Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Se acabó el ir de rebajas? Sanidad prohíbe "acciones comerciales" en las tiendas para evitar aglomeraciones

Por
Las rebajas podrían no volver a las tiendas físicas durante el estado de alarma
Las rebajas podrían no volver a las tiendas físicas durante el estado de alarma EFE

La orden ministerial aprobada por el Ministerio de Sanidad el pasado sábado y que entró en vigor este lunes, relativa a las medidas de aplicación en la Fase 1 de la desescalada, contiene una disposición adicional que prohíbe llevar a cabo “acciones comerciales" en las tiendas físicas que puedan dar lugar a "aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones”.

Sin embargo, sí podrán realizarse estas “acciones comerciales” a través del canal online de los comercios. “Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web”, añade el texto.

La medida, que pasó desapercibida durante varios días al estar incluida en el artículo 47 de la citada orden sobre ’Turismo activo y de naturaleza’, ha generado una gran polémica en las últimas horas ya que no detalla si esta restricción se refiere a las rebajas o a otras campañas comerciales, como tampoco si deben acogerse a la normativa todos los negocios.

Se prohíben las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas

Según la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), el texto puede dar lugar a distintas interpretaciones. Tal como recoge Efe, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo les ha indicado que han remitido una consulta al Ministerio de Sanidad sobre el asunto, pero "no hay que interpretar lo establecido en la mencionada disposición adicional segunda en el sentido de que lo que se restringe y por tanto se prohíbe son las rebajas o promociones en sí mismas".

Ello requeriría, según Industria, una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista y la misma no se ha producido, si no que se trata de una medida que tiene como finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales.

Por tanto, hay que interpretar dicha norma en el sentido de que lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos.

La patronal reclama el fin de las rebajas online

La prohibición de las rebajas era una medida que sí reclamaban desde hace semanas algunas asociaciones como la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). En concreto, pedían retrasar su puesta en marcha hasta el mes de agosto.

De no hacerlo, señalaba su presidente, Eduardo Abad, los centros comerciales y las grandes marcas “terminarán con miles de pequeños comercios en todo el país”: “Ellos tienen la capacidad de fabricar específicamente para las rebajas y, además, tienen los medios económicos para desarrollar grandes campañas publicitarias”, indica.

Y es que la decisión de prohibir las rebajas en establecimientos físicos, pero no en online, puede crear cierta desventaja en los pequeños comercios, ya que no suelen contar con ventas a través de internet ni con reparto a domicilio.

Por tanto, desde la asociación han celebrado la medida, pero exigen al Ejecutivo prohibir también las rebajas online antes del 15 de agosto. Aseguran, además, que “el texto necesita ser más preciso y concreto", y también que "es necesario que se establezca un tope temporal”.

El Gobierno prohíbe las rebajas en Fase 1 para evitar aglomeraciones en las tiendas.

El comercio dice que no tiene sentido

Por su parte, el sector del textil ve una contradicción que el Gobierno prohíba las rebajas en tienda física o acciones comerciales que puedan suponer aglomeraciones cuando existe una limitación de aforo del 30 % y es necesario mantener una distancia de seguridad de dos metros entre clientes.

En la misma línea, la Confederación Española de Comercio (CEC) ha calificado como "una incoherencia" la disposición del Ministerio de Sanidad, ya que fundamentar esta medida en el hecho de evitar posibles aglomeraciones "carece de sentido", cuando ya hay establecidas limitaciones de aforo en los locales comerciales para las distintas fases, encaminadas a garantizar la seguridad de comerciantes y consumidores.

Además, la CEC considera "especialmente sangrante" que esta limitación solo afecte a las promociones en venta física, lo que generaría una disfunción de precios en los canales de venta 'online' y 'offline', y pondría en clara desventaja competitiva, y en un momento tan crítico, al pequeño comercio respecto a las grandes plataformas internacionales que seguirían operando por Internet sin ninguna restricción.

Es fundamental que se dé libertad al comercio

Mientras, el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, señala a RTVE que “es fundamental que se dé libertad al comercio para hacer las promociones que crea oportunas ante una situación en la que llevamos dos meses sin vender, los comercios cerrados y tenemos que dar salida al stock”.

“En caso contrario es muy probable que muchos negocios no puedan abrir sus puertas y tengan que cerrarlas definitivamente”, concluye.

Solo durante el estado de alarma

El Gobierno no ha detallado cuál será el alcance de la medida ni hasta cuándo estará en vigor. Según detalla el Boletín Oficial del Estado (BOE), la orden “surtirá plenos efectos desde las 00:00 horas del día 11 de mayo de 2020 y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas”.

De ser así, y de cumplirse el plan de desescalada estipulado por el Gobierno, las rebajas de verano podrían no verse afectadas.

Noticias

anterior siguiente