Enlaces accesibilidad

Los accionistas quieren mantener el 20% de Nueva Pescanova para evitar su "desmembramiento"

  • Los acreedores mantendrían el control con un 80% del capital
  • En septiembre se espera aprobar la configuración de Nueva Pescanova
  • También las operaciones de fusión y segregación y la ampliación de capital

Por
Entrada de la sede del grupo Pescanova en Redondela (Pontevedra)
Entrada de la sede del grupo Pescanova en Redondela (Pontevedra). EFE EFE/Salvador Sas

El consejo de Pescanova ha trasladado a la banca acreedora una propuesta de acuerdo para que los actuales accionistas mantengan el 20% del capital en Nueva Pescanova y evitar así la deslocalización o "desmembramiento" del grupo.

La propuesta, presentada a los bancos que integran el denominado G7 el pasado lunes y que aún no ha tenido contestación, contempla que Pescanova pase del 5% de capital inicialmente previsto a un 20%,quedando sin efecto el tramo de ampliación de capital reservado a accionistas por 7,32 millones, hasta el 15%.

Asimismo, dado que los acreedores, que mantendrán el control con un 80% del capital, "no tienen vocación de permanencia" en Nueva Pescanova, se solicita que Pescanova conserve "a largo plazo" el derecho de adquisición preferente de cualquier participación que los bancos vendan a terceros.

Así se pretende que el reparto de capital de Nueva Pescanova "refleje un peso más equitativo" para los casi 9.000 accionistas de la empresa.

El portavoz del consejo, Fernando Herce, ha apuntado en la junta de accionistas celebrada este viernes en la sede de la pesquera en Redondela (Pontevedra), la necesidad de buscar un "equilibrio razonable" entre los intereses de los acreedores y los de los accionistas y trabajadores. Ambas partes, además, coinciden en que la liquidación de la empresa sería "una enorme injusticia".

Además, Pescanova confía en que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) autorice, tras la celebración de la junta extraordinaria de septiembre (en la que se espera aprobar la configuración de Nueva Pescanova, las operaciones de fusión y segregación y una ampliación de capital de unos 50 millones), la reanudación de la cotización en el Mercado Continuo.

Herce ha insistido en subrayar que, de esa aprobación dependerá el futuro de la compañía porque, en caso de que no saliera adelante, el grupo se vería abocado a la entrada en liquidación, si los acreedores así lo solicitasen al juez.

Aprobación de los convenios de las filiales españolas

Una vez superado el trámite de la junta extraordinaria, en noviembre de 2015 se prevé que se formalice la toma de control por parte de la nueva estructura accionarial.

Por otra parte, el consejo ha informado a los accionistas de los "hitos" conseguidos a lo largo de los últimos meses, entre ellos la reciente aprobación de los convenios de las filiales españolas.

Los acreedores dieron el visto bueno el pasado viernes a los convenios de diez filiales: al de Pescafresca, con el 94,39% del pasivo; al de Pescafina Bacalao (99,61%); al de Insuiña (95,66%); al de Frinova (85,63%) y al de Novapesca Trading (96,33%).

Estas cinco filiales superan así el concurso junto a Pescanova Alimentación, cuyo convenio fue aprobado un día antes con el 95,45% del pasivo, mientras que el de Frigodis recibió el respaldo del 94,37%, el de Frivipesca, del 89,31%, el de Fricatamar del 85,39% del pasivo, y el de Bajamar Séptima, del 80,91%.

En la junta ordinaria de este viernes, los accionistas han aprobado los resultados de 2014 (la pesquera cerró con un beneficio neto atribuido de 1.654 millones), la modificación de los estatutos sociales y el informe anual sobre remuneración de los consejeros.

Noticias

anterior siguiente