Enlaces accesibilidad

Bruselas rebaja el crecimiento de la UE en 2016 y prevé un impacto "débil, pero positivo" de la llegada de refugiados

  • Baja una décima el avance en la zona euro (hasta el 1,8%) y la UE (2%)
  • La tasa de paro seguirá sin bajar del 10% en el conjunto de la eurozona
  • Avisa de los nuevos desafíos: la ralentización de los emergentes y del comercio
  • Asegura que Francia no será capaz de bajar su déficit del 3% en 2017

Enlaces relacionados

Por
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici EFE JULIEN WARNAND

La Comisión Europea ha revisado a la baja en una décima sus previsiones de crecimiento de la eurozona y de la Unión Europea (UE) para 2016, al proyectar un avance de sus respectivos PIB del 1,8% y del 2% respecto a lo estimado en mayo. Así lo ha señalado este jueves, día en el que Bruselas ha publicado sus previsiones de otoño en las que, por primera vez, ha cuantificado el impacto de la llegada de un gran número de solicitantes de asilo a la UE, que será "débil, pero positivo".

Las primeras estimaciones realizadas por Bruselas sobre este tema han tenido en cuenta que, a corto plazo, el aumento del gasto público incrementa el PIB, a medio plazo se espera un efecto positivo adicional sobre el crecimiento por el aumento de la oferta de mano de obra, siempre y cuando se cuente con las políticas acertadas para facilitar el acceso al mercado de trabajo.

En sus previsiones de otoño, Bruselas espera que lleguen un total de tres millones de personas a la Unión Europea entre 2015 y 2017. Se estima que su llegada aumente "el crecimiento entre un 0,2% y un 0,3% hasta el año 2017", ha dicho en rueda de prensa el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, quien ha pedido tomar estas cifras "con todas las precauciones".

"Crecimiento a un ritmo modesto"

Bruselas ha revisado una décima al alza sus previsiones de primavera tanto para el conjunto de la UE como para la zona euro y predice ahora un crecimiento del 1,6% para los Diecinueve y del 1,9% de la del bloque comunitario. Para 2017 el Ejecutivo comunitario augura un aumento del 1,9% del PIB en la eurozona y del 2,1% en la UE.

El Ejecutivo comunitario destaca que la recuperación económica en la eurozona y en la UE en su conjunto ha entrado en su tercer año y debería continuar "a un ritmo modesto" el próximo ejercicio a pesar del "desvanecimiento" del impacto algunos factores positivos y la aparición nuevos retos globales, como la ralentización de los emergentes y del comercio global, así como las tensiones geopolíticas persistentes.

Bruselas considera que el ritmo de crecimiento seguirá resistiendo a esos y otros factores en 2016 y 2017 gracias a algunos elementos positivos, tales como unos mayores ingresos reales disponibles en los hogares a raíz de una mejor evolución del empleo, unas condiciones de acceso al crédito mejores, los progresos en el desendeudamiento financiero y unas inversiones más altas.

El Ejecutivo comunitario subraya que la demanda doméstica se ha fortalecido en la mayoría de los países de la zona euro a lo largo de 2015 y que la actividad económica se incrementará en 2016 y 2017. Así, señala que el consumo privado está creciendo como consecuencia de los crecientes ingresos nominales y la baja inflación.

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ha subrayado que de cara a 2016 se observa un crecimiento en el empleo y caídas en el paro y en los déficit fiscales. "Aún así, las mejoras se distribuyen de manera desigual: particularmente en la zona euro, la convergencia no está teniendo lugar lo suficientemente rápido", ha apostillado.

La tasa de paro en la zona euro no bajará del 10%

Por otro lado, el informe apunta que el mercado laboral continúa creciendo a un ritmo "lento", aunque señala que aquellos países que han sido más golpeados por la crisis y que han adoptado reformas importantes en este ámbito "deberían ver mayores ganancias" en el crecimiento del empleo. Moscovici ha citado a Grecia, Italia, España y Portugal.

El empleo aumentará un 0,9% este año y el próximo en la eurozona, y un 1% en 2017, en tanto que crecerá un 1% este año en el conjunto de la UE y un 0,9% el ejercicio próximo y en 2017.

En general, el desempleo seguirá bajando "solo gradualmente", con importantes diferencias entre los Estados miembros. En la zona euro, la Comisión Europea prevé que el paro descienda al 10,6% el próximo año y al 10,3% en 2017, desde el 11% de este año. En los Veintiocho, el desempleo bajará desde el 9,5% de este año al 9,2% el próximo y al 8,9% en 2017.

Irlanda, el país que más crecerá este año

La economía de la UE que más crecimiento va a registrar en 2015 según Bruselas será Irlanda, con una tasa del 6%, seguida de Malta y República Checa (4,3%), Polonia y Rumanía (3,5%) y Eslovaquia (3,2%). España es el séptimo país con mayor crecimiento, empatado con Luxemburgo (3,1%) y la que más crece de las cinco grandes economías de europeas.

En concreto, Alemania crecerá un 1,7%, dos décimas menos de lo previsto en primavera, Bruselas señala que el escándalo de Volkswagen "implica riesgos a la baja". Francia avanzará un 1,1% e Italia un 0,9%. Después de España, Reino Unido es la potencia que más crece, un 2,5%.

Por el contrario, Grecia es el único país donde se espera que la economía se contraiga en 2015 (su PIB caerá un 1,4%), "aunque esta cifra es un punto porcentual mejor a la estimada en agosto", cuando se llevaron acabo los análisis económicos previos a la concesión del tercer rescate al país, ha explicado Moscovici. "El crecimiento al país volverá en el segundo semestre del año que viene", ha destacado el comisario.

La Comisión Europea espera que la economía griega se contraiga de media un 1,3% en 2016, lastrada por los controles de capitales. "Debemos tener en cuenta que el crecimiento debe retornar en la segunda mitad del próximo año, para llegar al 2,7% en 2017, según la aplicación del programa (de rescate) vaya permitiendo la vuelta de la confianza y la inversión", ha afirmado Moscovici.

Respecto al déficit públicoGrecia es uno de los tres países que, junto Francia y España, tendrá el próximo año un desfase en sus cuentas por encima del límite del 3% del PIB que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La actividad mejora en 2016

"El próximo año la actividad económica debería aumentar en prácticamente todos los países miembros y acelerarse el siguiente en la mayoría de ellos", señaló Moscovici.

Entre las mayores economías, en 2016 el crecimiento del PIB estará por encima de la media de la UE en Polonia (3,5%), en España (2,7%), el Reino Unido (2,4%) y en Holanda (2,1%).

En el caso de Alemania, la "locomotora" germana solo avanzará un 1,9% el año próximo, manteniéndose no obstante por encima de la media de la eurozona -aunque no del conjunto de la UE-, y en idéntico porcentaje en 2017.

La economía francesa crecerá incluso menos, un 1,4% en 2016 y un 1,7% el año siguiente, al igual que la italiana, que logrará un 1,5% y un 1,4%.

Entre los demás países, Irlanda y Rumanía crecerán por encima del 4%, mientras que Letonia, Malta y Luxemburgo lo harán al 3% o más. La economía chipriota avanzará un 1,2% este año y un 1,4% el próximo, impulsada por una demanda privada más fuerte.

Noticias

anterior siguiente