Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Rebrotes en Corea del Sur y China: ¿Qué enseñanzas puede obtener España para la desescalada?

Por
Simón: "El repunte en Corea del Sur nos coloca en nuestro sitio"

"El rebrote que se ha identificado en Corea del Sur nos coloca un poco en nuestro sitio respecto a pensar que está todo ya ganado". Así de contundente se ha mostrado este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES) del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, al valorar la información de repuntes de casos de coronavirus en los últimos días. "Estamos en una fase muy delicada en la que, si no hacemos las cosas, bien podemos pasar a situaciones parecidas", ha advertido. Además de Corea del Sur, China ha detectado 31 nuevos contagios en dos días tras ocho sin sumar más de nueve y Alemania observa un número reproductivo básico (R) que ha subido por encima de uno después de que en los últimos días cayera incluso hasta el 0,65.

Aunque los datos de este lunes para España están empezando a mostrar "de una forma muy clara y evidente que estamos en las últimas fases de la transmisión", a la vista de estos ejemplos, Simón ha señalado que "tenemos que seguir teniendo cuidado". Por eso, durante los últimos días ha insistido en que no se trate la desescalada como una carrera entre comunidades autónomas y ha advertido del "altísimo riesgo de dar un paso atrás", hacia un repunte de la epidemia.

Situación y capacidad deben conjugarse para no retroceder en esta desescalada, según el criterio de los expertos. En el primer grupo, se encuentran valores numéricos como el número de casos, su incidencia acumulada o la tasa reproductiva. En el segundo, están otros como la disponibilidad de UCI o la capacidad de seguimiento. ¿Qué puede aprender España de los rebrotes de Corea del Sur o China?

No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

Hola soy Luis, y esto es "El Método"

Covid19 se ha extendido prácticamente por todo el planeta

con efectos devastadores para algunos países.

Pero, algunos han logrado frenar la curva,

sorprendentemente rápido.

En el podio de la lucha contra Covid destaca, sobre todo, Corea del sur.

Hoy nos vamos al sureste asiático para averiguar cómo lo han hecho.

Vamos.

Pocos días después de declarar a la pandemia,

el doctor Pedros puso a Corea del sur como ejemplo.

¿Qué cartas ganadoras han hecho de Corea del sur una ganadora

en el póquer contra el virus?

Porque mirad esta curva.

Un país que no se ha confinado masivamente, aunque ojo,

eso no significa que estén totalmente fuera de peligro,

como acaba de decir el presidente coreano.

Mirad esto.

Los coreanos luchan con cartas ganadoras,

pero, ¿cómo las consiguieron?

Vamos a conectar con Ana Isabel Ferrer,

investigadora de un laboratorio surcoreano.

Hola Ana.

¿Qué destacarías más de lo que has vivido en Corea?

Pues, básicamente, ha sido la información.

Ha fluido la información desde el momento uno.

Se tenía localizados a todos los casos de infectados

por medio de aplicaciones web del gobierno,

por medio de aplicación de voluntarios;

y claro, al tener localizados los infectados,

la gente se siente como más tranquila de saber que no ha estado en contacto

Esto que cuenta Ana se conoce como: contact tressing

y es una técnica esencial para romper la cadena de contagios

que podéis ver, por ciento, en este gráfico.

Averiguamos qué contactos ha tenido el paciente infectado.

Los contactamos a su vez, para: uno, saber si tienen síntomas

dos, pedirles que se aíslen durante la incubación,

por si se hubieran infectado,

y tres, los observamos durante el periodo de incubación,

por si tenemos que ir a buscar a sus contactos también.

Pero en una situación tan exploxiva como la de Covid19,

los expertos convienen en que necesitamos actualizarnos

al contact tressing 2.0,

y usar apps que automaticen el proceso,

como os contamos en un reciente episodio,

como por ejemplo esto que veis aquí, que indica los casos registrados,

para cualquier ciudadano,

así cualquiera puede tomar medidas adecuadas.

Volvamos con Ana.

Ana, ¿qué más medidas se implementaron?

Todos hemos usado mascarillas desde el primer momento,

porque todos tenemos las mascarillas dadas...

los altos niveles de contaminación en las ciudades

todos siempre tenemos mascarillas en casa.

