Enlaces accesibilidad

El encarecimiento de carburantes y alimentos en mayo reduce al 0,2% la bajada de precios

  • Estadística confirma que la caída interanual se moderó en cuatro décimas
  • El IPC suma ya once meses con tasas negativas
  • Subieron el teléfono, los hoteles, las frutas frescas y los aceites

Por
Un joven reposta en una gasolinera
EFE

Los precios retrocedieron un 0,2% en mayo respecto a los que había un año antes, con lo que moderan en cuatro décimas la caída interanual registrada en abril (-0,6%). Según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística, la reducción del descenso se logró gracias al encarecimiento de los combustibles y los alimentos.

Con esta confirmación del INE del dato que adelantó hace dos semanas, los precios suman 11 meses en negativo, aunque en los cuatro últimos se ha moderado esa tendencia.

El Gobierno descarta la deflación

Según la definición del FMI, una economía entra en deflación técnica cuando acumula dos semestres consecutivos con caídas interanuales de precios. Sin embargo, el Gobierno ha descartado que el país se encuentre en una situación de deflación estructural.

Si se comparan los precios con los que había en abril, subieron un 0,5% durante mayo, un alza que contrasta con la estabilidad del mismo mes del año anterior. Éste es su mayor alza en este mes desde 2007, cuando los precios se incrementaron un 0,7%.

El repunte mensual de los precios se ha debido al encarecimiento de los carburantes (2,6%), el comienzo de la temporada de primavera-verano en vestido y calzado (repuntaron un 2,5% y un 3%, respectivamente), y al mayor coste de los alimentos, fundamentalmente de las frutas frescas.

Además, también aumentaron los precios del teléfono (1,7%) y los hoteles (1,7%).

Por el contrario, bajaron la electricidad (-1,4%), el gas (-1,5%) y el viaje organizado (5,2%).

Suben el teléfono, los hoteles, las frutas frescas y el aceite

El INE atribuye la reducción de la bajada interanual de mayo a la evolución de los precios del transporte, cuya tasa moderó su caída más de un punto respecto a abril debido al encarecimiento de los carburantes y lubricantes. Aún así, este grupo aún registra un retroceso del 2,2% respecto a los precios del transporte que había un año antes. 

El comportamiento de los precios de las comunicaciones también influyó en el recorte del descenso. Su tasa interanual quedó en mayo en -1,9%, un punto y medio por encima de la que tenía en abril pasado, como consecuencia del repunte de los precios de los servicios telefónicos.

También repercutió la subida de los precios del grupo de alimentos no elaborados y bebidas no alcohólicas, donde la tasa se elevó casi un punto hasta alcanzar el 1,3%, por el mayor coste de las frutas frescas (6% interanual), los aceites (un 13,9% más que en mayo de 2014) y las legumbres y hortalizas frescas (9,9% más). Por contra, los precios del azúcar retrocedieron en tasa interanual (-18,2%), igual que los de las patatas (-3,1%), la carne de ave (-2,3%) y la leche (-2,2%).

Dos grupos vinculados al turismo, ocio y cultura y hostelería, incrementaron su tasa interanual en mayo ante la proximidad del verano.

Así, los precios de ocio y cultura recortaron en cinco décimas su caída interanual de abril, con lo que su tasa quedó en -0,8%.

El grupo de hoteles, cafés y restaurantes elevó tres décimas su tasa interanual, que se situó en 0,9%, porque los alojamientos hoteleros subieron sus precios y los viajes organizados no se abarataron tanto como un año antes.

Bajada de la electricidad

En contraste con el repunte en estos cinco grupos, la tasa interanual de los gastos relacionados con la vivienda bajó en mayo cinco décimas y quedó en -2,4%, influida por el abaratamiento de los precios de la electricidad y el gas (con una disminución del 4,6% interanual).

Por comunidades autónomas, la evolución de los precios de mayo ha llevado a que Baleares y Cataluña registren tasas interanuales positivas por primera vez desde noviembre de 2014, al situarse en un 0,2% y 0,1%, respectivamente. El resto de las autonomías siguen con IPC negativos, aunque menos bajos que los que registraron en abril.

Por su parte, la inflación subyacente -que excluye los precios de la energía y los alimentos no elaborados- aumentó dos décimas el mes pasado, hasta situarse en 0,5%.

En cuanto al IPC Armonizado (IPCA), la tasa interanual fue de -0,3%, cuatro décimas más que en abril.

Noticias

anterior siguiente