Enlaces accesibilidad

Atentado en Mánchester

Las autoridades británicas dan por desmantelada "la mayor parte de la red" vinculada al atentado de Mánchester

  • Con todo, la investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones
  • De hecho, otras dos personas han sido detenidas este viernes en la ciudad
  • En total, hay ocho hombres arrestados "sospechosos de delitos de terrorismo"
  • Londres reanuda el intercambio de información con EE.UU. tras las filtraciones

Enlaces relacionados

Por
Continúan las redadas de la policía británica para tratar de desarticular la red terrorista del Manchester Arena

Las autoridades británicas consideran que han detenido "a la mayor parte de la red" terrorista vinculada al atentado de Mánchester, en el que este lunes murieron 22 personas, si bien la investigación se mantiene abierta, según ha señalado el comisario adjunto de la Unidad Nacional Antiterrorista, Mark Rowley, y no se descartan nuevas detenciones.

De hecho, tras su comparecencia la Policía británica ha informado del arresto de un sospechoso de 44 años en el barrio de Rusholme, en el sur de la ciudad inglesa, el segundo detenido de ste viernes, ya que otro hombre había sido apresado por la mañana en el suburbio de Moss Side. En total, las fuerzas de seguridad mantienen detenidos en estos momentos a nueve hombres de entre 18 y 44 años, todos ellos "sospechosos de delitos de terrorismo", tras haber puesto en libertad sin cargos a un chico de 16 años y a una mujer de 34.

Estamos muy contentos de haber atrapado a algunos de los personajes claves que nos preocupan, pero hay que hacer todavía un poco más

"Estos arrestos son muy importantes. Estamos muy contentos de haber atrapado a algunos de los personajes claves que nos preocupan, pero hay que hacer todavía un poco más", ha destacado Rowley, quien ha señalado que se han hecho "inmensos progresos" en las pesquisas sobre el atentado, aunque ha remarcado que quedan abiertas "importantes líneas de investigación".

Las fuerzas de seguridad tratan de desmantelar la red que presuntamente apoyó al terrorista suicida Salman Abedi, un británico de origen libio de 22 años que detonó una bomba casera en el estadio Manchester Arena, a la salida de un concierto de Ariana Grande lleno de adolescentes, causando 22 muertos y 64 heridos.

Detenido un nuevo sospechoso en relación al atentado de Mánchester

Seguimiento de unos 3.000 sospechosos

El ministro británico de Seguridad, Ben Wallace, ha declarado en una entrevista a la BBC que las autoridades "confían" completar el cerco a la célula terrorista, subrayando que la investigación está aún en un punto crítico y que, a diferencia del reciente atentado de Westminster, "ahora no se trata de algo individual, esto es más grande". También ha confirmado que actualmente el contraterrorismo británico tiene abiertas medio millar de investigaciones y hace un seguimiento de unos 3.000 sospechosos.

Además de los detenidos en el Reino Unido, entre los que se encuentra un hermano del agresor -Ismail Abedi, de 23 años-, en Libia han sido arrestados el padre, Ramadán Abedi, y otro hermano, Hashim, de 20 años. Ramadán y Hashim Abedi fueron apresados esta semana por una patrulla de las Fuerzas Especiales de Disuasión (RADA), una de las milicias más poderosas de Trípoli, que respalda el Gobierno de unidad al que apoya Naciones Unidas.

Los analistas libios creen que Ramadán Abedi perteneció al Grupo Islámico de Combate Libio (LIFG), un organización vinculada a la red Al Qaeda que participó en 2011 en la revolución contra el dictador Muamar el Gadafi y algunos de cuyos militantes supuestamente vivieron durante años refugiados en el Reino Unido.

Tras el atentado del lunes, el peor en la historia de Mánchesterel Gobierno británico ha elevado a "crítico", el más alto, el nivel de alerta terrorista, y ha desplegado a un millar de soldados para asistir a la policía en sus labores de vigilancia.

Malestar en las autoridades británicas con EE.UU. por la filtración de datos del atentado de Mánchester

Se reanuda el intercambio de información con EE.UU.

Las autoridades británicas han retomado este viernes el intercambio de información con las agencias de inteligencia de Estados Unidossuspendida el jueves por el Gobierno británico tras las filtraciones a la prensa estadounidense de datos confidenciales de la investigación.

Esas fugas de información y, en concreto, la divulgación en el diario The New York Times de varias fotografías de restos de la bomba que hizo estallar el suicida del Manchester Arena, llegaron a provocar una brecha diplomática entre Londres y Washington, con quejas públicas de la primera ministra, Theresa May, al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta relación especial que existe entre ambos países sin duda resistirá a este particular y desafortunado evento

Este jueves, el secretario de Estado de Estados Unidos, Tex Tillerson, ha visitado Londres y ha señalado que su país asume la "total responsabilidad" por las filtraciones, recalcando que el Gobierno de Trump "lo lamenta". "Esta relación especial que existe entre ambos países sin duda resistirá a este particular y desafortunado evento", ha deseado.

Por su parte, el ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, ha agradecido a Tillerson esta visita "en un acto instintivo de solidaridad" entre ambos países.

Noticias

anterior siguiente