Entonces todos vestimos mascarillas, nunca ha habido desabastecimiento.

¿Nos vemos aquí todos los mediterráneos con mascarilla

y problema resuelto, así fácilmente?

Pues según el filósofo Nemrod Carrasco,

esto no es tan fácil de importar.

Escuchadle.

Es que hay diferencias culturales

que me parece que hacen,

que esos trasvases no se puedan realizar

de una manera tan automática, en países como Europa,

donde el individualismo está asumido

como un valor prácticamente incuestionable.

Se me hace muy difícl pensar que este tipo de medidas sanitarias

se pudieran implementar con la misma facilidad

o la misma docilidad, por ejemplo, como la que ha mostrado una población

como la coreana.

Practicando el coreano que aprendí en mis clases de taekuondo,

hablemos con el profesor Sang Mo Shin.

(HABLA EN COREANO)

¿Cuáles han sido los factores que han permitido a Corea actuar

con tanta precisión?

En 2015 Corea del sur sufrió un brote de Mers.

Uno relativamente corto, duró de mayo a julio,

y afectó tan solo a 186 personas pero, ojo, porque murieron 38.

Para entender mejor en qué se parecen las situaciones,

dejadme llamar al amigo Carles Martínez

virólogo del Mount Sinai en Nueva York.

Carles, ¿en qué se parecía el Mers a este Covid19?

Es el mismo tipo de virus, de la familia de los corona virus,

y tiene un mecanismo de entrada muy igual, se infecta igual,

tiene el mismo tipo de patología.

Si ves los síntomas de la gente que se infectó con Mers

empieza muy parecido,

porque si yo te digo,

tiempo de incubación entre 2 y 14 días.

Primeros síntomas, fiebre, un poco de dolor de garganta

tos, dolores musculares.

Esto te sonará que es el Sars, básicamente.

Ahora volvemos con Carles, pero esperad.

Ana, ¿tú también viviste aquello en Corea, verdad?

¿Qué fue diferente?

Fue completamente diferente.

La poca información que había, fue con cuentagotas.

Nos dimos cuenta de que algo malo sucedía en el país,

cuando vimos unas cintas rojas gigantescas alrededor del hospital.

Todos nos empezamos a preocupar en plan de...¿qué pasa?

Y ya claro, pues del boca a boca nos enteramos de que había un virus.

Luego, tambien es cierto de que como en Corea la salud es privada,

la gente tiene miedo a ir a los hospitales a preguntar,

todos teníamos resfriadillos durante aquella época,

entonces te daba como cosa ir al hospital

a no ser que estuvieras muy, muy malo

tu no ibas al hospital a hacerte pruebas o preguntar.

Las pruebas, los tests han sido una herramienta fantástica

en el control de la pandemia.

En eso coincide también Sang Mo Shin.

La gracia es, que para hacer un test,

sigues el mismo proceso que para comprar una hamburguesa

sin bajarte del coche.

Esto ha permitido acelerar la toma de muestras

al tiempo que maximizar la seguridad del proceso.

Sin olvidar que, mola mucho, ¿no?

¿O eso lo dice el nerk que llevo dentro?

Permitidme que os muestre los números de la pandemia.

Mirad, desde que comenzó el brote en Corea han realizado todos estos test

Claro, esto es hoy, cuando estamos grabando esto,

pero amigos del futuro, tenéis los datos actualizados en:

Ahora sigamos escuchando al doctor, Sang Mo Shin.

Ana, ¿cómo se llevaba a cabo este aislamiento?

El confinamiento no era obligatorio. Una cuarentena en casa.

Entonces el gobierno para asegurarse de que tú te quedabas en casa

y que cumplías con esa cuarentena te envían unas cajas

que es como la compra de dos semanas,

para pasar esos 14 días que tienes que estar en tu casa.

Entonces tú no tienes que salir a comprar nada.

Bueno, vamos a concluir con Carles Martínez.

Carles, ¿cómo resumirías lo que hizo Corea,

y cómo influyó el susto y los problemas que tuvieron

en aquel episodio de Mers de 2015, hoy?

