Enlaces accesibilidad

El Gobierno veta la ley de autoconsumo eléctrico impulsada por toda la oposición en el Congreso

  • El motivo, que disminuirían los ingresos en más de 200 millones de euros
  • Además, asegura, subirían los peajes que afectan a todos los consumidores

Por
Un operario instala paneles solares en el tejado de una casa
Un operario instala paneles solares en el tejado de una casa. Getty Images/iStockphoto Thinkstock

El Gobierno ha vetado la proposición de ley que aboga por el autoconsumo eléctrico sin cargos y que fue apoyada por todos los partidos políticos, excepto el PP y Foro Asturias, porque supondría una disminución de los ingresos: se dejarían de recaudar 162 millones de euros anuales vía impuestos, además de otros 50 millones por los peajes. Fuentes del Ministerio de Energía han confirmado a RTVE.es la presentación del documento, que también aduce motivos de seguridad para vetar la propuesta.

Según el escrito que ha remitido el Ejecutivo al Congreso al que ha tenido acceso EFE, la nueva ley -que pedía favorecer el consumo energético compartido y colectivo, modificar el actual régimen sancionador y eliminar el impuesto al sol- supondría además un aumento del déficit de tarifa.

"La aprobación de esta Proposición de Ley supondría una disminución de los ingresos presupuestarios, por lo que el Gobierno no presta su conformidad para su tramitación en virtud de lo dispuesto en el apartado sexto del artículo 134 de la Constitución", subraya el documento.

Los partidos de la oposición que firmaron la proposición de Ley ya advirtieron entonces al Ejecutivo de que un posible veto podría ser levantado por la mayoría con la que cuentan en la Mesa del Congreso (la suma de PSOE, Podemos y Ciudadanos supera al PP).

Menor recaudación tributaria, según Energía

La secretaría de Estado de Energía subraya que se produciría una menor recaudación tributaria, por reducción de ingresos tanto en el impuesto sobre el IVA como en el impuesto especial sobre la electricidad.

Afirma que el impacto económico en impuestos que se dejarían de recaudar anualmente sería de 162 millones de euros (asociados a impuestos en pool y peajes) y subraya que la pérdida de peajes ascendería a 50 millones de euros anuales.

Además, destaca que si para corregir ese desajuste, se aplicara la misma proporción de ingresos del sistema que existe actualmente (75% proveniente de peajes y 25% como aportaciones de PGE), ésta disminución de ingresos por peajes implicaría adicionalmente un incremento de más de 10 millones de euros a través de los presupuestos.

Se incrementaría el déficit de tarifa

Por otra parte, el ministerio de Energía también incide en que además de un impacto negativo en las cuentas públicas, la proposición de Ley tendría impacto en el Sistema Eléctrico (y por tanto en el consumidor de electricidad) y en la generación de nuevos déficit de tarifa.

Recuerda que, siempre y cuando no sea una instalación totalmente aislada de la red, ésta debe pagar los costes regulados del sistema y sus impuestos correspondientes, de la misma manera que el resto de consumidores.

En el supuesto de que los autoconsumidores tuvieran una exención de peajes y cargos, como pide la iniciativa, habría una disminución de los ingresos del sistema eléctrico "y provocaría una situación de inestabilidad".

"Esta situación implicaría, necesariamente, una mayor aportación de las partidas presupuestarias y una subida de peajes que afectaría a todos los consumidores, principalmente a aquellos que no autogeneran y a los consumidores vulnerables", advierte el Gobierno.

Noticias

anterior siguiente