Enlaces accesibilidad

Draghi reconoce que los emergentes son un riesgo para la eurozona que ahora es más fuerte

  • Los tipos de interés siguen en el mínimo histórico del 0,25%
  • El presidente del BCE advierte de que la inflación seguirá baja en la zona euro
  • Insiste en que el organismo está listo para intervenir cuando sea necesario

Por
Draghi dice que la inflación seguirá baja en la zona euro e insiste en que está listo para actuar

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves mantener los tipos de interés en su mínimo histórico del 0,25% pese a la baja inflación en la zona euro que "seguirá en el nivel actual o inferior durante un largo plazo de tiempo", apunta su presidente, Mario Draghi.

En rueda de prensa, el banquero italiano ha reconocido que "la volatilidad en los países emergentes es un riesgo a la baja fuera del control de las autoridades monetarias", pero ha matizado que la zona euro es "bastante más resistente ahora que hace un año" a este tipo de turbulencias.

Draghi ha señalado que "hay que ver más allá de la elevada volatilidad de los emergentes, si es temporal o si se va a quedar con nosotros, porque las consecuencias son diferentes".

La tasa interanual de inflación de la zona euro volvió a situarse en enero en su mínimo histórico del 0,7% al moderarse una décima respecto al nivel de precios registrado el mes anterior. Draghi ha vuelto a negar que la eurozona esté en deflación e insiste en que la zona euro está "sufriendo un periodo prolongado de inflación baja, que subirá sostenidamente" y que el escenario no se parece al que sufre Japón.

La institución europea ha informado en Fráncfort de que mantiene la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 0,75%. El BCE ha dejado inalterada también la facilidad de depósito en el 0% por la que los bancos dejan su exceso de liquidez durante 24 horas en el BCE.

Draghi necesita más información

El presidente del BCE apunta que la tasa de inflación de enero ha sido menor de lo esperado por "la evolución de los precios de los alimentos y la energía", además de que la inflación global es baja y la demanda interna es débil por el alto desempleo.

"La razón por la que no hemos actuado es por la complejidad de la situación, que requiere que recopilemos más información", ha dicho el italiano para justificar la decisión del BCE.

Draghi explica que la situación actual es muy diferente a la de noviembre cuando la inflación de la zona del euro también se había desacelerado hasta el 0,7% y el BCE decidió recortar el precio del dinero. La entidad tendrá en marzo las nuevas proyecciones macroeconómicas de crecimiento e inflación para la zona del euro que realiza su personal y se extenderán hasta 2016.

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos

El Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios los tipos de interés en el Reino Unido, en el mínimo histórico del 0,5%, y tampoco modificó su programa de compra de activos para reactivar el mercado crediticio.

El Comité de Política Monetaria de la institución, gobernada desde el pasado julio por el canadiense Mark Carney, decidió, como estaba previsto, no variar los tipos ni su programa de "alivio cuantitativo", actualmente dotado de 375.000 millones de libras (unos 442.000 millones de euros) para la compra de bonos públicos y privados.

Carney ha ligado por primera vez los tipos a la tasa de desempleo del 7%, en lugar de a la inflación, y ha introducido una nueva estrategia llamada "guía de previsión", que consiste en informar al mercado de la futura evolución de los tipos para dar estabilidad y evitar excesivas especulaciones.

Así, se calcula que los tipos de interés en el Reino Unido podrían mantenerse en su mínimo histórico del 0,5% hasta 2016, a no ser que la inflación, actualmente en el 2,8%, se dispare.

El pasado 28 de enero, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) reveló que la economía del Reino Unido creció el 1,9% en 2013 respecto al año anterior, el mejor ritmo de crecimiento desde 2007, antes de la crisis financiera.

Noticias

anterior siguiente