Corea hizo un poco lo que está haciendo todo el mundo,

lo que pasa que lo hizo en 2015.

¿Y qué mejoraron a raíz de eso?

Primera cosa, Gran Hermano:

hablar con las compañías telefónicas de Corea del sur,

y controlar el movimiento de ciertos individuos que dieran positivo

para una infección viral.

Esa app de Gran Hermano que comenta Carles, se llama:

Self Quarantine Safety Protection app.

Su uso es obligatorio y está supervisado

por el centro para el control de enfermedades coreano.

A cualquier persona sospechosa le queda prohibido salir de casa,

algo que el gobierno sabe bien, pues están geolocalizados.

Si desarrollas síntomas, debes realizar un test,

sin salir del vehículo, como explicamos antes.

Ese paciente recibe los resultados 24 horas más tarde en la aplicación

para iniciar o no su confinamiento.

Segundo punto muy importante:

hacer acopio y hacer un inventario de mecanismos sanitarios.

Ventiladores, guantes, mascarillas, personal de protección,

sanitarios, hacer los hospitales con más presupuesto...

La otra cosa que se ha ido haciendo.

Esto no se hace de un día para otro.

Pues, ahí lo tenemos, el póker, qué digo, repóker de ases coreano

del que hablaba Pedros:

educación, test, mascarillas, contact tressing y aislamiento.

Carles, ¿cuál ha sido para ti la clave

de ese llamado milagro coreano?

Ellos ya habían hecho los deberes y habían estudiado,

no porque fueran más listos sino porque tuvieron un susto.

Y nosotros, el susto lo tenemos ahora.

No, no hubo milagro coreano.

Los que quieren escurrir el bulto tal vez prefieran explicar,

por intercesión divina,

dos cosas perfectamente explicables.

Corea aprendió de casos anteriores,

Corea hizo caso a los científicos y decidió preocuparse,

además de ocuparse, de una eventual pandemia.

¿Qué nos queda al resto?

Ya que no hemos escarmentado en cabeza ajena,

al menos hacerlo en la propia

y que la próxima vez que, os recuerdo, no es cuestión de si

si no de cuando llegue otro bicho, nos pille preparados.

Capítulo 11: El modelo coreano

Corea del Sur: registro de clientes y aislamiento

Corea del Sur, que en febrero se convirtió en el mayor foco de la epidemia fuera de China, reportó el domingo un rebrote con 34 nuevos casos detectados el sábado -ocho importados y 26 comunitarios- la mayor cifra diaria desde el pasado 9 de abril, debido a un foco en el barrio de Itaewon, una zona de ocio nocturno de Seúl, cuyos locales han sido cerrados al público. Las autoridades surcoreanas, que también se han apoyado en la tecnología para hacer el seguimiento de la enfermedad, tratan ahora de localizar a unas 3.000 personas que visitaron estos clubes

El alcalde de Seúl, Park Won-soon, ha asegurado que tienen datos de 5.517 clientes que estuvieron en alguno de los cinco locales afectados -los cuales registraban los nombres y teléfonos de todo el que entraba- entre el 30 de abril y el 5 de mayo. En una entrevista con la radio pública KBS, ha explicado que, de momento, se ha contactado con 2.405 para que se sometan a test y se aíslen, aunque se estima que otras 1.982 pudieron dar datos falsos al tratarse de establecimientos ligados a la comunidad LGTBI, fuertemente discriminada en Corea del Sur.

Por otra parte, las autoridades surcoreanas han enviado mensajes SMS a todos los números del país pidiendo que aquellos que visitaron los cinco establecimientos en esas fechas se sometan a test PCR y se aíslen 14 días aunque den negativo. Asimismo, sopesan la posibilidad de acabar multando a quienes estuvieron en dichos bares si finalmente no cooperan.

Repuntes por coronavirus en China y Corea del Sur

Esta situación ha llevado a la patronal de discotecas española Spain Nightlife a reclamar al Gobierno la posibilidad de tomar la temperatura a sus clientes cuando puedan abrir sus puertas en la Fase 3 de la desescalada del confinamiento, ya que el derecho de admisión no les habilita para dicha práctica.

