Enlaces accesibilidad

La economía de China creció un 7,4% en 2014, su menor avance en los últimos 24 años

  • Es el dato de crecimiento más bajo desde 1990
  • Pekín esperaba que el PIB aumentara un 7,5% anual

Por
Parte de un puente en construción en Zoucheng, provincia de Shandong.
Parte de un puente en construción en Zoucheng, provincia de Shandong. REUTERS REUTERS/China Daily

El producto interior bruto (PIB) de China creció un 7,4% en 2014, el incremento más bajo desde 1990, según los datos oficiales divulgados este martes por el Gobierno de Pekín. La Oficina Nacional de Estadísticas china atribuye el menor crecimiento al "complicado y volátil entorno internacional y la intensa tarea de mantener el desarrollo doméstico, las reformas y la estabilidad".

Según los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la cifra anual se queda una décima por debajo de la previsión del Gobierno, que situaba el crecimiento del país en un 7,5%, pero mantiene la tendencia a la ralentización de los últimos ejercicios, tras incrementos del 7,7% en 2013 y 2012, y del 9,3% en 2011.

"Buen empuje y crecimiento estable"

El objetivo de Pekín, desde hace años, es permitir un crecimiento más moderado para poder aplicar reformas dolorosas para equilibrar el desarrollo territorial sin llevar el país al colapso. Desde ese punto de vista, según los analistas, 2014 habría sido un éxito, ya que las tasas oficiales de paro se mantienen bajas (el año acabó con un 5,1% de desempleo) y no se han producido revueltas sociales remarcables.

Así, el director del organismo, Ma Jiantang, ha señalado en una rueda de prensa que "la economía nacional ha operado firmemente bajo la nueva normalidad", el término oficial para designar al crecimiento a ritmos menos intensos que en las décadas de años 90 y 80, aunque "mostrando un buen empuje y un crecimiento estable", ha añadido Ma.

La inversión en activos fijos -clave para el crecimiento- aumentó un 15,7% el año pasado (la previsión oficial era del 15,8%), cerca del avance mínimo de este indicador. Esto refleja, en parte, una de las asignaturas pendientes del país: la capacidad sobredimensionada de algunos sectores industriales, que obliga a redirigir la inversión hacia otros campos.

Mientras, la inversión inmobiliaria aumentó un 10,5% interanual hasta alcanzar los 9,5 billones de yuanes (1,33 billones de euros), un incremento inferior al de años anteriores.

Posibles medidas de reactivación

El dato del PIB trimestral de este martes, incluso si es ligeramente superior al previsto por los analistas financieros, abre la puerta a que las autoridades financieras pongan en marcha nuevas medidas de reactivación.

En esa línea, el Banco Popular de China anunció por sorpresa una ligera reducción de tipos de interés de 40 puntos básicos (hasta el 5,6%) a finales de noviembre, por primera vez en más de dos años, y ha aplicado ya varias inyecciones de liquidez en los últimos meses a los principales bancos del país.

Este martes, la ONE también ha publicado otros datos macroeconómicos como la producción industrial, que creció un 8,3% en 2014, por debajo del 9,7% del año anterior, aunque la oficina china ha considerado que el aumento se mueve "en un rango razonable".

Este indicador mide la actividad de las empresas más grandes, las que tienen resultados anuales iguales o superiores a 20 millones de yuanes, unos 2,8 millones de euros).

Noticias

anterior siguiente