Enlaces accesibilidad

Uber vuelve a España con un servicio de conductores profesionales con licencia en Madrid

  • Deja la economía colaborativa y ya es un servicio más de transporte de viajeros
  • Los taxistas avisan de que denunciarán si aprecian alguna irregularidad

Por
Los taxistas exigen que se supervise si el nuevo Uber X cumple la ley

Uber vuelve a operar en España. Lo hace 15 meses después de que anunciara la suspensión temporal de su actividad en el país tras la orden judicial que le prohibía dar servicio mediante su aplicación UberPop, que ponía en contacto online a usuarios y conductores no profesionales para desplazamientos.

Uber regresa (por ahora solo en Madrid) lanzando UberX, una aplicación que conecta a consumidores con conductores profesionales que operan vehículos de alquiler con conductor (los conocidos como vehículos VTC). Esto supone un cambio en el modelo de negocio de la compañía: de la economía colaborativa a ser un servicio más de transporte de viajeros, similar a otros como Cabify.

Este servicio permite un ahorro medio respecto a las alternativas tradicionales de transporte "de un 30% en los trayectos más habituales y de hasta un 40% en viajes al aeropuerto", según ha señalado Carles Lloret, manager general de Uber para el Sur de Europa.

Uber vuelve a Madrid y sus conductores tendrán licencia

Para poder registrarse en la plataforma, los conductores deben cumplir diversos requisitos, además de disponer de un vehículo con licencia. Uber asegura que comprobará que los profesionales estén dados de alta en el régimen de autónomos o constituidos como empresa, los antecedentes penales del conductor, la ficha técnica del vehículo y la vigencia del seguro. "Todas las operaciones y transacciones se producen a través de la plataforma de Uber, de manera que son completamente trazables y fácilmente fiscalizables", ha añadido la multinacional.

Para usarla, el viajero debe descargar la aplicación, crear una cuenta y añadir el método de pago. Para iniciar su viaje, tiene que indicar el punto de recogida e introducir el destino hacia el que se dirige si así lo desea y la aplicación le pondrá en contacto con el conductor más cercano, mostrando -entre otros datos- la información del conductor, la foto y el modelo y número de matrícula del vehículo.

Los taxistas aseguran que estarán vigilantes

Mientras, los taxistas han reconocido que Uber respeta la legalidad con esta nueva fórmula, pero han advertido de que la compañía deberá cumplir con la legislación vigente de los vehículos de alquiler con conductor. La normativa, recuerdan, prohíbe circular a este tipo de vehículos salvo en los casos en los que estén prestando un servicio previamente contratado con el usuario.

De hecho, la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) ha advertido que denunciará si aprecia alguna irregularidad en su regreso a la actividad en Madrid. "Desde la Federación utilizaremos todos los recursos legales que tenemos a nuestra disposición para que la Administración y los tribunales velen por la legalidad vigente", ha incidido su portavoz, Julio Sanz.

Por su parte, la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) ha recordado tanto a la Comunidad de Madrid como al Ministerio de Fomento que la inspección de estas empresas "debe funcionar" y "hay que exigir que lo haga, al menos con el mismo rigor que se aplica a los operadores tradicionales".

Fedetaxi vigilará que Uber X cumpla la ley

Fedetaxi considera que Uber ha regresado a España de forma "precipitada" y "sin flota suficiente", con apenas 350 vehículos, cuando desde la propia plataforma de intermediación se aseguraba que se precisaría 5.000 para dar un servicio de calidad.

Según la patronal, la verdadera razón de la urgencia con la que Uber ha activado su aplicación es porque "estaba perdiendo la guerra por monopolizar el mercado del transporte de viajeros con otras aplicaciones que sí se ajustaron a la normativa para operar en el mercado, y que actualmente le han ganado la partida consiguiendo una cuota de mercado importante en el segmento del alquiler de vehículos con conductor".

No todo son críticas, incluso hay taxistas que han decidido cambiar de actividad y pasar a ser conductores VTC para Uber X. Dicen que les salen las cuentas porque están menos tiempo parados aunque tengan que dar a la empresa el 25% de sus ingresos.

Un taxista se pasa a Uber X porque cree que el sector se ha quedado obsoleto

Uber suspendió su actividad en diciembre de 2014

Uber suspendió su actividad en España después de nueve meses de funcionamiento en los que se sucedieron numerosas movilizacioneshuelgas de taxistas y multas a los conductores y a la empresa, algunas de ellas tramitadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

El pasado mes de marzo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicaba en marzo sus conclusiones preliminares sobre las nuevas formas de economía colaborativa, entre las que se instaba a introducir mayor libertad de acceso al mercado del taxi y del alquiler de coches con conductor (VTC).

En este sentido, Fedetaxi -que convocó días después una manifestación "por la defensa del taxi"- asegura en un comunicado que Uber "ha aprovechado el momento" con el "terreno preparado" por Competencia que "hace pocos días lanzó un informe a favor de Uber, excediéndose claramente en sus labores de regulador para convertirse en una 'agencia publicitaria' a favor de la multinacional y en contra de un servicio público regulado por la ley".

Uber siempre ha criticado la regulación española del transporte, que considera de las "más restrictivas de Europa", motivo por el que presentó una queja formal ante la Comisión Europea.

Noticias

anterior siguiente