Enlaces accesibilidad
Seguridad Vial

La Fiscalía de Seguridad Vial pide que se investiguen las llamadas de móvil hechas antes de los accidentes

  • El uso del móvil fue la causa en una gran parte de las 600 muertes en carretera durante el 2017
  • La Fiscalía ha solicitado que se incrementen los controles de alcohol y drogas

Por
El fiscal de Seguridad Vial pedirá investigar si se usó el móvil antes de un accidente

Barlomé Vargas, fiscal coordinador de Seguridad Vial, ha remitido este jueves un oficio a todos los policías de tráfico para que investiguen la utilización del teléfono móvil, incluso las llamadas previas, en relación con los accidentes de circulación.

La Fiscalía ha considerado que de las 600 muertes que se produjeron en 2017 en las carreteras por salida de vía, una buena parte tuvo como causa el uso del teléfono móvil, por lo que ha exigido una investigación más exhaustiva por parte de los policías. Según recoje Europa Press, Vargas le ha pedido al cuerpo de policía "que lo hagan con todavía mayor esmero y reforzando aún más sus facultades de supervisión".

La medida de investigar el uso del teléfono móvil ha sido anunciada por Vargas en una rueda de prensa para informar sobre los datos de siniestralidad vial, las medidas a tomar y las sentencias dictadas por delitos contra la seguridad vial. Estas últimas, ascendieron el pasado año a 81.951, es decir, el 32% del total de las condenas por todo tipo de delitos en el país, es decir, una de cada tres condenas dictadas, cifra similar a la del año anterior según informaciones de Efe. 

El fiscal pide que aumenten los controles de alcohol y drogas

Del total de condenas, 51.085 han sido por delitos de conducción bajo la influencia del alcohol y tóxicos. En este sentido, la Fiscalía ha destacado que del total de conductores fallecidos con resultado positivo a estas sustancias casi el 76% presentó una tasa de alcohol superior a 1,2 g/L y el 49% superior a los 2 g/L.

Además, el fiscal ha solicitado a las autoridades de tráfico de todas las administraciones que incrementen los controles de alcohol y drogas al volante y de la velocidad, factor este último presente en el 30% de los accidentes. En 2016, un total de 80.831 personas fueron condenadas por delitos contra la seguridad vial en España, lo que representaba el 32% del total de las condenas.

El denominado como 'quinteto de la muerte' según ha resaltado Vargas es el formado por el uso del móvil, los excesos de velocidad y el consumo previo de alcohol, drogas o psicofármacos. Asimismo, ha rechazado que el repunte de la siniestralidad se deba a la mejora de la situación económica o al aumento de los desplazamientos y ha enfatizado que "constituye una excusa para no ofrecer respuestas adecuadas".

Noticias

anterior siguiente