condiciones laborales. La mayoría firmaron por una o dos horas para seguir trabajando por ocho o diez. La cifra de contratos se disparó de cero a más de dos mil.

Ceuta: en Ceuta las empleadas del hogar trabajan más horas de lasque cobran

Economía de hogar

Sus vidas dependen de los intereses económicos de Marruecos, que, para potenciar su titánico y recién construido puerto de Tánger, a tan solo 30 Kilómetros de Ceuta, y su intento por competir con el de Algeciras y absorber parte de su tráfico marítimo, está asfixiando a Ceuta.

Lo mismo ocurre con Melilla y el puerto de Nador. Antes del virus Marruecos ya había suspendido el porteo. Y es que al país vecino no le interesa dejar pasar la mano de obra, ni dejar entrar las mercancías a través de las Ciudades Autónomas. Con las fronteras cerradas el camino alternativo son los puertos.

Por el momento el baile de fechas de apertura de la frontera se va retrasando cada vez más en el calendario por culpa del coronavirus. Pero lo que parece seguro es que cuando se abra, el escenario no volverá a ser como antes.Para las familias de las trabajadoras del hogar su sueldo suele ser el único ingreso.

Ceuta: las trabajadoras del hogar marroquíes suelen ser el único ingreso de sus familias

Son estrategias económicas que deciden la realidad social de las personas. Y la pandemia no ha hecho más que agravar una situación que ya lleva tiempo tambaleándose. Cuando pase la crisis sanitaria quedará la económica y si abre la frontera está por ver si en Ceuta se disparan de nuevo las altas en la seguridad social.

Noticias

anterior siguiente