Enlaces accesibilidad

Un atentado contra policías deja al menos siete muertos y 27 heridos en la principal ciudad del Kurdistán turco

  • Un coche bomba ha estallado al paso de un autobús de la policía en Diyarbakir
  • Entre los heridos hay al menos ocho agentes de policía y el resto son civiles

Por
Al menos siete muertos en un atentado en Diyarbakir, la principal ciudad kurda de Turquía

Un atentado con coche bomba perpetrado contra un autobús de la Policía en Diyarbakir, en el sureste de Turquía, ha dejado al menos siete muertos y 27 heridos, tan solo un día antes de que el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu, visite la ciudad, considerada como la 'capital' del Kurdistán turco.

La violenta explosión ha ocurrido cerca de una estación de autobuses ubicada a varios kilómetros del centro de la ciudad, justo cuando pasaba un vehículo de la policía. Al menos ocho de los 23 heridos son agentes de policía, siempre según las mismas fuentes, mientras que el resto son civiles.

El vehículo transportaba a agentes de las fuerzas especiales de la policía turca y, según las autoridades locales, ha sido alcanzado por el estallido de otro vehículo cargado de explosivos.

Explosión de un coche bomba contra un autobús de policías en la ciudad turca de Diyarbakir

Explosión de un coche bomba contra un autobús de policías en la ciudad turca de Diyarbakir. APTN

"Desafortunadamente tenemos siete miembros de las fuerzas de seguridad que han perdido la vida", ha declarado el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, desde Estados Unidos, donde se encuentra para participar en la cumbre de seguridad nuclear de Washington. "Esto enseña la fea cara del terrorismo otra vez. La determinación de nuestras fuerzas de seguridad acabará, Dios mediante, con esto", ha asegurado.

"No podemos tolerar esto. Espero que los países europeos y el resto puedan ver el verdadero rostro que hay detrás de estos atentados"; ha comentado el mandatario turco, que no ha atribuido el ataque a ningún grupo terrorista pero si ha criticado a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al señalar que su lucha contra el Estado islámico en Siria es "una mentira" que sirve "a sus propios intereses".

Enfrentamientos entre jóvenes kurdos y la policía turca

El verano pasado, tras dos años de tregua, el PKK reanudó sus hostilidades contra las fuerzas de seguridad turcas, de forma que los enfrentamientos se han recrudecido en los últimos meses, con numerosos ataques por parte de la guerrilla y operaciones militares de respuesta.

Los choques se han extendido de las zonas rurales a las áreas urbanas y en Diyarbakir, de amplia mayoría kurda, las fuerzas de seguridad turcas llevan a cabo desde hace meses operaciones contra los barrios donde los jóvenes simpatizantes de la guerrilla les hacen frente con armas ligeras y explosivos caseros, en una lucha calle por calle.

Manifestantes kurdos en Diyarbakir

Manifestantes kurdos en Diyarbakir. REUTERS REUTERS

Varias ciudades del sureste, donde vive la mayor parte de los doce millones de kurdos de Turquía, han estado o están actualmente bajo toque de queda. La agencia Anadolu informó recientemente de que las Fuerzas Armadas han "neutralizado" (abatido, herido o apresado) a 5.359 "terroristas" del PKK desde la ruptura del alto el fuego en julio, mientras que los militares habrían sufrido 355 bajas, aunque no hay fuentes independientes para verificar esas cifras.

Turquía, además, se mantiene desde hace meses en estado de alerta a causa de una serie de atentados terroristas atribuidos no solo a la guerrilla kurda, sino también al Estado Islámico, que a su vez son enemigos en la vecina Siria.

El último de esos atentados tuvo lugar el 19 de marzo, cuando un suicida que las autoridades afirman que pertenecía al Estado Islámico se hizo estallar en el corazón de Estambul y mató a cinco personas. Seis días antes, un coche bomba reivindicado por un grupo radical kurdo próximo al PKK explotó en el centro de Ankara, acabando con la vida de 35 personas.

Noticias

anterior siguiente