Enlaces accesibilidad
IPC

Los precios cayeron un 0,9% en mayo, su mayor retroceso en cuatro años

  • El descenso estuvo motivado por el desplome del precio de los carburantes
  • En cambio, el precio de los alimentos siguieron subiendo aunque de forma más moderada

Por
Un surtidor de gasolina
Un surtidor de gasolina. EFE/Marta Pérez

Los precios cayeron un 0,9 % interanual en mayo por el descenso de los carburantes en mitad de la pandemia de la COVID-19, según el dato confirmado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (NE).

El INE (en pdf) señala que se trata del mayor retroceso de la tasa anual del índice de precios de consumo (IPC) desde hace cuatro años y está dos décimas por debajo de la registrada en abril (0,7 %) por el descenso de los carburantes, mientras que los alimentos siguieron subiendo aunque de forma más moderada.

Así, el capítulo de transporte, donde se incluyen los carburantes, los precios cayeron un 8 % en mayo en tasa anual, más de un punto por debajo del descenso del mes anterior, mientras que los de alimentos subieron un 3,5 %, cinco décimas menos que el alza de abril.

El dato definitivo de la inflación de mayo es una décima inferior al adelantado por el INE y supone el mayor descenso de los precios en tasa anual desde mayo de 2016.

Frente a abril, los precios se mantienen (0,0 %), mientras que la tasa de variación anual de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) sigue en el 1,1 %, dos puntos por encima de la del IPC general, lo que no ocurría desde julio de 2009.

Se desploman los carburantes y otros productos energéticos

Al detalle por productos, y frente a mayo del año pasado, los carburantes y combustibles cayeron un 18,2 %, mientras que otros productos energéticos lo hicieron un 17,7 %.

En alimentos, subieron un 2 % los alimentos elaborados, bebidas y tabaco, y un 5,4 % los alimentos sin elaboración, un punto y medio menos que en abril, con bajadas de los precios del pescado fresco y las carnes de porcino y de ave. También influye que los precios de las legumbres y hortalizas frescas, excepto patatas, bajaron este mayo más de lo que lo hicieron el año pasado.

El INE ha creado además dos grupos específicos a raíz de la pandemia.  El primero incluye los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, productos farmacéuticos, comida para animales y artículos para el cuidado personal. Los precios de este grupo subieron el 2,8 % en mayo frente al mismo mes del año pasado pero tres décimas menos que en el mes de abril.

El otro grupo contiene los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios. En estos servicios, los precios caen un 4 %, cuatro décimas por encima de la registrada en abril.

Los precios se mantienen en Canarias

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuye en todas en mayo respecto a abril, excepto en Canarias, donde se mantiene en terreno positivo. Los mayores descensos se produjeron en Asturias y Cantabria, con una bajada de cuatro décimas en ambas.

Canarias mantiene los niveles más altos con una tasa del 0,4 % y los precios se sitúan en el -1,4 % en las dos Castillas.

Noticias

anterior siguiente