Enlaces accesibilidad

El PKK reivindica el atentado contra la policía turca perpetrado en Diyarbakir

  • Siete personas murieron y una veintena resultaron heridas por un coche bomba
  • El primer ministro turco homenajea a las víctimas en su visita a la ciudad
  • Hay nueve detenidos por el ataque y Turquía ha bombardeado a los kurdos en Irak

Por
Diyarbakir aparece tomada por la seguridad un día después del atentado del PKK por la visita del primer ministro turco, Ahmed Davutoglu
Diyarbakir aparece tomada por la seguridad un día después del atentado del PKK por la visita del primer ministro turco, Ahmed Davutoglu. REUTERS

La guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) ha reivindicado el atentado perpetrado este jueves en Diyarbakir en el que murieron siete personas y una veintena resultaron heridas, víctimas que ha sido homenajeadas por el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, de visita en la ciudad.

"No tenemos miedo, no nos harán vacilar", ha asegurado Davutoglu ante una multitud reunida en la principal ciudad del Kurdistán turco, donde los enfrentamientos se han recrudecido desde que el verano pasado se rompió la tregua entre el ilegalizado PKK y las fuerzas de seguridad de Turquía.

Han creído que tedremos miedo. No tenemos miedo, no nos harán vacilar, estaremos de pie hasta el final

El primer ministro, que tenía previsto visitar Diyarbakir antes de que se produjera el atentado y que ha llegado entre fuertes medidas de seguridad, ha recalcado la "fraternidad" entre turcos y kurdos. "Han creído que tedremos miedo. No tenemos miedo, no nos harán vacilar, estaremos de pie hasta el final", ha insistido el jefe del Gobierno.

Antes de su discurso, se ha celebrado una ceremonia oficial en homenaje a las víctimas del ataque, que el PKK ha asumido a través de un comunicado colgado en su sitio web.

Al menos siete muertos en un atentado en Diyarbakir, la principal ciudad kurda de Turquía

Nueve detenidos y bombardeos sobre los kurdos en Irak

Fuentes de las fuerzas de seguridad turcas han señalado a la agencia Reuters que se ha detenido ya a nueve personas en relación con el atentado, perpetrado con un coche bomba que explotó al paso de un minibús de la policía.

Mientras tanto, las Fuerzas Aéreas turcas han vuelto a bombardear los refugios de la guerrilla kurda en el norte de Irak, según un comunicado del Ejército. Doce cazabombarderos F-16 y F-4 han lanzado bombas sobre ocho objetivos de la guerrilla, identificados como refugios y depósitos de municiones, en las zonas de Zap y Metina, detalla la nota.

Además, el Ejército asegura haber "neutralizado" (abatido, herido o apresado) a 27 supuestos miembros de la milicia kurda en las operaciones en el sureste de Turquía, según el parte militar diario.

En las tres ciudades que siguen bajo toque de queda estricto, Nusaybin, Sirnak y Yüksekova, con combates callejeros entre Ejército y simpatizantes del PKK, los militares han abatido a 24 supuestos rebeldes, si bien estas cifras no se pueden verificar independientemente. En otra operación en la provincia suroriental de Bitlis, han muerto tres milicianos del PKK.

El primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, durante su visita a Diyarbakir

El primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, durante su visita a Diyarbakir. REUTERS REUTERS

Miles de muertos desde el fin de la tregua

El verano pasado, tras dos años de tregua, el PKK reanudó sus hostilidades contra las fuerzas de seguridad turcas, de forma que los enfrentamientos se han recrudecido en los últimos meses, con numerosos ataques por parte de la guerrilla y operaciones militares de respuesta.

Los choques se han extendido de las zonas rurales a las áreas urbanas y en Diyarbakir, de amplia mayoría kurda, las fuerzas de seguridad turcas llevan a cabo desde hace meses operaciones contra los barrios donde los jóvenes simpatizantes de la guerrilla les hacen frente con armas ligeras y explosivos caseros, en una lucha calle por calle.

La agencia Anadolu informó recientemente de que las Fuerzas Armadas han "neutralizado" a 5.359 "terroristas" del PKK desde la ruptura del alto el fuego en julio, mientras que los militares habrían sufrido 355 bajas, aunque no hay fuentes independientes para verificar esas cifras.

Turquía, además, se mantiene desde hace meses en estado de alerta a causa de una serie de atentados terroristas atribuidos no solo a la guerrilla kurda, sino también al Estado Islámico, que a su vez son enemigos en la vecina Siria.

Noticias

anterior siguiente