Enlaces accesibilidad

La ayuda humanitaria empieza a llegar a varios de los enclaves sitiados por el Gobierno de Siria

  • El régimen se ha comprometido a permitir que llegue a siete zonas asediadas
  • La ONU ha fletado un centenar de camiones con alimentos y otro material

Por
El régimen sirio permite que varios convoyes de ayuda humanitaria lleguen a zonas rebeldes asediadas

La ayuda humanitaria ha comenzado a llegar este miércoles a varios de los enclaves rebeldes que las fuerzas gubernamentales de Siria mantienen sitiadas, en virtud del compromiso alcanzado por el régimen con la ONU para dejar pasar los convoyes con alimentos y otro material a siete zonas asediadas.

La primera de esas zonas que ha recibido la ayuda ha sido Moadamiya al Sham, un suburbio cercano a Damasco al que han podido acceder los camiones con ayuda humanitaria, según han confirmado la agencia oficial siria de noticias y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización con sede en Londres que monitoriza el desarrollo de la guerra siria.

El Observatorio ha confirmado posteriormente que también ha llegado la ayuda a las ciudades de Fua y Kefraya, en la provincia septentrional de Idlib, así como a la ciudad de Madaya, junto a la frontera con Líbano. Sin embargo, no hay confirmación de que los camiones hayan accedido a otro suburbio de Damasco que sigue sitiado, Al Zabadani, donde estaba previsto que llegará otro convoy.

Convoy de ayuda humanitaria, preparado para partir de Damasco

Convoy de ayuda humanitaria, preparado para partir de Damasco. REUTERS REUTERS

Una grave situación humanitaria

La Media Luna Roja ha detallado que Naciones Unidas ha preparado un centenar de camiones con alimentos y otro material para auxiliar a los civiles atrapados en las zonas asediadas. La Oficina de Naciones Unidas para la Ayuda Humanitaria estima en 486.700 el número de personas que se encuentran en zonas asediadas en Siria, mientras que otras 4,6 millones están en regiones de difícil acceso.

Algunas de las ciudades sitiadas ya habían recibido en las últimas semanas ayuda humanitaria, como Madaya, donde entraron dos convoyes después de que se supiera que algunos de sus habitantes estaban muriendo de inanición; este miércoles, se ha trasladado hasta allí una clínica móvil, según la Media Luna Roja.

Sin embargo, la situación de la población civil sigue siendo desesperada, puesto que el asedio de las fuerzas gubernamentales impide su abastecimiento, al tiempo que es imposible salir de ellas. En cualquier caso, la guerra civil ha provocado una situación humanitaria de extrema gravedad en Siria, de donde han huido más de la mitad de sus 23 millones de habitantes tras cinco años de conflicto.

Varios camiones de la Media Luna Roja con ayuda humanitaria esperan en Damasco, antes de partir hacia zonas sitiadas por el régimen

Varios camiones de la Media Luna Roja con ayuda humanitaria esperan en Damasco, antes de partir hacia zonas sitiadas por el régimen REUTERS

Una prueba de la voluntad del régimen sirio

El Gobierno de Siria dio este martes permiso a Naciones Unidas para la entrada de estas caravanas humanitarias en siete áreas cercadas militarmente, tras una visita a la capital siria de su enviado especial, Staffan de Mistura.

El representante de la ONU señalaba, tras su reunión con el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, que la iniciativa serviría para comprobar la voluntad del régimen de Bachar al Asad de aliviar la situación de la población civil en las zonas controladas por los rebeldes.

"Está claro que es deber del Gobierno sirio llegar a cada persona siria, donde quiera que se encuentre, y permitir a la ONU llevar ayuda humanitaria", recalcaba De Mistura.

Noticias

anterior siguiente