Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La industria automovilística para por el coronavirus con una cascada de ERTES a la vista

Por
 Empleados de Nissan en Barcelona cortan las carreteras para exigir un plan de futuro
Imagen de archivo de una fábrica de automóviles

El grupo automovilístico francés PSA, que engloba la producción de marcas como Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall, ha anunciado este lunes el cierre progresivo de todas sus plantas de producción en Europa, incluidas las españolas de Madrid, Zaragoza y Vigo, a causa de la aceleración de la crisis del coronavirus que en España ha dejado 309 muertos y más de 9.000 contagiados.

La clausura afecta a las factorías de ensamblaje de coches, pero también a las de mecánica donde se producen motores u otros componentes, ha señalado a Efe un portavoz.

Y no es la única empresa del sector que ha tomado medidas ante la pandemia que vienen precedidas de una cascada de ERTES: Seat ha anunciado que realizará un expediente de empleo temporal para 14.812 trabajadores y Renault ha anunciado el cierre de sus cuatro fábricas en España durante el estado de alarma.

Cierre de la fábrica de Madrid

En un comunicado, PSA ha explicado que la decisión tomada por el presidente del consejo de administración y la unidad de crisis se debe a la aceleración del número de contagios observados en las proximidades de algunos de esos centros, por los problemas de aprovisionamiento y por la abrupta caída de las ventas de coches.

Este lunes está programado el cierre de la fábrica francesa de Mulhouse y la española de Madrid. El martes se sumarán otras tres en Francia (Poissy, Rennes y Sochaux), una en España (Zaragoza), dos en Alemania (Eisenach y Rüsselheim), una en el Reino Unido (Ellesmere Port) y una en Polonia (Gliwice).

El miércoles cesarán su actividad las factorías de Hordain (Francia), Vigo (España) y Mangualde (Portugal). El jueves, por último, lo harán las de Luton (Reino Unido) y Trnava (Eslovaquia).

En cada una de ellas, los procedimientos de cierre se harán en coordinación con los representantes de los trabajadores, subrayó la empresa.

Otras empresas del sector del automóvil han parado total o parcialmente su actividad en Europa. El fabricante de neumáticos Michelin ha indicado este lunes que ha suspendido la producción en sus plantas de Francia, España e Italia, lo que afecta a 20.000 trabajadores.

Seat aplica un ERTE a sus 14.000 trabajadores

La automovilística Seat aplicará en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) que afectará a 14.812 trabajadores y que mantendrá cerrada la fábrica de Martorell (Barcelona) de 5 a 6 semanas, según fuentes sindicales.

La dirección de la compañía, que forma parte del Grupo Volkswagen, ha comunicado formalmente esta decisión esta tarde al comité de empresa, con el que se encuentra reunida para cerrar los flecos de esta medida, con la que quiere afrontar los efectos del coronavirus. Las mismas fuentes han explicado a Efe que las negociaciones con los sindicatos seguirán este martes.

Renault España para su actividad durante el estado de alarma

Renault ha decidido este lunes parar toda su actividad industrial en España durante el estado de alarma y ha anunciado la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para este periodo inicial de 15 días.

A través de un comunicado, el Grupo Renault ha informado de que esta decisión ya ha sido trasladada a la Junta de Portavoces del Comité Intercentros de la multinacional, al tiempo que ha agradecido la "responsabilidad" con la que todo el personal está afrontando esta "complicada situación".

Según la compañía, la salud de sus trabajadores ha sido la "prioridad" para el Grupo Renault desde que se inició la pandemia del COVID-19, por lo que "desde el primer momento se tomaron todas las medidas de prevención dispuestas por las autoridades sanitarias".

De este modo, "dado el avance de la pandemia en España y tras la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno", el Grupo Renault ha decidido parar su actividad industrial y aplicar un ERTE en este lapso, inicialmente previsto de 15 días, pero que podría prorrogarse previa aprobación del Congreso de los Diputados.

Reactivación de la actividad comercial tras la crisis

La compañía prevé que la actividad comercial se reactive de forma "rápida" tras la crisis, por lo que una vez finalizada la misma, se pondrán en marcha "las medidas oportunas acordadas con la representación social que permitan poder trabajar lo necesario para satisfacer la importante demanda comercial" prevista.

Del mismo modo, la compañía francesa ha anunciado este lunes el cierre por un periodo indefinido de sus fábricas en Francia a causa de la crisis del coronavirus.

Desde primera hora de este lunes, Renault España había detenido el funcionamiento de su fábrica de Sevilla (cajas de cambios), las dos de Valladolid (una de motores y otra de ensamblaje de automóviles) y la Palencia (también de montaje de coches).

Además, Volkswagen ha puesto en marcha el proceso de solicitud de un ERTE para su planta de Lanbaden (Navarra), que cesó su actividad el domingo y emplea a unas 4.800 personas, por "causa de fuerza mayor" ante la falta de personal por el coronavirus y para garantizar la salud de los trabajadores.

El acuerdo, pactado a comienzos de mes en previsión de que el coronavirus afectara a la producción, "estará supeditado y será revisable en función de lo que establezca el Gobierno para esta situación".

Noticias

anterior siguiente