Enlaces accesibilidad

La creación de empleo se estanca, con el menor aumento de afiliados en septiembre desde 2013

  • La Seguridad Social suma solo 3.244 afiliados más que en agosto, gracias a las incorporaciones en educación
  • El paro sube en 13.907 personas, aunque es la manor subida en el mes de septiembre en más de una década 

Por
La creación de empleo se estanca: la Seguridad Social suma solo 3.244 afiliados

El mercado laboral español agota la inercia positiva de los últimos años, lastrado por la desaceleración económica, aunque aún se beneficia del impulso: en septiembre, la Seguridad Social sumó 3.224 afiliados, apenas un 0,02 % más que en agosto, lo que representa la menor cifra de creación de empleo desde 2013, cuando todavía se destruían puestos de trabajo por la crisis, mientras que el número de parados volvió a crecer, con 13.907 personas más registradas en las listas, si bien ese aumento es el menor en este mes desde hace más de una década.

El final de la temporada turística, que suele pesar sobre las cifras del paro de septiembre, este año lastró en mayor medida los resultados de agosto, al tiempo que otros sectores, como la educación y la agricultura, han compensado las pérdidas de la hostelería en el último mes. Sin embargo, el frenazo en la creación de empleo es ya evidente: respecto a septiembre de 2018, la afiliación media de la Seguridad Social sube en 460.739 personas, un 2,44 %, el menor incremento desde 2014.

En total, el sistema registró en septiembre 19.323.451 ocupados, lo que representa, según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, "la mayor cifra de ocupación en este mes desde que hay registros". Y, aunque se recupera la senda positiva, se antoja improbable volver a alcanzar el récord de cotizantes que se marcó en julio, con 19.533.211 afiliados de media.

Algo similar ocurre con la barrera de los tres millones de parados, que hace pocos meses parecía al alcance de la mano y que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, prometió quebrar en su fallida sesión de investidura. Así, el número total de demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo Estatal se queda en 3.079.711, lo que, a pesar de las subidas de los dos últimos meses, es la cifra más baja en un mes de septiembre desde 2008, con 122.798 personas menos, un 3,83 %, en las listas de desempleados que en el mismo mes del año pasado.

Más paro en los servicios, mientras sube la educación y la agricultura

El aumento del paro en septiembre se debe fundamentalmente a la caída del empleo en los servicios, donde se registran 24.419 parados más, un 1,14 %, ya que en el resto de sectores se reduce el número de desempleados: en agricultura baja en 9.601 (un 6,72 %); en industria, en 2.460 (un 0,93 %); en construcción, en 7.599 (un 2,91 %); e incluso entre los trabajadores sin empleo previo desciende un 3,53 %, con 9.148 demandantes menos.

La misma tendencia se observa en los datos de la Seguridad Social, que permite afinar en mayor medida. Así, la hostelería pierde 44.346 afiliados de media, un 2,99 % menos que en agosto, y el comercio se deja otros 34.330 cotizantes, un 1,38 % en otro de los principales sectores empleadores del país.

Unos descensos que se compensan en educación, que se anota 45.521 afiliados, un 6,02 % más, con el inicio del curso escolar. También destacan las actividades administrativas y servicios auxiliares, con 21.681 cotizantes más (un 1,62 %), y la industria manufacturera, que suma 11.888 (un 0,64 % más).

Por último, hay un impulso considerable desde la agricultura: mientras el Régimen General de la Seguridad Social apenas logra 139 afiliados más de media, hasta un total de 15.987.768 ocupados, el Sistema Especial Agrario se anota en septiembre 26.285 cotizantes más, un 3,74 %.

Más contratos indefinidos

En última instancia, los vaivenes sectoriales revelan que el mercado laboral español vuelve a sangrar por la estacionalidad: en términos desestacionalizados, el paro se reduce en 28.629 personas respecto al mes de agosto. También mejora, como es habitual en septiembre, el porcentaje de contratos indefinidos, que, con 238.723, se aúpa hasta el 11,4 % de los 2.094.635 que se firmaron en total, aunque otro 88,6 % fueron contratos temporales, con 1.843.926, o de formación, con 11.986.

Por sexos, la subida del paro se cebó en las mujeres, con 10.725 desempleadas más, hasta un total de 1.828.991, mientras que el desempleo masculino repunta en 3.182 personas, de forma que hay 1.250.720 hombres parados. Sin embargo, la afiliación aumenta entre las mujeres, con 38.302 más de media, hasta un total de 8.952.035, mientras que los hombres pierden 35.078 cotizantes, para quedarse en 10.371.416.

En cuanto a la edadson los jóvenes quienes soportan el aumento del desempleo: hay 22.694 jóvenes menores de 25 años más apuntados a las listas del paro, frente a la mejora de los mayores de 25 años, entre quienes el desempleo bajó en 8.787 personas.

Por regiones, el paro baja en ocho Comunidades Autónomas, con País Vasco y Castilla-La Mancha a la cabeza: registran 2.444 y 2.145 parados menos, respectivamente. Por el contrario, otras nueve se anotan subidas, entre las que destacan Andalucía, con 4.866 parados más; Extremadura, con 4.025 más; y Galicia, con 3.164 nuevos desempleados.

El Gobierno admite el parón, pero destaca que el empleo resiste

Tras la publicación de los datos de empleo, el Gobierno ha admitido el parón en la creación de empleo, si bien ha defenedio que el mercado laboral español resiste la desaceleración: "Ni agosto ni septiembre son buenos meses para el empleo", ha subrayado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, según recoge Efe. En la misma línea se ha expresado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, quien ha reconocido, no obstante, el "evidente enfriamiento de los datos económicos en la creación de empleo".

"Estamos en un contexto de ralentización del mercado laboral" al igual que de la economía, ha abundado, a su vez, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, si bien ha insistido en que los datos de empleo muestran que España está capeando "mejor que otros países" la incertidumbre global.

Desde los sindicatos, UGT y CC.OO. han criticado la "excesiva flexibilidad" que tienen las empresas para contratar, despedir y ajustar sus plantillas, por lo que han urgido a derogar la reforma laboral del PP porque "impide la recuperación económica".

Por su parte, la CEOE ha pedido medidas que no comporten subidas de los costes laborales para poder hacer frente a la "desaceleración" del empleo y ve "desaconsejable" limitar los mecanismos de flexibilidad interna.

Noticias

anterior siguiente