Enlaces accesibilidad

El número de afiliados a la Seguridad Social crece hasta su máximo en 11 años y el paro tiene su peor marzo desde 2014

  • La Seguridad Social alcanza los 19.043.079 de afiliados medios, la cifra más elevada desde agosto de 2008
  • El paro baja en 33.956 personas y el número total de desempleados inscritos se queda en los 3.255.084

Por
La Seguridad Social recupera los 19 millones de cotizantes mientras el paro registra su peor marzo desde 2014

La Seguridad Social registró en marzo su mejor dato acumulado en 11 años. El número de afiliados superó la barrera de los 19 millones -algo que no ocurría desde el verano pasado- y se situó en los 19.043.079, la cifra más alta desde agosto de 2008, tras aumentar en marzo en 155.104 cotizantes (0,82%). El paro, mientras, bajó en marzo en 33.956 personas (-1,03%), la reducción más modesta desde hace cinco años. De esta forma la cifra total de desempleados inscritos en las oficinas de empleo se sitúa en 3.255.084.

A diferencia del año pasado, cuando cayó en marzo, en este ejercicio el periodo vacacional de la Semana Santa se encuadra en abril. Pese a esta circunstancia, el número de afiliados en marzo aumentó más que en 2018 y es el tercero más elevado de la serie histórica -que arranca en 2002- tras el de los años 2017 y 2015. En los últimos 12 meses, el sistema ha sumado 541.489 afiliados medios, un 2,93% más. El incremento de la afiliación indica un aumento del empleo, aunque no la cantidad exacta ya que todos los datos reflejan una media mensual.

El efecto del calendario no ha influido, en apariencia, en el comportamiento de la afiliación, de la que ha tirado -como suele ser habitual antes de la Semana Santa- la hostelería. De hecho, los cotizantes medios se incrementaron en 57.401 (4,8%), una cifra muy similar a la del mismo mes del año anterior (58.612). La diferencia que se refleja en las estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social entre un ejercicio y otro es el incremento de la construcción, que suma casi 15.000 afiliados (1,75%).

La afiliación aumentó en todos los todos los sectores del Régimen General. Dentro de él, solo se redujo el número de cotizantes medios en el sistema especial agrario (-1,3%) influido por el fin de algunas campañas agrícolas como la de la aceituna. También hay más cotizantes en el Régimen de Autónomos (0,45%) y en el del Mar (3,18%). Como viene siendo habitual, se redujeron los cotizantes del Carbón: lo hizo en un 1,76% dejando el total de afiliados medios en 1.562.

Por sexos, destaca de nuevo el número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social, que marca un nuevo récord hasta los 8.835.018, el 46,39% del total de ocupados. En cuanto a los hombres, la cifra alcanza los 10.208.558 ocupados. Por regiones, la afiliación creció en todas las comunidades autónomas salvo en Castilla-La Mancha (-0,07%) y la ciudad autónoma de Melilla (-0,05%), destacando los incrementos de Illes Balears (5,59%), Región de Murcia (1,67%) y Cantabria (1,08%).

La reducción del paro se ralentiza

De acuerdo con los datos de Trabajo, en el último año el paro bajó en 167.467 personas (-4,89%), la menor reducción desde 2011 en términos absolutos y desde 2014 en términos relativos, como se muestra en el siguiente gráfico. De hecho, el ritmo de caída del paro se ha frenado casi tres puntos en los últimos 12 meses (entonces cayó un 7,56%) y más de seis puntos en los últimos dos años.

Por sectores, el desempleo se redujo en servicios (32.401 personas), pero lo hizo menos que el año pasado. Peores que los del ejercicio 2018 también fueron los datos entre el colectivo sin empleo anterior, donde subió en 5.278 personas, y en la agricultura (1.722). Mejor comportamiento tuvieron la construcción y la industria, donde el paro bajó en más de 4.000 personas.

Por sexos, el desempleo masculino se sitúa en 1.338.897 personas, al disminuir en 21.328 personas (-1,57%). El número de trabajadoras en paro cayó en 12.268 personas respecto al mes anterior (-0,65%) quedando el registro de desempleo femenino en 1.916.187 personas. De esta forma, el desempleo femenino se reduce casi tres veces más lento que el masculino.

El paro se redujo en todas las regiones salvo en La Rioja (0,73%) y en la ciudad autónoma de Melilla (4,56%). Donde más bajó fue en Illes Balears (-5,79%), Extremadura (-2,72%) y Cantabria (-2,67%). Mientras, por edades, el desempleo bajó más entre los mayores de 25 años (-1,07%) que entre los menores de esa edad (-0,62%).

Baja la proporción de contratos indefinidos

En cuanto a los contratos, de los 1.709.848 registrados solo 179.821 fueron indefinidos, el 10,5% del total, una proporción inferior a la del mes de febrero (10,73%) y a la del mismo mes de año anterior (11,75%).

Esto se explica por dos variables: por una parte porque en marzo de 2019 se firmaron un 7,04% menos de contratos indefinidos que un año antes -esta es la segunda vez que ocurre de forma consecutiva una caída interanual de la contratación indefinida tras 60 meses de subidas- y por otra, por el aumento de número total de contratos debido al crecimiento de los temporales.

De hecho, en marzo se efectuaron 1,53 millones de contratos temporales (un 5,27% más que en 2018), de los que casi un tercio fueron a tiempo parcial (525.357) y el resto, a jornada completa (1.004.670).

Respecto a las prestaciones, Trabajo ha publicado las correspondientes al mes de febrero. Entonces la tasa de cobertura se situó en el 60,9%, dos puntos más que un año antes, según recoge Efe, algo que se debió al descenso del número total de desempleados, ya que el de beneficiarios de prestaciones (1.898.369) disminuyó el 0,8%. Un 43% de ellos eran perceptores de la prestación contributiva y un porcentaje similar, de un subsidio.

Reacciones al dato del paro registrado

El dato de paro registrado es el último que se publica antes de las elecciones generales, aunque antes de los comicios se conocerá la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre. La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha valorado como "razonablemente positivos" los datos del paro registrado y ha calificado de "buen dato" el que por primera vez en un mes de marzo desde 2008 se superan en España los 19 millones de personas afiliadas a la Seguridad Social, según recoge Efe.

Mientras, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha vuelto a negar que la subida del salario mínimo haya tenido impacto sobre el empleo. Granados ha explicado que lo que sí se han visto afectados han sido los ingresos por cotizaciones, que han aumentado el 6,47% en febrero (mes que recoge los empleos de enero) achacable a los incrementos salariales.

Los sindicatos mayoritarios, mientras, ponen el acento en la calidad del empleo. Así lo ha señalado el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, quien cree que ahora mismo ese es el gran problema que tiene España y su mercado laboral, que se caracteriza por la precariedad y la temporalidad. UGT, en un comunicado, ha destacado que el empleo creado en marzo se caracteriza por ser temporal, estacional y precario, lo que refleja un mercado laboral "frágil e injusto". Las dos centrales sindicales han pedido la derogación de las reformas laborales.

Noticias

anterior siguiente