Enlaces accesibilidad

La presencia de la Guardia Civil reduce el impacto de la huelga indefinida del personal de los controles de El Prat

  • Los agentes participan en revisión de equipajes y control del arco de metales
  • Las colas son las habituales en agosto e inferiores a las de los paros parciales
  • Los sindicatos denuncian que se está "violando" el derecho a la huelga
  • "Hay un escrupuloso respeto a la huelga", replica el ministro de Fomento
  • Los trabajadores mantendrán la huelga hasta que haya laudo arbitral
  • El Gobierno anuncia un Consejo de Ministros extraordinario para este miércoles

Por
La presencia de la Guardia Civil reduce el impacto de la huelga en El Prat

La presencia de la Guardia Civil en los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha reducido el impacto de la huelga de 24 horas indefinida de los trabajadores de Eulen con colas habituales para un día normal de agosto e inferiores a las registradas en los paros parciales. La huelga ha empezado este lunes a medianoche después de que este domingo rechazaran por segunda vez la propuesta de mediación de la Generalitat y se mantendrá hasta que haya laudo arbitral, según ha anunciado el comité de huelga en esta primera jornada.

Los guardias civiles están presentes en los filtros de control de pasajeros y comparten con los empleados de Eulen tareas ejecutivas y no solo de vigilancia, como venían haciendo hasta ahora. Los agentes están participando de forma activa en la revisión de equipajes, la petición de la documentación de embarque y control del pase por el arco de seguridad, según informa Efe.

Los sindicatos han denunciado que se está "violando" el derecho a la huelga. El comité ha presentado, de hecho, varias denuncias ante la Inspección de Trabajo en este sentido. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha rechazado esas acusaciones, ha asegurado que existe "un escrupuloso respeto del derecho a la huelga" y ha subrayado que El Prat "ha recobrado la normalidad". En rueda de prensa, además, el titular de Fomento ha anunciado que este miércoles habrá un Consejo de Ministros extraordinario para tratar la situación y avanzar en el laudo arbitral obligatorio.

Tiempos inferiores a los registrados en los paros parciales

El refuerzo de la Guardia Civil y los servicios mínimos del 90% han hecho que el tiempo de espera sea inferior al de los días en los que ha habido paros parciales.

El mayor tiempo de espera -de alrededor de una hora- se ha registrado a las cuatro de la mañana, cuando solo había operativa una de las diez líneas de seguridad abierta en la T-1. A partir de las nueve de la mañana, las colas se han reducido a los 10 minutos habituales con algún repunte hasta los 20 minutos a primera hora de la tarde coincidiendo con el momento en el que solo hay cinco filtros abiertos, según fuentes de El Prat.

Los pasajeros realizan colas sin aglomeraciones, mientras que en los días de más afectación del conflicto atravesaban el vestíbulo y llegaban casi a las puertas de salida de la terminal. Para la jornada de este lunes está previsto que operen 500 vuelos con 91.800 pasajeros.

Los sindicatos ven "ilegal" la presencia de la Guardia Civil

El comité de huelga de Eulen ha calificado de "ilegal" el despliegue de la Guardia Civil en el aeropuerto para reducir los efectos del paro indefinido. "Hoy el aeropuerto está lleno de guardias civiles, no hay colas y se olvida el fondo del conflicto, las condiciones laborales de unos trabajadores que cobran una media de 900 euros y que no puede ni ir a hacer pipí o que se desmayan porque no tienen tiempo para comer", ha afirmado este lunes en declaraciones a Efe el portavoz del comité de huelga, Juan Carlos Giménez.

El comité ha acudido este lunes a la Inspección de Trabajo para denunciar que la empresa ha llamado a empleados de baja o vacaciones para incorporarse como servicios mínimos; que están trabajando personas que aún no tienen contrato y que hay trabajadores que están sufriendo "presiones" por la presencia de la Guardia Civil, según recoge esta misma agencia.

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, el secretario de seguridad de UGT, Sergio Picallo, ha sostenido también que el Gobierno está "violando completamente" el derecho a la huelga de los trabajadores porque "no se puede considerar como una situación de normalidad" que la Guardia Civil esté sustituyendo a los trabajadores.

El PSOE habla de "una forma de esquirolaje"

Por su parte, el secretario de acción sindical de CC.OO. de Construcción y Servicios, Daniel Barragán, ha denunciado en un comunicado que el Gobierno "no respeta las normas básicas de las relaciones laborales" con "una vulneración gravísima del derecho a la huelga".

Desde el PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha afirmado en Cuatro que el uso de la Guardia Civil para garantizar la operatividad del aeropuerto de El Prat "no deja de ser una forma de esquirolaje" que atenta contra el derecho a la huelga.

Desde el instituto armado, el portavoz de la mayoritaria Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan Antonio Fernández, ha señalado que se sienten "utilizados en beneficio de los intereses del Gobierno que, cuando quiere, utiliza a la Guardia Civil para que le saque las castañas del fuego".

