Enlaces accesibilidad

El turismo mundial creció un 3,9% en 2016 y registró un récord de 1.235 millones de viajeros

  • Son 46 millones más que en 2015, según la Organización Mundial del Turismo
  • Las llegadas de turistas a Asia-Pacífico y África subieron un 8% en ambos casos
  • La OMT prevé que el turismo crezca en 2017 a un ritmo de entre un 3% y un 4%

Por
Turistas paseando por la Plaza de la Libertad de Taipei, Taiwán
Turistas paseando por la Plaza de la Libertad de Taipei, Taiwán. EFE/EPA RITCHIE B. TONGO

El turismo mundial registró en 2016 el récord de 1.235 millones de viajeros internacionales, lo que supone un incremento del 3,9% respecto al año anterior y se traduce en 46 millones de turistas adicionales, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Se trata del séptimo año consecutivo de crecimiento desde 2009, ejercicio en el que se produjo un descenso debido a la crisis económica, ha destacado este martes el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, en una rueda de prensa.

Asia-Pacífico y África tuvieron mayores aumentos en las llegadas de turistas internacionales en 2016, con un repunte del 8% en ambos casos, seguidas de las Américas, con uno del 4%, y Europa, con uno del 2%, mientras que la región de Oriente Medio sufrió una caída del 4%.

La OMT prevé que el turismo mundial seguirá creciendo en 2017 a un ritmo de entre un 3% y un 4%, destacando de nuevo la región de Asia-Pacífico, así como África, con subidas de entre un 5% y un 6% respectivamente, ha avanzado Rifai.

En las Américas, el crecimiento previsto para el presente ejercicio se sitúa entre un 4% y un 5%; en Europa, entre un 2% y un 3%, y en Oriente Medio, entre un 2% y un 5%, debido a la mayor estabilidad de la región.

Europa, principal destino turístico en 2016

Pese a un incremento por debajo de la media, Europa fue la región que acogió a la mitad de los turistas internacionales que viajaron en 2016, al registrar 620 millones de llegadas, seguida de Asia-Pacífico, con 303 millones (el 25% del total); las Américas, con 201 millones (el 16% del total); África, con 58 millones (el 5%), y Oriente Medio, con 54 millones (el 4%).

Los resultados de Europa fueron "bastante desiguales", dado que hubo una serie de destinos que se vieron afectados por cuestiones de seguridad a raíz de los atentados terroristas que se perpetraron en sus territorios en 2016.

Europa ganó el pasado año 12 millones de turistas adicionales, lo que supone un repunte del 2%, destacando "sólidos resultados" de Europa del Norte, con un incremento interanual del 6%, y Europa Central, con uno del 4%. En Europa Meridional y la Mediterránea, las llegadas solo repuntaron un 1%, mientras que en la Occidental se mantuvieron sin cambios.

Asia-Pacífico registró 24 millones más de turistas, destacando Oceanía, con un crecimiento del 10%, seguida de Asia Meridional, con el 9%, mientras que tanto Asia del Noroeste como del Sudeste, tuvieron una subida del 8%.

Las Américas ganaron 8 millones de turistas en 2016, con lo que consolidó los buenos resultados de los últimos dos años, y mientras que el aumento en América del Sur y Central fue del 6%, en el Caribe y América del Norte, del 4%, respectivamente.

África sumó el pasado año 4 millones de turistas internacionales más, tras dos años difíciles, destacando África Subsahariana, con un avance del 11%, en tanto que el norte del continente ha empezado a recuperarse y creció un 3%. No obstante, tanto los resultados de África como de Oriente Medio, donde la evolución de las llegadas fue desigual en los distintos destinos de la región, se deben analizar con precaución, puesto que se basan en los datos limitados disponibles, ha advertido Rifai.

Año del turismo sostenible

Rifai ha recordado que 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, cuya inauguración oficial tendrá lugar en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid.

También ha explicado que se trata de la sostenibilidad no solo medioambiental. "Debemos trabajar juntos para aprovechar al máximo la contribución del turismo al crecimiento económico, la inclusión social, la conservación del patrimonio cultural y el entendimiento mutuo, sobre todo ahora que vivimos tiempos en los que el respeto y la tolerancia escasean".

A las preguntas de los periodistas, Rifai ha asegurado que el crecimiento en turistas y la sostenibilidad de las comunidades que reciben a los viajeros "no están en contradicción". "El crecimiento no es el enemigo, es cómo se gestiona y cómo crece el turismo lo que puede ser el enemigo", ha señalado.

En este sentido, ha recomendado a los destinos que diversifiquen su oferta de actividades en toda la región o la ciudad. "¿Por qué todos los turistas tienen que ir al centro de Barcelona a la vez? ¿Por qué no se atrae gente a otras zonas?", se ha preguntado, tal y como recoge Europa Press.

Noticias

anterior siguiente