Enlaces accesibilidad

El Gobierno baja el techo de gasto un 3,2% para 2015 y lo deja en 129.060 millones de euros

  • Montoro cifra en 4.200 millones de euros el recorte del techo de gasto
  • Matiza que los ministerios no sufrirán un tijeretazo proporcional

Por
El techo de gasto baja un 3,2% hasta los 129.060 millones

El Gobierno fija el techo de gasto no financiero en 129.060 millones de euros para 2015, un 3,2% menos que este año, según ha anunciado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Este es el primer paso para elaborar los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

Montoro ha cifrado la rebaja en unos 4.200 millones pero matiza que el gasto de los ministerios no se va a reducir en la misma cuantía, porque espera que la recuperación económica contribuya a crear empleo y sea necesario pagar menos prestaciones de desempleo.

La cifra de 2015 resulta de una previsión de ingresos de 133.712 millones de euros y un objetivo de déficit de 30.959 millones para la Administración Central, cantidades a las que hay que restar la financiación de las administraciones territoriales (32.941 millones) y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.670 millones.

Los presupuestos en septiembre

El techo de gasto será enviado ahora a las Cortes para su tramitación parlamentaria, primero en el Congreso y luego en el Senado. El Gobierno tiene todo el verano para preparar los PGE, que se presentarán en septiembre, y que se realizarán teniendo en cuenta que el objetivo de déficit público para 2015 es del 4,2% del PIB (2,9% para la Administración Central). El Ejecutivo mantiene las previsiones macroeconómicas que hizo públicas en abril.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, destaca el compromiso de España con la reducción del déficit público, lo que se ha conseguido "preservando el gasto social".

Montoro ha explicado que los ingresos crecerán a pesar de la rebaja de impuestos que entrará en vigor el año próximo, gracias al ensanchamiento de las bases imponibles y como consecuencia de la recuperación económica.

A su juicio, la reforma fiscal es compatible con la contención del gasto público y sin perjuicio del objetivo de déficit, que ha incidido en que sigue siendo la prioridad de la política económica y que se conseguirá sin necesidad de hacer recortes.

"No se plantea una nueva reducción del gasto público en términos absolutos, vamos a vivir un periodo de contención en el gasto público, no de ajustes a la baja, que no son necesarios para conseguir esos objetivos (de déficit)", ha subrayado Montoro antes de dar la cifra del techo de gasto.

También se han aprobado los objetivos de déficit para todas las administraciones públicas para el periodo 2014-2017, que son los ya comprometidos y remitidos a Bruselas en el programa de estabilidad (4,2% del PIB para 2015, 2,8% para 2016 y 1,1% para 2017).

Noticias

anterior siguiente