Enlaces accesibilidad

La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo"

  • El país vive un brote de cólera en medio de la guerra civil
  • Yemen está al borde de la hambruna, según la OMS, UNICEF y el PMA
  • Casi dos millones de niños sufren desnutrición severa

Un niño en un centro de tratamiento de la malnutrición en Saná, Yemen
Un niño en un centro de tratamiento de la malnutrición en Saná, Yemen REUTERS/Khaled Abdullah

Yemen sufre "el peor brote de cólera en el mundo en medio de la mayor crisis humanitaria del mundo". Así lo han asegurado este miércoles tres agencias de Naciones Unidas en un comunicado conjunto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha constatado que solo en los últimos tres meses se han producido "casi 1.900 muertes asociadas al cólera y unos 400.000 casos sospechosos de haberla contraído".

Los servicios sanitarios, de agua y saneamiento "están paralizados por más de dos años de hostilidades y han creado las condiciones ideales para que las enfermedades se propaguen", se indica en la nota difundida a los medios.

Al borde de la hambruna

Yemen "está al borde de la hambruna", según la ONU, ya que "casi el 60% de la población no sabe de dónde vendrá su siguiente comida" y, entre ellos, "casi 2 millones de niños yemeníes sufren de una desnutrición severa".

En una visita de responsables de las tres agencias de la ONU a ciudad costera de Adén (sur) y a Saná, vieron cómo las principales infraestructuras sanitarias han sido "dañadas o destruidas". Además, más de 30.000 trabajadores sanitarios no reciben su salario desde hace 10 meses.

Sin embargo, aseguran el comunicado, "hay esperanza" pues "más del 99% de las personas que están enfermas sospechosas de haberse contagiado del cólera y que pueden acceder a los servicios sanitarios están sobreviviendo".

Acceso a las zonas de combate

Los responsables se reunieron con los líderes de los bandos en conflicto en Adén y Saná para pedirles que permitan el "acceso a los trabajadores humanitarios a las zonas afectadas por los combates".

También han pedido a la comunidad internacional que apoye al pueblo yemení y busque una salida al conflicto. En caso contrario, advierten, "la catástrofe que hemos visto ante nuestros ojos no sólo continuará acabando con las vidas, sino que dejará cicatrices en las futuras generaciones y en el país durante los próximos años".

Yemen vive en guerra desde 2014, cuando los rebeldes hutíes (chiíes) ocuparon la capital, Saná, y otras provincias. El conflicto se recrudeció en 2015, con la intervención de la coalición militar integrada por países suníes y encabezada por Arabia Saudí a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Noticias

anterior siguiente