Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Una de las grandes dudas que están surgiendo estos días es qué administraciones públicas reabren, qué podemos hacer presencialmente y qué no. Las oficinas de la Agencia Tributaria fueron las primeras en abrir el pasado 26 de mayo, pero siempre con cita previa, aunque todos los trámites siguen estando disponibles a través de su web. Las siguientes en levantar la persiana serán las oficinas de empleo. Abren desde el lunes 15 de junio, tras 90 días con las puertas cerradas, en los territorios en fase 3. En Madrid y en parte de Castilla y León y Cataluña esa reapertura se retrasa al 22 de junio. Una vuelta a las ventanillas que está siendo polémica. Parte de la plantilla teme abrir por las amenazas que han recibido al retrasarse el pago de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

María Fernández, administrativa del Servicio Público de Empleo y delegada del sindicato CSIF, ha explicado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que hay mucha gente que aún no ha cobrado el ERTE y que temen que acuda a pedir explicaciones cuando abran las oficinas. “Tenemos miedo a abrir antes de que el dinero llegue a todas las familias porque yo he recibido insultos, cuando salimos hacia nuestra casa tenemos que salir corriendo, pegan golpes en los cristales”, ha asegurado Fernández. “Si abrimos es normal que la gente venga a agolparse a las oficinas porque muchos no tienen para comer; yo como madre, lo entiendo, si no tengo para dar de comer a mis hijos y alguien tiene mi dinero voy a buscarlo como sea. La desesperación provoca situaciones complicadas y puede pasar algo que nadie quiere que pase”, ha recalcado.

Fernández ha asegurado que los empleados del SEPE están desbordados por la avalancha de solicitudes que tienen que atender. “De un día para otros cuatro millones de personas se vieron inmersas en un ERTE y nuestra plantilla era de 6.000 funcionarios. Es imposible gestionar esa cantidad de expedientes”, ha dicho Fernández. “En mi oficina de Baleares trabajamos cinco personas y recibimos más de 150 solicitudes por día. Es inviable, el colapso va a seguir durante meses”, ha insistido.

El Consejo General de Gestores Administrativos calcula que hay 900.000 afectados por ERTE derivado de la crisis del coronavirus que todavía no han cobrado su prestación en España. Sin embargo, el SEPE, encargado de pagarlas, señala que las prestaciones atrasadas ya se han pagado salvo las que tienen errores de forma, ajenos al organismo, que están trabajando en resolver. [Coronavirus: última hora en directo]

Para el sindicato CSIF, el problema está en la sobrecarga de trabajo de los empleados del SEPE, que han visto cómo el número de expedientes se multiplicaba por seis de media y su plantilla solo aumentaba un 10 %. Mientras tanto, y casi dos meses después de que las empresas presentaran los expedientes, los trabajadores reclaman el cobro de la prestación: "No tenemos para comer".

El acuerdo entre el Servicio Público de Empleo (SEPE) y la patronal del sector financiero intenta aliviar la situación de las personas sujetas a un ajustre temporal de empleo que todavía no han podido cobrar. Unas 300.000 según los últimos datos facilitados por el Gobierno. Los bancos que se adhieran podrán pagar la prestación justo cuando les llegue la comunicación del SEPE sin tener que esperar al día 10, la fecha habitual de pago. Los potenciales beneficiarios son aquellos que tengan reconocida prestación desde el 1 de mayo con efecto retroactivo desde el 14 de marzo, fecha en que se decretó el estado de alarma. Los bancos no exigirán a cambio ningúna garantía para los cobros. Informa Esperanza Martín.

Hoy se han conocido los datos del paro del mes de diciembre. El número de desempleados ha descendido en casi 35.000 personas situándose en 3.163.605, la cifra más baja desde 2008. Los datos reflejan que 2019 ha sido séptimo año consecutivo de descenso del paro y el sexto de creación de empleo. La Seguridad Social cerró el año con 384.373 afiliados más. Más datos con Esperanza Martín

En el campo onubense está la excepción a una regla no escrita: la que mes a mes empuja las cifras de empleo maculino por encima del femenino. Ellas han trabajado más en la campaña de recogida de la fresa, la más importante en Huelva. Es empleo temporal. También ellas son mayoría entre los extranjeros contratados en origen Cobran apenas 40 euros netos por jornada. Huelva es la única provincia dónde la balanza se inclina temporalmente a favor de la mujer. En España los hombres siguen con más peso en el empleo, aunque por primera vez ya hay más de 9 millones de afiliadas. El desequilibrio más grande, en Ciudad Real, donde ocupan poco más del 40% del empleo. El jefe de este taller de pieles, con más mujeres que hombres, lo es también de una empresa vinícola, donde ocurre lo contrario. Asegura que en sus empresas no hay diferencia de trato en la selección. Ellos son más en bodegas, con un trabajo más físico. Selecciona personal una mujer, porque la del techo de cristal es otra batalla que se libra en paralelo.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cree que hay "claras deficiencias" en la eficacia de los entre 6.100 y 6.500 millones de euros que se gastan en España en políticas activas de empleo. Por eso, propone implementar herramientas de perfilado, incorporar la evaluación como práctica habitual y diseñar una estrategia que involucre a los agentes locales. Además, aboga por revisar el funcionamiento de los servicios públicos de empleo y cuestiona que se dedique un 40% del total a incentivos a la contratación.

Las personas inscritas en el Servicio Público de Empleo (SEPE) lo hacen casi siempre porque quieren cobrar el paro o porque necesitan ayuda para encontrar trabajo. Ellos son una parte de los parados que hay en España, pero no todos. Lo ideal es que el paro registrado baje porque esas personas ya han encontrado empleo. Pero puede ser por otras causas: también disminuye cuando alguien no renueva su demanda de empleo, sea por olvido o por desánimo, o porque se va a buscar trabajo a otro país. Así que un parado menos no siempre es un sinónimo de un empleo más.

Más de 90.000 personas dejaron de estar en las listas de los servicios públicos de empleo en el mes de abril, un descenso de casi el 3%. Aun así, el número de parados está por encima de los 3.100.000. En abril cayó el paro en prácticamente todos los sectores pero con especial intensidad en servicios: 81.000 parados menos, sobre todo por los contratos del turismo para Semana Santa.

  • Es la menor caída del paro para un mes de julio desde el año 2009
  • El número de parados se ha reducido en 347.137 personas en el último año
  • El desempleo cae en todos los sectores, salvo en agricultura y pesca
  • Sube el paro entre los jóvenes menores de 25 años tras cuatro meses bajando
  • Sigue cayendo la proporción de nuevos indefinidos: son el 7,88% del total