Enlaces accesibilidad

La CE multa con 94 millones a cuatro bancos por manipular tipos de interés en francos suizos

  • Se trata de Royal Bank of Scotland (RBS), UBS, JP Morgan y Credit Suisse
  • RBS se libra de la sanción por haber informado a Bruselas de los cárteles

Por
La CE ha impuesto una multa de 61,6 millones a JP Morgan
La CE ha impuesto una multa de 61,6 millones a JP Morgan. REUTERS REUTERS/Eduardo Munoz/Files

La Comisión Europea (CE) ha impuesto una multa total de 94 millones de euros a cuatro bancos -Royal Bank of Scotland (RBS), UBS, JP Morgan y Credit Suisse- por participar en dos cárteles para manipular derivados de tipos de interés denominados en francos suizos.

Aunque RBS se libra de la sanción por haber sido el primero en delatar ante Bruselas la existencia de los cárteles.

El vicepresidente de la CE y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha indicado en un comunicado que "es el tercer asunto en el que la Comisión comprueba un acuerdo vinculado a la manipulación de los tipos de referencia por parte de los grandes bancos, que en lugar de competir entre ellos, buscaron ponerse de acuerdo".

Almunia ha señalado que la economía de la Unión Europea (UE) "necesita de un sector financiero sano, transparente y que funcione bien. Por esa razón hay que hacer respetar de forma estricta las reglas antimonopolio".

En el primero de los casos, RBS y JP Morgan participaron entre marzo de 2008 y julio de 2009 en un acuerdo ilegal para tratar de manipular el líbor para el franco suizo.

Por este comportamiento, el Ejecutivo comunitario ha impuesto una multa de 61,6 millones a JP Morgan, que se suma a las sanciones acordadas en diciembre por los casos del euríbor y del líbor para el yen.

El líbor, al igual que el euríbor, se calcula a partir de los datos suministrados diariamente por una muestra de bancos comerciales e influye en los costes que pagan los ciudadanos y las compañías a la hora de contratar un préstamo, un crédito o una hipoteca.

Acuerdo para fijar colectivamente un elemento de precio

En el segundo de los cárteles participaron RBS, UBS, JP Morgan y Credit Suisse. A diferencia de los casos anteriores, las cuatro entidades no coludieron para influir sobre un índice de referencia, sino que acordaron directamente fijar colectivamente un elemento de precio que según Bruselas debería haber sido determinado por el mercado.

Uno de sus objetivos era excluir a rivales del mercado. La multa por este segundo cártel asciende a 32,3 millones de euros.

Ambas sanciones se han fijado con un acuerdo con los bancos, que han reconocido su implicación y a cambio se han beneficiado de un descuento del 10% en sus respectivas multas. Ello ha permitido a Bruselas concluir las investigaciones mediante un procedimiento más rápido.

"Actuar contra los carteles financieros es una de nuestras máximas prioridades", ha afirmado Almunia. "Todos los actores del mercado en este sector deben ser conscientes que no se tolerará ninguna violación de las reglas antimonopolio", ha avisado.

Noticias

anterior siguiente