Enlaces accesibilidad

Dimiten los tres altos cargos del Banco de España a los que la Audiencia ha ordenado imputar por Bankia

  • Todos pertenecen al departamento de Supervisión del banco central
  • Son los únicos tres altos cargos que seguían en el Banco de España
  • El tribunal pide imputar en total a ocho exdirectivos del BDE y la CNMV
  • Entre ellos, al exgobernador del Banco de España Fernández Ordóñez
  • La CNMV defiende su actuación en la salida a Bolsa de Bankia en 2011

Por
La Audiencia ordena imputar a las excúpulas del Banco de España y la CNMV por la salida a Bolsa de Bankia

Los tres altos cargos del Banco de España a los que la Audiencia Nacional ha ordenado imputar por la salida a Bolsa de Bankia en 2011 junto al exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez y que todavía permanecían en el organismo han presentado este lunes su dimisión tras conocer la decisión judicial.

El director general de Supervisión, Mariano Herrera García-Canturri; el director general adjunto de Supervisión, Pedro Comín Rodríguez; y el director del Departamento de Inspección IV, Pedro González González, han tomado la decisión para no afectar la labor del organismo, según ha informado el Banco de España en un comunicado.

La Audiencia ha solicitado al juez que instruye el caso Bankia, Fernando Andreu, que cite en total a ocho personas como investigadas -la figura que antes se conocía como imputado- por avalar desde el Banco de España y la CNMV la salida a Bolsa de Bankia. El juez había rechazado en dos ocasiones imputarles como pedía la acusación popular ejercida por la Confederación Sindical de Crédito (CIC).

Junto a los tres altos cargos dimitidos la Audiencia pide investigar a otros cinco: Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España entre 2006 y 2012; al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores Julio Segura y a su expresidente Fernando Restoy -que también fue subgobernador del Banco de España entre 2012 y 2016-; el subgobernador Javier Aríztegui y el exdirector de Supervisión Jerónimo Martínez Tello.

 Mariano Herrera (i), director general de supervisión del Banco de España, y de su número dos, Pedro Comín (d)

Herrera (i), director general de supervisión del Banco de España, y de su número dos, Pedro Comín (d) EFE ARCHIVO

De todos ellos, solo Herrera, Comín y González seguían en el Banco de España. "En sus escritos de renuncia, dirigidos al Gobernador del Banco de España, expresan su deseo de no permanecer en sus cargos con el fin de que su citación para declarar como investigados en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional, en relación con la salida de Bankia a Bolsa en 2011, no afecte al desarrollo de las funciones de supervisión del Banco de España", explica la nota del organismo regulador.

Las renuncias serán presentadas este martes en la sesión de la Comisión Ejecutiva.

La CNMV defiende su actuación respecto a Bankia

Por su parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha mostrado este lunes convencida de que la actuación de la institución en la salida a bolsa de Bankia fue "correcta" y se llevó a cabo "con la debida profesionalidad y diligencia".

Así lo ha manifestado el organismo supervisor en un comunicado tras conocerse que la Audiencia Nacional quiere que se investigue la actuación de la antigua cúpula del Banco de España y de la CNMV, lo que incluye al expresidente Julio Segura y al entonces número dos, Fernando Restoy.

La CNMV manifiesta su respeto ante esta decisión, al tiempo que expresa su deseo de que las actuaciones judiciales en curso contribuyan al más completo conocimiento público de los hechos.

La Audiencia cree que fueron "cooperadores necesarios"

En su auto, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal señala que al igual que el Banco de España el organismo supervisor fue clave pues autorizó la operación "pese a las reiteradas advertencias del equipo de inspección del Banco de España" sobre la inviabilidad del grupo, y de que la solución "no debía ser aprobada, pues suponía grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes", que cifra en 15.000 millones de euros.

La sala de la Audiencia Nacional asume los argumentos de la acusación, que señaló al Banco de España y a la CNMV por haber ofrecido una "inestimable colaboración" a la excúpula de Bankia como "cooperadores necesarios" de las supuestas irregularidades e "incitar" a la entidad a efectuar lo que denominó una "huida hacia delante".

Noticias

anterior siguiente