Enlaces accesibilidad

Atentado en Mánchester

Detenidas siete personas más por el atentado de Mánchester, entre ellas el padre y otro hermano del suicida

  • Los investigadores están convencidos de que fue obra de una "red" terrorista
  • El terrorista, Salman Abedi, era conocido por los servicios de inteligencia
  • "Parece probable que no hiciera esto solo", dice la ministra británica de Interior
  • Su padre y uno de sus hermanos han sido arrestados en Trípoli, en Libia
  • El otro fue arrestado este martes y ya son ocho las personas detenidas

Por
Las pesquisas sobre el atentado de Mánchester tratan de desentrañar la red terrorista que dio apoyo al suicida

Las pesquisas sobre el atentado de Mánchester continúan este miércoles con la certeza de que Salman Abedi, el presunto suicida que se hizo estallar en el Manchester Arena, no actuó solo, por lo que los esfuerzos se centran en desentrañar la red terrorista que le dio cobijo: siete personas han sido arrestadas a lo largo de la jornada, cinco en Reino Unido y, sobre todo, el padre y el hermano del atacante, que han sido apresados en Libia.

Ambos han sido detenidos en Trípoli, según ha confirmado La Fuerza de Disuasión, el servicio de seguridad que respalda al gobierno de unidad nacional libio. Según Reuters, un testigo ha confirmado que Ramadan Abedi, el padre de Salman, ha sido esposado e introducido en un vehículo ante su casa, en el suburbio de Ayn Zara.

Horas después de su detención, el padre de Salman afirma que habló hace cinco días con su hijo y que todo "parecía normal". Además, ha indicado que Salman le dijo que se iba de peregrinación a la Meca y aseguró que estaba seguro que su hijo no era miembro del Estado Islámico.

En cuanto a Hachem Abedi, hermano del supuesto suicida, las fuerzas de seguridad libias han informado de que fue detenido este martes y de que ha admitido que estaba al corriente de la preparación del atentado de Mánchester: "Ha indicado que pertenecía al Estado Islámico junto a su hermano Salman Abedi y ha reconocido que estaba en Reino Unido durante el período de preparación del atentado", detalla la Fuerza de Disuasión en su página de Facebook, según recoge AFP.

Hachem es el segundo hermano del terrorista suicida que es detenido en el marco de la investigación del ataque del Manchester Arena, puesto que Ismail, de 23 años, fue apresado durante la tarde del martes en las inmediaciones de un supermercado en Chorlton, en el sur de la ciudad.

El barrio en el que vivía el suicida de Mánchester acoge a numerosos libios que huyeron de la dictadura de Gadafi

Búsqueda de cómplices

En Reino Unido, mientras tanto, las fuerzas de seguridad han detenido a tres personas más en el sur de Mánchester tras varios registros y, posteriormente, una cuarta persona ha sido arrestada en Wigan, a unos 30 kilómetros al oeste de la ciudad; este último sospechoso, además, "estaba en posesión de un paquete que estamos examinando en estos momentos".

A última hora de la tarde, se informó de la detención de una mujer en un bloque de pisos del distrito de Blackley, en el norte del área metropolitana de Mánchester. Sin embargo, en la mañana de este jueves, la Policía de Manchester ha confirmado que esta mujer ha sido puesta en libertad sin cargos. En total, ocho personas han sido detenidas por su vinculación con el ataque terrorista, en el que murieron 22 personas y decenas más resultaron heridas, de las que una veintena continúa en estado "crítico".

"Creo que está muy claro que estamos investigando una red y, como ya he dicho, esta extensa investigación sigue desarrollándose a buen ritmo" por "todo" el condado de Greater Manchester, ha señalado el responsable de la Policía en el área metropolitana de Manchester, Ian Hopkins, en una breve comparecencia ante la prensa, en la que ha asegurado que se están llevando a cabo "registros exhaustivos".

Según ha detallado una fuente próxima a la investigación citada por la agencia Reuters, la búsqueda se centra en los posibles cómplices que pudieran haber ayudado a Abedi a fabricar la bomba que utilizó en el atentado. "La preocupación es que puede haber otros ahí fuera que le ayudaron a fabricar la bomba. Montar una bomba de este tipo requiere un cierto nivel de habilidad y conocimiento", explica esa fuente anónima.

El Gobierno británico eleva el nivel de amenaza terrorista y despliega al Ejército

Conocido por los servicios de inteligencia

La ministra británica de Interior, Amber Rudd, también ha confirmado que la hipótesis de trabajo es que Abedi contara con ayuda: "Parece probable, posible, que no hiciera esto solo, así que los servicios de inteligencia y la Policía están siguiendo sus pistas para asegurarse de que tienen toda la información que necesitan para mantenernos seguros", ha remarcado Rudd.

Ante la posibilidad de que el joven formase parte de una célula, el Gobierno británico ha decidido elevar el nivel de amenaza terrorista hasta el nivel "crítico", el más alto de la escala, en todo el territorio de Reino Unido, lo que implica adoptar medidas ante un ataque inminente; así, el Ejército se ha desplegado en las calles para ayudar a la Policía en labores de vigilancia.

La titular de Interior, en cualquier caso, ha reconocido que Abedi era conocido "hasta cierto punto" por los servicios de inteligencia. "Los servicios de inteligencia conocen a un montón de gente, y eso no significa que vayan a detener a todo el que conocen. Pero es alguien a quien conocían con anterioridad, así que estoy segura que cuando concluya la investigación sabremos más", ha explicado.

La BBC ha informado este miércoles de al menos dos personas llamaron hace años al teléfono habilitado por la policía británica para denunciar amenazas terroristas a fin de alertar sobre la ideología extrema y violenta de Salman Abedi, quien, según un trabajador voluntario de la comunidad musulmana, había conversado con otras personas en Mánchester sobre el valor de morir por una causa y había expresado opiniones en favor de operaciones suicidas en el conflicto libio.

Tras la pista de los viajes de Abedi

Los investigadores creen que Abedi, nacido en Mánchester de padres refugiados libios que se habían instalado en el suburbio de Fallowfield, se radicalizó tras un viaje a Libia y decidió cometer el atentado. De hecho, fuentes del Departamento de Defensa de Estados Unidos han indicado a EFE que el suicida pasó tres semanas en Libia para volver al Reino Unido días antes del atentado.

"El Comando de África tiene detalles de que Abedi viajó a Libia hace tres semanas y regresó pocos días antes del ataque. Los detalles del propósito del viaje siguen sin saberse", han explicado a la agencia fuentes del Comando de África, encargado de las operaciones militares estadounidense en el norte del continente. El Pentágono, que ya ha compartido esa información con Reino Unido, también cree que pudo haber viajado a Túnez desde Libia.

Francia, otro aliado con quien Reino Unido comparte información, ha sugerido que Abedi probablemente viajó a Siria tras su paso por Libia: "Hoy solo sabemos lo que los investigadores británicos nos han dicho. Que es alguien con nacionalidad británica, de origen libio, que de repente, tras un viaje a Libia y probablemente a Siria, se radicalizó y decidió cometer el atentado", ha explicado el ministro francés de Interior, Gerard Collomb, en una entrevista en BFMTV.

La ministra británica de Interior, sin embargo, ha instado a sus socios a no difundir detalles de las pesquisas y ha lamentado que parte de la información sobre Abedi se filtrara desde Estados Unidos antes de que la hicieran pública las propias autoridades británicas. "Es irritante si [la información] se revela desde otras fuentes, y he sido muy clara con nuestros amigos en que esto no debe volver a ocurrir", ha dicho Amber Rudd.

Noticias

anterior siguiente