Enlaces accesibilidad

PP, Vox y Cs piden que no se destruyan las grabaciones de Barajas tras la reunión de Ábalos y Delcy Rodríguez

  • Los tres partidos piden medidas cautelares antes de que expire el plazo máximo de conservación de las imágenes
  • Vox presenta una querella en el Supremo y Cs denuncia a Ábalos ante la Fiscalía por prevaricación y desobediencia

Por
PP, Vox y Cs piden que no se destruyan las grabaciones del encuentro entre Ábalos y Delcy Rodríguez en Barajas

El Partido Popular, Vox y Ciudadanos se han sumado en sendas acciones judiciales para evitar el borrado de las cámaras de seguridad y evitar que "se destruyan las pruebas de las grabaciones"  del aeropuerto de Madrid-Barajas tras la reunión que mantuvieron el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, el pasado 20 de enero, a lo que Ciudadanos y Vox han añadido además una denuncia y una querella criminal contra el ministro por los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha anunciado este martes que su partido ha acudido a un juzgado de guardia "a dos días de que puedan ser destruidas" esas grabaciones, y después de haber solicitado ya mediante acta notarial que no se destruyeran y también el acceso al registro de llamadas del ministro durante esa noche.

Además, el PP ha registrado la petición de comparecencia del presidente de Aena para que dé explicaciones sobre el encuentro entre Ábalos y Rodríguez en una sala VIP del aeropuerto de Madrid-Barajas, y ha criticado que la empresa pública que gestiona los aeropuertos "tampoco haya dicho nada" en dos semanas.

"Hemos ido a un juzgado de guardia para pedir amparo porque creo que lo que está pasando en relación con Venezuela es un cambio de posición tremendamente injusto con la heroica oposición venezolana, pero sobre todo creo que es algo vergonzoso para España", ha afirmado, para denunciar que el "régimen dictatorial" haya torturado, asesinado y echado al exilio a millones de personas que se "morían de hambre".

Y ha advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que se acabarán sabiendo los "vínculos" de Podemos con el régimen chavista y los del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero con el de Nicolás Maduro.

Vox y Cs denuncian a Ábalos por prevaricación

Por su parte, Vox ha presentado ante el Tribunal Supremo una querella criminal contra el ministro de Transporte, por un delito de prevaricación administrativa, al tiempo que ya había solicitado a la Fiscalía que requiera las grabaciones u otros elementos probatorios antes de que puedan ser borrados.

La diputada Macarena Olena ha dicho en el Congreso que el plazo máximo de conservación de las grabaciones vence el próximo jueves, por lo que es preciso adoptar alguna "medida cautelar de aseguramiento", como realizar una copia para evitar que se pueda producir una "destrucción de pruebas esenciales".

También ha pedido preservar el registro de Delcy Rodríguez como pasajera, de su salida de España y las grabaciones de las cámaras de seguridad de las zonas del aeropuerto por las que habría pasado, así como los partes de trabajo, turno e incidencias que hubieran realizado en el intervalo de tiempo analizado por los trabajadores de las empresas indicadas

Igualmente, Ciudadanos ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el ministro Ábalos por los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia a raíz del encuentro que mantuvo con Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Barajas. 

Para el partido naranja, se trata de un hecho "de especial gravedad" puesto que Rodríguez tiene prohibida su entrada en el espacio Schengen por las sanciones de la Unión Europea al gobierno de Nicolás Maduro.

Ciudadanos también quiere que se soliciten a la Policía Judicial las cintas de grabación en la terminal ejecutiva del aeropuerto, para comprobar que Rodríguez "estuvo en suelo español incumpliendo el mandato de prohibición de entrada a suelo europeo". Y añade la petición de otras diligencias, como identificar a los agentes que estaban en la zona de tránsito del aeropuerto, citar como testigos a dos empleados de seguridad del control de tránsito y la lista de personas que estuvieron en la sala VIP de la terminal ejecutiva del aeropuerto el día del encuentro de Ábalos con la número dos de Maduro.

El Gobierno: "El tema no da más de sí"

Sin embargo, a juicio del Gobierno, esta ofensiva judicial de la oposición solo pretende estirar una polémica "que no da más de sí", y por la que el Ejecutivo no está "en absoluto" preocupado respecto al futuro del ministro de Transporte.

"Ábalos cumplió con su obligación de evitar un conflicto diplomático", ha insistido la ministra portavoz, María Jesús Montero, preguntada por este asunto tras el Consejo de Ministros de este martes, y dando por agotada esta polémica en el momento en que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, "salió al paso para decir que el presidente del Gobierno fue el primero en reconocerlo" en esa función.

"España tiene problemas muy urgentes, y nos llama la atención que el principal partido de la oposición esté más preocupado por esta cuestión, y crea de forma errónea que este tema puede desgastar al Gobierno". "Este tema ha tenido un recorrido irracional para la materia de la que se trata", ha querido zanjar Montero.

Noticias

anterior siguiente