Enlaces accesibilidad

Bruselas acusa a Telefónica Deutschland de no cumplir sus compromisos en la compra de E-Plus

  • La operadora se comprometió a ofrecer servicios mayoristas de 4G a los mejores precios, para garantizar la competencia
  • Por primera vez, la Comisión abre una investigación a una empresa por incumplir sus compromisos

Por
Sede central de Telefónica en Madrid
Sede central de Telefónica en Madrid. REUTERS/Juan Medina

La Comisión Europea (CE) acusa a la filial alemana de Telefónica de incumplir sus compromisos en la compra de la operadora E-Plus en 2014, algo que de probarse podría acarrear multas, la revocación de la autorización o ambas cosas.

Es la primera vez que Bruselas envía un pliego de cargos a una empresa acusándole de no respetar los compromisos pactados para conseguir su autorización para una transacción, lo que implica abrir una investigación para determinar si efectivamente existe un incumplimiento.

En concreto, el Ejecutivo comunitario cree que Telefónica Deutschland no ha implementando correctamente su obligación de ofrecer servicios mayoristas de 4G a todos los actores del mercado interesados a los "mejores precios en condiciones de referencia".

En julio de 2014 Bruselas autorizó con condiciones la compra de E-Plus, la filial alemana de la operadora holandesa KPN, una adquisición que hizo de Telefónica Deutschland el primer operador de telefonía móvil en Alemania y el segundo en Europa.

Servicios de 4G "al mejor precio"

Para evitar los problemas de competencia que podía generar la operación en el mercado alemán, Telefónica se comprometió, entre otras cosas, a proporcionar servicios mayoristas de 4G a todos los interesados a los "mejores precios". Bruselas argumenta en un comunicado que la empresa no ha cumplido al no incluir ciertos acuerdos mayoristas en la referencia utilizada para ofrecer los mejores precios,

De haberlo hecho, terceras empresas "se habrían beneficiado de condiciones más ventajosas de acceso al 4G", por lo que la conducta de Telefónica ha "reducido" la capacidad de estas compañías de competir en Alemania, añadió.

Si la investigación constata este incumplimiento, el Ejecutivo comunitario podría imponer una multa de hasta el 10% de la facturación anual de Telefónica Deutschland a nivel mundial, revocar la decisión de autorizar la compra o ambas. El volumen de negocios de la empresa fue de 7.320 millones de euros en 2018, según los resultados de ese ejercicio publicados este mes por la compañía.

El envío del pliego de cargos es el primer paso de la investigación y ahora Telefónica podrá responder hasta el 5 de julio a las objeciones por escrito y de formal oral, si así lo solicita, ante la Comisión o la autoridades nacionales de competencia.

Noticias

anterior siguiente