Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Cuáles serán las ayudas del fondo de recuperación y qué reformas tendrán que realizar los países?

Por
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Olivier HOSLET / EPA / AFP

La Comisión Europea presentó este miércoles su plan de reconstrucción para contrarrestar el impacto económico del coronavirus y salvar a Europa de su peor crisis en casi siete décadas de historia. Se trata de un fondo de 750.000 millones de euros que será desembolsado a los gobiernos en su mayor parte por transferencias a fondo perdido (500.000 millones), tal como pedía España, y el resto a través de préstamos a devolver (250.000 millones), opción que reclamaban los países más austeros.

España podrá obtener hasta 140.446 millones de euros del fondo, casi un 20 % del total, lo que sitúa al país como el segundo más beneficiado solo por detrás de Italia. De esta cantidad, 77.324 millones llegarían a través de subvenciones y el resto como créditos.

España obtendría 140.000 millones del fondo de recuperación de la UE, casi el 20 % del total

¿En qué consisten las ayudas?

El 75 % del plan, 560.000 millones, será transferido a los Estados miembros a través de un instrumento denominado ‘Facilidad para la Resiliencia y la Recuperación', compuesto por subvenciones por valor de 310.000 millones y préstamos de hasta 250.000 millones.

A este paquete hay que sumar una nueva iniciativa llamada ‘ReactEU’, que complementará con 55.000 millones los actuales programas de cohesión y se asignarán en función de la gravedad del impacto socioeconómico de la crisis; también se dota con hasta 40.000 millones el Fondo de Transición Justa para ayudar a acelerar la transición hacia la neutralidad climática y se refuerza con 15.000 millones el Fondo Europeo Agrícola para el Desarrollo Rural.

Para movilizar las inversiones privadas, la Comisión Europea plantea destinar un presupuesto de 31.000 millones de euros, con objeto de desbloquear 300.000 millones de euros en apoyo a la solvencia de las empresas. Bruselas también propone doblar la capacidad de financiación del 'plan Juncker', ahora llamado 'InvestEU', y crear la 'Facilidad de Inversiones Estratégicas', que con un presupuesto de 15.000 millones aspira a movilizar 150.000 millones en inversiones en sectores y tecnologías clave.

El tercer y último pilar del plan de recuperación incluye la creación de un nuevo programa sanitario europeo, el ‘EU4Health’, con una dotación de 9.400 millones de euros, un refuerzo de 2.000 millones del Mecanismo Europeo de Protección Civil, y un presupuesto de 94.400 millones de euros para el programa Horizonte Europa, reforzado para financiar proyectos de investigación sanitaria, entre otros.

Asimismo, la Comisión prevé reservar 16.500 millones de euros adicionales para fortalecer el apoyo de la UE al resto del mundo, por ejemplo, a través de ayuda humanitaria.

¿A qué países irán dirigidas?

Todas estas ayudas tienen carácter voluntario. En concreto, el mecanismo de ‘Facilidad para la Resiliencia y la Recuperación’, que es el que mayor peso tiene en el fondo, se pondrá a disposición de los Estados miembros que lo soliciten, aunque se concentrará en los países más afectados por la pandemia y con más necesidades.

24 horas - Calviño sobre la propuesta de la Comisión: "Es un paso importante para una Europa más fuerte" - Escuchar ahora

¿Cómo se reparten las ayudas?

En cuanto a las subvenciones, se determinará un importe máximo por Estado miembro en función de unos requisitos predefinidos, teniendo en cuenta la población, el PIB per cápita y el desempleo. El mecanismo será particularmente beneficioso para los países más afectados por la crisis, especialmente aquellos con bajos ingresos per cápita y alto desempleo, explican desde el Comisión.

Los Estados miembros también pueden solicitar un préstamo para implementar sus reformas e inversiones públicas, que tendrán vencimientos largos y tipos de interés favorables. El volumen máximo de préstamos para cada Estado miembro no superará el 4,7% de su Renta Nacional Bruta (RNB). Sin embargo, será posible un aumento en circunstancias excepcionales sujeto a los recursos disponibles.

¿Los países tendrán que hacer reformas?

Los Estados miembros que soliciten el instrumento de ‘Facilidad para la Resiliencia y la Recuperación’ deberán establecer un programa de reformas e inversiones para los siguientes cuatro años, hasta 2024. Dichos planes serán posteriormente evaluados por parte de la Comisión Europea y también del resto de países, que podrán pedir modificaciones e incluso rechazar las reformas planteadas si consideran que no cumplen con las recomendaciones y prioridades comunitarias.

La Comisión, en concreto, tendrá que responder a las solicitudes en un plazo máximo de cuatro meses, tanto si aprueba la estrategia como si la rechaza.

El programa de reforma nacional deberá dividirse por etapas y objetivos, los cuales deberán cumplirse para conseguir la correspondiente financiación. En este sentido, desde la Comisión Europea advierten: si no se lleva a cabo el proyecto, existe el peligro de quedarse sin el dinero.

Von der Leyen (CE): "El virus se ha convertido en una crisis económica palpable que no podemos evitar"

¿Qué reformas tendrán que llevar a cabo?

Los planes presentados por los Estados miembros deben establecer reformas e inversiones para abordar los desafíos identificados en el contexto del Semestre Europeo -el ciclo de vigilancia económica de la Comisión Europea-, en particular los relacionados con las transiciones verdes y digitales. Deberían evitar los efectos negativos en el clima y el medio ambiente y también explicar cómo contribuyen a fortalecer el potencial de crecimiento, la resiliencia y la cohesión del Estado miembro en cuestión.

¿Cuándo se podrán solicitar las ayudas?

Los Estados miembros presentarán sus planes de recuperación y resiliencia a la Comisión; pueden hacerlo cada año hasta 2022, a más tardar el 30 de abril de cada año, pero ya podrían presentar un primer borrador junto con el proyecto de presupuesto nacional en octubre. Para brindar apoyo lo más rápido posible, se alentará a los Estados miembros a presentar su primer plan este año.

¿Cuándo estará disponible?

Las primeras ayudas podrán llegar a final de este año y el resto lo haría el 1 de enero de 2021, con el nuevo Presupuesto de la UE ya aprobado. Tendría una duración de cuatro años, hasta diciembre de 2024.

Bruselas aboga por desplegar "al menos" el 60% de la parte de transferencias en los dos primeros años (antes de que finalice 2022) y el resto para el final de 2024.

Sassoli (PE), sobre el fondo de recuperación: "Este es el camino adecuado para sus países, empresas y ciudadanos"

¿Cómo se financiará este fondo?

El fondo se financiará a través de deuda pública europea, que se emitirá temporalmente en los mercados. Para costear el pago de los intereses de dicha deuda la Comisión propone introducir nuevas fuentes de ingresos en el presupuesto como la introducción de impuestos sobre las emisiones, una tasa digital o la imposición de un tipo mínimo en el impuesto de sociedades.

¿Es definitivo?

No. La propuesta tiene ahora que debatirse por los jefes de Estado y de Gobierno en el Consejo Europeo, que tiene previsto reunirse el próximo 19 de junio. Por tanto, las cifras y el contenido podrían sufrir cambios.

Posteriormente la propuesta debe ratificarse por el Parlamento Europeo, que hace apenas unas semanas pedía un fondo por valor de dos billones de euros.

Noticias

anterior siguiente