Enlaces accesibilidad

La junta de Pescanova aprueba las cuentas de 2011, 2012 y 2013 y la composición del consejo

  • Las cuentas han sido aprobadas por el 82% del capital de la pesquera
  • El consejo: Fernando Herce, Alejandro Legarda, César Mata y Diego Fontán

Por
La sede de Pescanova en Chapela, Redondela (Pontevedra)
La sede de Pescanova en Chapela, Redondela (Pontevedra). AFP AFP PHOTO/ MIGUEL RIOPA

Pescanova ha aprobado sus cuentas de 2011 a 2013 y designado a un nuevo consejo de administración reducido a cuatro miembros. Inicia así el camino hacia un nuevo ciclo, que desembocará en su refundación como Nueva Pescanova, tras dejar atrás el concurso de acreedores.

La junta general ordinaria y extraordinaria de accionistas ha dado el visto bueno a las cuentas con un 81,93% de votos favorables y al nuevo consejo con un 73,38%, respectivamente, y ha rechazado la petición de Cartesian y de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) de un quinto consejero.

El candidato propuesto era Carlos de la Mata Gorostiza, abogado del Estado y con perfil gestor, ya que ha ocupado diversos puestos en compañías como Iberia.

Nuevo consejo de administración

Así pues, el consejo que pilotará la pesquera hasta su refundación en Nueva Pescanova, lo que está previsto para finales de año, estará integrado por Fernando Herce, Alejandro Legarda, César Mata y Diego Fontán.

Herce, que ha ejercido de presidente de la junta de accionistas, había advertido antes de la votación de que de no apoyar las cuentas, la compañía se habría visto abocada a la liquidación y esto habría sido "la constatación de un fracaso". En cambio, su aprobación significa "cerrar un capítulo oscuro" en la historia de la pesquera.

Las cuentas reformuladas de Pescanova concretan las pérdidas de 2011 en 260 millones de euros, y el agujero patrimonial, en 791. Las de 2012 reflejan un patrimonio neto negativo de 1.522 millones, mientras que las de 2013 cifran las pérdidas en 719 millones y el agujero patrimonial, en 2.237 millones.

No se exigen responsabilidades

Uno de los puntos más calientes de la junta ha sido la petición de Cartesian, que representa el 5% del capital social de Pescanova, de sendas acciones sociales de responsabilidad contra los miembros de los anteriores consejos, y que ha sido rechazada por más de un 90% de los votos emitidos.

En concreto, interesaba la depuración de responsabilidades entre los consejeros que el pasado 26 de febrero "incumplieron su obligación" de convocar una junta de accionistas que por mandato judicial se iba a celebrar el próximo día 23, aunque Cartesian pedirá que se atrase a septiembre por un defecto en su convocatoria.

Lo mismo solicitaba para el consejo presidido por Manuel Fernández de Sousa, que en julio de 2012 autorizó un folleto de emisión de títulos de Pescanova "con información falsa" y también por avalar las cuentas de 2011, que tuvieron que ser reformuladas.

Quejas de los pequeños accionistas

Varios pequeños accionistas han tomado la palabra, como un portavoz de la asociación AMAP, para denunciar la pérdida de sus inversiones, ya que el valor de sus acciones pasará de los 191 euros de la última cotización a 12,5 céntimos.

También se ha quejado de que los bancos cobren intereses "desde el primer día" desde la aprobación definitiva del convenio de acreedores, mientras que los pequeños accionistas no empezarán a recibir dividendos hasta 2028, "en el escenario más optimista", y de que se les ofrezca participar en una "sociedad sin patrimonio".

Se ha preguntado, asimismo, "de qué se huye" con la refundación de la compañía, si de los acreedores o de los accionistas, a lo que el consejero Herce le ha contestado que "de la liquidación", aun reconociendo que la solución escogida en el convenio "no satisface a nadie".

Otra accionista ha cuestionado que se eligiese a BDO para reformular las cuentas de Pescanova de 2011 cuando fue precisamente esta firma la que las auditó en primera instancia. Fernando Herce lo ha justificado en razones de plazo, hasta el punto de que o era BDO quien se encargaba de esta labor "o nadie".

Mientras, un portavoz de la auditora ha aducido que también fueron "engañados" por el consejo presidido por Fernández de Sousa, ya que para la elaboración de las cuentas de 2011 recibió "documentación de compras y ventas falsas, empresas fantasma y sociedades triangulares".

Noticias

anterior siguiente