Enlaces accesibilidad

Los peritos judiciales del 'caso Bankia' ratifican que las cuentas de la salida a Bolsa eran "falsas"

  • Entregan el tercer informe que les pidió el juez de la Audiencia Andreu
  • Busquets y Sánchez Nogueras insisten en que la operación fue fraudulenta
  • Consideran que las cuentas de BFA-Bankia de 2010 y 2011 no eran reales

Por
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato el día de su salida a Bolsa en julio de 2011
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato el día de su salida a Bolsa en julio de 2011 EFE Ballesteros

Los dos peritos judiciales independientes designados por el Banco de España que concluyeron que la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 fue "fraudulenta" han ratificado su versión en sendos informes entregados este lunes al magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga si se produjeron o no irregularidades en el debut bursátil de la entidad.

De esta forma, Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras -que prestan auxilio judicial en el caso Bankia- han insistido por tercera vez en la existencia de irregularidades en las cuentas empleadas por la entidad en su operación de salida a Bolsa al "no reflejar la imagen fiel" y "no cumplir la normativa de aplicación".

De hecho, señalan como "especialmente falsas y contrarias" a la normativa los estados contables de 2010 tanto de Bancaja como de Caja Madrid, dos de las siete entidades que dieron lugar a Bankia.

Para los peritos, que ahora se apoyan en los correos del inspector "cabecera" José Antonio Casaus a sus superiores, críticos con el estado y la viabilidad del grupo BFA-Bankia, Bancaja declaró ese ejercicio un "falso beneficio antes de impuestos de 75 millones de euros" con José Luis Olivas, después vicepresidente de Bankia y ahora investigado, al frente de la entidad.

Cuantía superior la que atribuyen a Caja Madrid, que ascendería hasta los 236 millones de euros, coincidiendo con la presidencia de Rodrigo Rato, contra el que también se dirigen las pesquisas en esta causa.

También "falsas" las reformuladas en 2011

Sobre la reformulación de las cuentas en 2011, niegan que esta se produjese por los efectos de una "inesperada recesión", como achacaron algunos de los entonces integrantes del equipo de supervisión del Banco de España investigados, y apunta como verdadero motivo a la llegada del nuevo equipo del presidente José Ignacio Goirigolzarri y la existencia de pérdidas sin justificar.

"Al menos hasta el 4 de mayo de 2012 toda la información que Bankia vertió al mercado presentaba una situación favorable", destaca el perito, que relata cómo "tan solo 11 días después" la situación derivó en "enormes pérdidas" que acabaron por "socializarse".

Entre otras operaciones cuestionadas, el informe, al que ha tenido acceso Efe, señala los supuestos "intereses minoritarios de Bancaja Inversiones", un asunto al que consideran de "importancia capital" dado su elevado impacto en los resultados, cifrados en 900 y 1.200 millones de euros.

En su opinión, este hecho "hace falsas todas las cuentas de BFA individuales y consolidadas desde las de 2010, las de constitución del SIP (fusión de las cajas), a las reformuladas de 2011" y, por ende, a toda la información contenida en el folleto informativo de la salida a Bolsa.

Las entidades "no se tornan inviables de la noche a la mañana"

Sobre los detalles de las reuniones mantenidas en 2011 entre los inspectores del Banco de España y los directivos de Bankia y su matriz, BFA, expone Busquets que la institución "no incluyó información sensible" como muestra que no exista comunicación alguna en la que se trate el descuento inicial del 74% aplicado a las acciones de la entidad, algo que califica de "increíble".

Además, rebate el contenido de los contraperitajes realizados por expertos de las defensas, y defiende que se investigue la labor de la firma auditora Deloitte en el proceso que constituyó Bankia al considerar su participación activa y por tener la obligación de velar porque no existan "fraudes o irregularidades".

Insiste en que las entidades "no se tornan inviables de la noche a la mañana" y desconfía tanto de las supuestas "auditorías intachables" de Deloitte como de la declaración de su socio auditor, Francisco Celma, quien argumentó ante el juez que "en agosto de 2011, justo después de la salida a Bolsa, el mundo cambió".

Los peritos se han vuelto a pronunciado después de que el pasado mes de diciembre el juez Andreu les solicitara un nuevo informe por si procedía la "ampliación, modificación, alclaración o corrección" del documento remitido al juzgado en marzo de 2016 en la misma línea después de que Deloitte sostuviera que la entidad tenía provisiones suficientes para hacer frente a imprevistos.

En el caso de la salida a Bolsa de Bankia, están imputados el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez (2006-2012), el exsugobernador Javier Aríztegui y el expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura y su exvicepresidente Fernando Restoy, entre otros.

Noticias

anterior siguiente