Enlaces accesibilidad

La caída de precios se intensifica en la eurozona en enero, al quedar la inflación en -0,6%

  • Esa tasa está cuatro décimas por debajo del registro interanual de diciembre
  • Eurostat lo explica por la bajada del precio del petróleo
  • También se abarataron la alimentación y los bienes industriales no energéticos

Por

La inflación de la zona euro profundizó su caída en enero, cuando su tasa interanual se ha situado en -0,6%cuatro décimas por debajo de la registrada en diciembre (-0,2%), según ha informado este viernes la oficina estadística europea, Eurostat, en su estimación preliminar. De confirmarse este dato en las próximas semanas, sería el más bajo en el bloque desde julio de 2009.

El pasado día 22, el BCE anunció una ampliación de su programa de compra de bonos que le permitirá comprar deuda pública e inyectar así liquidez a la economía europea, en un intento de alejar la amenaza de deflación.

Esa bajada de los precios en los 19 países del euro es menos de la mitad de la de España en el mismo mes, que es de -1,4%.

Según Estadística, ese descenso de los precios es consecuencia del fuerte abaratamiento de la energía, cuyos precios cayeron un 8,9% respecto a enero de 2013, por encima del 6,3% de disminución interanual de diciembre.

También indica que se han registrado retrocesos en los precios del grupo de alimentación, alcohol y tabaco, y de los bienes industriales no energéticos (ambos cayeron un 0,1% frente a su invariabilidad de diciembre).

En enero, solo se habría producido un alza de precios en el grupo de los servicios, cuyo encarecimiento interanual del 1% fue algo menor al 1,2% que registró en el último mes del año pasado (1,2%).

Si se excluyen los precios de la energía, ésta sería positiva y se situaría en un 0,4% interanual en enero, dos décimas menos que en ese mismo índice del mes anterior. En cuanto a la inflación subyacente -descontados los precios de energía y alimentos no procesados-, la tasa se situaría en 0,6%, una décima menos que en diciembre.

Bruselas niega que haya deflación

Ante este dato, la Comisión Europea ha negado que la eurozona se encuentre en deflación. Su portavoz de Asuntos Económicos, Annika Breidthardt, ha alegado que la caída de precios de enero se debe a "factores externos", en particular la energía, y aumenta la renta disponible de los consumidores.

"La deflación exigiría una caída de precios de amplia base -en todos los sectores, países y categorías- y que se retroalimenta", ha resaltado la portavoz.

Según Bruselas, el fuerte descenso de precios en enero es atribuible a la caída de la energía, mientras que el descenso ha sido "ligero" en alimentos y bienes industriales no energéticos, y en los servicios "han subido".

"Si se mira la inflación subyacente -que consideramos que es una mejor forma de medir las presiones subyacentes en materia de precios-, ésta sigue siendo positiva, y se sitúa en un 0,6%", ha apuntado Breidthardt.

Noticias

anterior siguiente