Esta medida "está protegida por el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo y por la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales", explica en declaraciones a EFE el secretario general de Spain Nightlife, Joaquim Boadas, que recuerda que la toma de temperatura está incluida como requisito en un distintivo sanitario internacional promovido por la Asociación Internacional de Ocio Nocturno. Ahora bien, para aplicarla en España, Boadas señala que "sería necesaria la aprobación de una norma con rango de ley", porque "una Orden Ministerial no sería suficiente".

China: cierre de fronteras y observación

China fue el primer país en alcanzar el pico de la pandemia el pasado 14 de febrero y desde el 7 de abril ha comenzado a realizar una lenta desescalada diferenciado por territorios, con seguimiento por barrios y apoyada en aplicaciones tecnológicas de monitorización de la población. Sin embargo, después de sumar 13 nuevos casos en los últimos ocho días, entre el domingo y el lunes ha notificado 31, de los que nueve son importados y 21 contagios locales.

Hubei, la provincia cuna del brote, suma seis contagios a nivel local, mientras que el otro foco se ha dado en las regiones nororientales de Jilin, Liaoning y Heilongjiang. En cuanto a los importados, la Comisión Nacional de Salud china explica que siete se han detectado en la región autónoma de Mongolia Interior y otros dos en Shanghái.

Estos casos preocupan a Pekín hasta el punto de decretar la prohibición de entrada al país a los extranjeros, desde el 28 de marzo, y el cierre de su frontera con Rusia en el noreste del territorio chino. Además, la ciudad de Shulan, perteneciente a Jilin, ha aumentado su nivel de respuesta de emergencia al nivel alto y ha puesto bajo observación médica a contactos cercanos con los contagiados confirmados.

"Es necesario tener capacidad de diagnosticar los casos y de hacer seguimiento antes de que se puedan producir nuevos contagios", ha explicado en TVE la experta de la Sociedad Española de Epidemiología y SESPAS, Andrea Burón.

En este sentido, España ha pasado de hacer más de 930.000 pruebas PCR el 13 de abril a 1,3 millones entre este tipo de pruebas y tests de anticuerpos 15 días después. No obstante, a fecha 10 de mayo, se realizaban 34,76 tests por cada 1.000 habitantes, lejos de los 155,95 que hacía Islandia o los 47,66 de Portugal.

Alemania: precaución, pero descarta un nuevo foco

En cuanto a Alemania, cuyo pico se registró el 27 de marzo y donde la desescalada comenzó el pasado 20 de abril, el Instituto Robert Koch ha advertido de un incremento en la tasa reproductiva del virus. El número R ha pasado de un mínimo de 0,65 contagios nuevos por cada persona infectada a 1,1. Esto "hace necesario observar muy de cerca el desarrollo durante los próximos días", ha advertido el organismo encargado de hacer el seguimiento de la epidemia, que señala que "todavía no es posible establecer si la tendencia descendente en los casos observada en las últimas semanas continuará o las cifras volverán a crecer".

Por su parte, en declaraciones de un portavoz recogidas por la agencia Reuters, el Ministerio de Salud alemán ha asegurado que se está tomando en serio estos datos, pero que cree que el número reproductivo más alto no significa que haya un brote fuera de control.

Es necesario monitorizar tanto el número de reproducción del virus como la incidencia acumulada, explica la epidemióloga Andrea Burón, que destaca que estos valores "nos da información de cuántos contagios hay y cómo de transmisible" es la enfermedad.

"La orientación por fases da un marco que, aunque no podamos hablar de fechas concretas, es una estimación de un calendario en el que podemos movernos", asegura la especialista, que insiste en que, aunque las fechas son realistas "hay que tener ese margen de precaución". "Gran parte de la responsabilidad recae en cada uno de nosotros como ciudadanos", recuerda. 

La situación epidemiológica del coronavirus, la posibilidad de monitorizarla y la capacidad sanitaria en cada una de las regiones son factores fundamentales que se han de tener en cuenta durante las fases de la desescalada para evitar el retroceso que podría suponer un rebrote.

Noticias

anterior siguiente