Enlaces accesibilidad

A un exconsejero de NCG no le dejaron ver los contratos de prejubilaciones pese a pedirlos tres veces

  • Reclamó los contratos de 18,9 millones en el consejo de administración
  • El encargado de la comisión de control dice que se enteró por la prensa

Por
Sucursal de Caixa Nova, una de las cajas fusionadas en Novacaixagalicia Banco
Sucursal de Caixa Nova, una de las cajas fusionadas en Novacaixagalicia Banco. EFE

El exconsejero de Novacaixagalicia (NCG) José Luis Rigueiro ha asegurado en la Audiencia Nacional que pidió en más de tres ocasiones poder ver los contratos por los que cuatro antiguos directivos de la entidad se adjudicaron 18,9 millones de euros en prejubilaciones, pero que "no se los dieron".

En el juicio contra el excopresidente de NCG Julio Fernández Gayoso, los exdirectivos José Luis Pego, Javier García de Paredes, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada, y el abogado Ricardo Pradas, Rigueiro ha declarado que reclamó los contratos porque en el consejo de administración de la entidad "se estaban ratificando unos contratos" que él no conocía.

Rigueiro ha contado ante la Sala presidida por el juez Alfonso Guevara que el ex director general, Pego, y el adjunto, García de Paredes, le citaron en su despacho a finales de enero de 2011 y le mostraron solo uno de esos documentos.

Sin embargo, él se lo devolvió porque "no le parecía correcto que le llevaran a un despacho", sino que debían mostrarlo donde lo pidió, es decir, en el consejo de administración.

La cuantía de las prejubilaciones era "un tema privado"

Lo mismo ocurrió cuando en la reunión del 30 de septiembre de 2011, cuando ya se habían producido los desestimientos de los cuatro, exigió conocer las cuantías del coste de las liquidaciones, pero Gayoso le contestó que "no se lo podía decir" porque "era un tema privado".

El testigo ha afirmado que no entendía por qué había que provisionar una cantidad por un posible desestimiento "en aquel momento y no antes".

En este sentido, el exconsejero Federico Martinón ha detallado que les explicaron el 25 de agosto de 2011 que era "prácticamente una obligación" hacer la dotación en ese momento, ya que "se había producido una causa posible de desestimiento" al nacer una nueva empresa.

En el consejo de administración no se dio ninguna cifra

Al igual que el resto de exconsejeros que comparecieron la semana pasada, Martinón ha asegurado que en el consejo "no se dio ninguna cifra", sino que sería "la que resultase de los cálculos" y que se hacía con el "conocimiento previo" del Banco de España.

Entre los testigos también ha declarado el miembro de la Comisión de Control Javier Picos, quien ha indicado que la información que se dio al consejo de administración fue "incompleta", pues no se conocieron hasta el 21 de octubre de 2011, cuando los cuatro ya habían abandonado, conociendo por la prensa las cuantías.

Por eso, solicitaron que se detallasen "de forma explícita" y "que se revocasen los acuerdos que tuviesen que ver con los desistimientos y las indemnizaciones liquidadas" porque aquello era "alarmante", dada la situación de la entidad.

La vista del juicio contra la cúpula de Novacaixagalicia sigue el 23 de junio con más interrogatorios a testigos y peritos y se prolongará hasta julio.

Noticias

anterior siguiente