Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Las pruebas del coronavirus se ampliarán a los contactos directos de infectados aunque no tengan síntomas

Por
Sanidad prevé extender las pruebas de coronavirus a los contactos directos de infectados aunque no tengan síntomas

La realización de pruebas PCR para la detección de coronavirus se ampliarán a los contactos "estrechos" de las personas que hayan dado positivo aunque no tengan síntomas, segun ha señalado este miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa, aunque la decisión aún está pendiente de aprobación definitiva por parte del Consejo Interterritorial de Sanidad, en el que se coordina la actuación del Gobierno y las comunidades autónomas en materia de salud pública.

Illa ha avanzado el cambio en los protocolos epidemiológicos en una entrevista en TV3, en la que ha asegurado que es cuestión de "pocas horas" y que el objetivo es rastrear con mayor eficacia y rapidez posibles rebrotes, justo cuando España avanza hacia la última fase de la desescalada para alcanzar la nueva normalidad, en la que ya se encuentra la comunidad autónoma de Galicia.

El ministro de Sanidad ha recordado que ahora se realizan unas 40.000 pruebas PCR cada semana, si bien el protocolo establece que esos test, los más precisos para la detección del SARS-CoV-2, se hagan solo a personas que han desarrollado síntomas.

"Hasta ahora, se les ponía en cuarentena y si presentaban síntomas se les hacía una prueba diagnóstica; a partir de ahora, también a los contactos estrechos se les va a hacer de forma obligatoria la PCR, y serán confinados hasta que no tengan un resultado negativo", ha explicado.

Frenar la segunda oleada

Aunque el ministro ha señalado su intención de consultar la medida con los consejeros autonómicos, según Europa Press la ponencia de alertas, en la que participan el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ya han consensuado el nuevo protocolo, que sustituirá a la Guía para la Identificación y Seguimiento de Contactos de casos de Covid-19 publicada en mayo por el departamento que dirige Illa. 

En ella se considera contacto estrecho a las personas, tanto sanitarios como familiares, convivientes y compañeros de trabajo, que hayan tenido contacto con una persona que hubiera dado positivo por SARS-CoV-2 desde 48 horas antes del inicio de síntomas y hasta el momento en el que el caso es aislado. Además, para que sean consideradas como tales deben haber proporcionado cuidados al enfermo, haber estado en el mismo lugar, a una distancia de menos de dos metros y durante más de 15 minutos, o haber viajado en un medio de transporte público de largo recorrido.

De esta forma, la ampliación de las pruebas PCR ayudaría a prevenir nuevas oleadas de la Covid-19, especialmente cuando, con el decaimiento del estado de alarma el próximo 21 de junio, desaparezcan las restricciones de movilidad que han regido durante las distintas etapas del confinamiento. Según los últimos datos difundidos por Sanidad, hasta el 11 de junio se realizaron en España 2,8 millones de pruebas PCR, siendo las regiones de La Rioja, Asturias y País Vasco las que más test llevan a cabo por cada millar de habitantes.

"Estamos preparados para, si hay una segunda oleada, hacerle frente", ha recalcado Illa en la entrevista, "pero también esamos trabajando para evitarla, asegurando que tenemos mecanismos de detección rápida y una respuesta contundente".

Noticias

anterior siguiente