Enlaces accesibilidad

El TSJ de Canarias desestima la petición del Gobierno autonómico de parar las prospecciones

  • El Tribunal considera que el procedimiento ha sido "conforme a derecho"
  • La decisión cuenta con un voto particular que discrepa de la mayoría

Por
PAULINO RIVERO PARTICIPA EN ACTO EN CONTRA DE LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS
El presidente canario, Paulino Rivero, en un acto contra las prospecciones frente al Congreso. EFE EFE/Chema Moya

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha desestimado este martes la solicitud plateada por el Gobierno canario para que se suspendieran cautelarmente las prospecciones petrolíferas que realiza Repsol desde pasado el 18 de noviembre a 50 kilómetros al este de Fuerteventura y Lanzarote.

En un auto hecho público este martes, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC argumenta que el riesgo para el medio ambiente y el turismo que el Gobierno canario expone "con insistencia" para fundar su solicitud "resulta absolutamente hipotético y determinado al caso de una emergencia o catástrofe".

Según ha adelantado el propio TSJC, esta decisión de la Sala de lo Contencioso Administrativo cuenta con un voto particular que discrepa de la opinión de la mayoría de magistrados.

El Gobierno canario se opone a la actividad de exploración de hidrocarburos que desarrolla desde hace días la compañía Repsol en aguas situadas a unos 60 kilómetros del litoral canario.

Según el auto, al desestimar la medida cautelar de suspensión, se permite así que la compañía continúe con la búsqueda activa de petróleo y gas.

"El procedimiento ha sido conforme a derecho"

Los cinco magistrados del TSJC que firman este fallo subrayan que, "a pesar de las críticas, el protocolo de seguridad que sigue la prospección de Repsol es el de la directiva del Consejo de la Unión Europea" sobre búsqueda de petróleo en alta mar, "que parte de las medidas exigidas en el mar de Noruega, siendo de las más avanzadas del mundo".

"En definitiva, se aprecia en apariencia que el procedimiento seguido para la autorización ha sido conforme a derecho, dando cumplimiento a la legislación de aplicación en respuesta a su carácter reglado", apunta el auto.

Citando un auto anterior dictado por el Tribunal Supremo, el TSJC recuerda que, "siendo incuestionable el valor ecológico de las Islas Canarias y la relevancia del sector turístico pesquero y portuario para su desarrollo, no cabe eludir que la producción y explotación de hidrocarburos representa un factor económico de especial significación para definir la riqueza de un país, que requiere promover la investigación de yacimientos".

No obstante, contra la presente resolución cabe interponer recurso de reposición en el plazo de cinco días desde su notificación a las partes, mediante escrito presentado ante este tribunal.

Voto particular: "Se ha querido imponer por la fuerza los hechos"

En su voto particular, el magistrado Helmuth Moya Meyer dice no compartir la aplicación de la doctrina de la apariencia de buen derecho que se propugna en el auto.

En su opinión, las pérdidas económicas que sufriría Repsol por la interrupción de los sondeos "no serían sino una consecuencia de haberse querido imponer por la fuerza de los hechos".

"La celeridad con la que se planificaron los sondeos, a pesar de que era previsible que se acabarían interponiendo recursos contra la autorización de los mismos, es indicativa de que esta situación ha sido buscada deliberadamente y no puede invocarse como un interés digno de protección", señala.

En este sentido, añade que "una sosegada ponderación de los intereses en juego, sin enarbolar irreflexivamente la bandera del interés nacional y sin ceder a unas prisas que solo benefician a Repsol, debió optar por proteger de manera preferente los intereses medioambientales, el valiosísimo patrimonio natural que pertenece a toda la humanidad, que es puesto en peligro porque no hay seguridad de que la decisión de autorizar los sondeos haya sido tomada con la necesaria independencia y objetividad".

Repsol dice que decisión supone un nuevo aval a los sondeos

Repsol considera que la decisión del TSJC supone un nuevo aval a los sondeos que la petrolera desarrolla y demuestra que este proyecto de investigación de hidrocarburos cuenta con todas las garantías y protecciones en materia de seguridad y respeto medioambiental.

En un comunicado, la petrolera indica que además la resolución judicial supone un nuevo aval al proyecto de Repsol y se suma a los diferentes autos del Tribunal Supremo y a otros pronunciamientos favorables que se han dado en otras instancias, tanto administrativas como judiciales.

Añade que continuará trabajando "con absoluta normalidad" en un proyecto de investigación que considera beneficioso para Canarias y para el conjunto de España "porque permitirá conocer mejor los recursos naturales del país y, si se dan las circunstancias, ponerlos en valor".

Noticias

anterior siguiente
-->