De la Serna: "Hay un escrupuloso respeto del derecho a la huelga"

Mientras, ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha felicitado de que "el dispositivo de la Guardia Civil ha conseguido que el aeropuerto de El Prat recobre la normalidad". En rueda de prensa, tras presidir la comisión de seguimiento de la huelga, De la Serna ha afirmado que esto se ha conseguido "con escrupuloso respeto del derecho a la huelga, de la huelga y del cumplimiento de los servicios mínimos", que se están cumpliendo.

El ministro de Fomento ha defendido, una vez más, que la tarea que está desarrollando la Guardia Civil es "la que le corresponde competencialmente" teniendo en cuenta que puede haber un problema de seguridad.

Además, De la Serna ha anunciado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha trasladado su voluntad de convocar una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para analizar la situación en el aeropuerto este miércoles por la tarde. En dicha reunión también se estudiará un informe sobre los ataques al sector turístico, han avanzado a Efe fuentes de Moncloa.

El Gobierno ya ha emprendido los pasos necesarios para aprobar el laudo de arbitraje obligatorio, con la elaboración de un informe previo de la Abogacía del Estado y el posterior traslado del asunto al Ministerio de Empleo. De la Serna ha evitado dar detalles sobre el contenido del laudo, incluso ha eludido confirmar si será aprobado en la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, recoge Servimedia.

El ministro ha explicado, en cuanto a los plazos, que el primer paso es la designación de un árbitro "independiente" y de "prestigio" que deben consensuar empresa y trabajadores, figura que debe elaborar una propuesta "vinculante", que será de obligado cumplimiento para las dos partes, informa Efe. Si no se ponen de acuerdo en el mediador, será el Ministerio de Fomento quien designe uno que trabaje "con profesionalidad e independencia", señala Servimedia.

El Gobierno celebrará un Consejo de Ministros extraordinario este miércoles por la tarde para analizar la situación en el aeropuerto de El Prat tras la convocatoria de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen. Así lo ha confirmado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en una rueda de prensa en Barcelona después de presidir la primera reunión de la comisión de seguimiento de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen en el aeropuerto de El Prat. De la Serna ha negado "rotundamente" que se hayan ejercido presiones sobre los trabajadores de Eulen, ni sobre "ninguna de las partes" del conflicto laboral para que aceptaran la propuesta de la Generalitat en el proceso de mediación. También ha destacado la "normalidad" en el aeropuerto barcelonés durante este primer día de huelga general de los trabajadores de los arcos de seguridad.

Horas antes, en una entrevista en Las Mañanas de RNE, De la Serna justificaba que lo que está haciendo la Guardia Civil es "garantizar la seguridad y el orden público" para evitar que se produzcan aglomeraciones con un nivel 4 de alerta terrorista y ha incidido también en "el evidente y grave daño" que, en su opinión, se está haciendo "no solo a los usuarios del aeropuerto sino a la economía del país".

De la Serna, que ha vuelto a criticar la actitud "inmovilista" de los trabajadores de Eulen, ha negado "rotundamente que se haya ejercido ningún tipo de presión" sobre ellos para que desconvocaran la huelga indefinida.

Las mañanas de RNE - Íñigo de la Serna sobre El Prat: "El Gobierno tiene que garantizar la seguridad" - Escuchar ahora

El portavoz del comité, Juan Carlos Giménez, ha señalado que esperarán el laudo y lo denunciarán ante los tribunales porque creen que es "ilegal y vulnera el derecho a la huelga".

Sueldos entre 880 y 990 euros al mes

Este domingo, los trabajadores de Eulen volvieron a rechazar la propuesta mediadora de la Generalitat, que preveía una subida de 200 euros mensuales en 12 pagas, tras celebrar una asamblea en la que se contabilizaron 150 votos en contra de la propuesta, 36 a favor y un voto nulo.

Era la segunda vez que los trabajadores de Eulen rechazaban en asamblea esta propuesta, después de que el pasado jueves apostaran por negociar una subida de 250 euros mensuales a 15 pagas frente a su reivindicación inicial (350 euros al mes en 15 pagas).

La principal reivindicación de la plantilla es subir y equiparar los salarios que actualmente se sitúan entre los 880 y los 990 euros netos al mes. Los contratados a partir de junio de 2016 no cobran, de hecho, un plus de 98,50 que sí tienen los más veteranos, que representan el 75% de la plantilla.

La presidenta del comité de huelga, Genoveva Sierra, explicó a RTVE.es el pasado viernes que rechazan la subida planteada por la Generalitat porque esta absorbe el plus de 98,50 euros, por lo que la subida sería en realidad de 101,5 euros mensuales, frente a los 350 que pedían inicialmente.

Noticias

anterior siguiente