Enlaces accesibilidad

El Senado de Estados Unidos aprueba el acuerdo de explotación petrolera con Mexico

       
  • El acuerdo permitirá a ambos explotar pozos transfronterizos en el Golfo de México
  •    
  • La zona dispone de unas reservas de unos 172 millones de barriles de petróleo

Por

El Acuerdo Transfronterizo de Hidrocarburos entre México y Estados Unidos ha superado esta semana su último trámite legislativo en el Senado estadounidense como parte del plan presupuestario que el presidente Barack Obama tiene previsto firmar en los próximos días.

El tratado, firmado en 2012 por las entonces jefas de la diplomacia de Estados Unidos y de México, Hillary Clinton y Patricia Espinosa, respectivamente, permitirá a ambos países explorar y explotar pozos más allá de las zonas económicas exclusivas de ambos en el Golfo de México, marcadas en un acuerdo fronterizo en 1978.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, ha indicado en un comunicado que "el acuerdo establece un marco responsable y seguro para el medio ambiente que permitirá explorar, desarrollar y compartir ingresos de recursos de hidrocarburos" en esa zona.

La Casa Blanca ha dicho que espera trabajar con el Congreso para avanzar en los detalles de este acuerdo, incluido dentro del proyecto presupuestario finalizado el miércoles con la votación favorable del Senado.

Explotación conjunta de los yacimientos transfronterizos

El Senado de México ratificó en abril de 2012 el acuerdo con Estados Unidos, y el visto bueno del Congreso estadounidense se produce en pleno proceso del gobierno de Enrique Peña Nieto para abrir progresivamente el sector de hidrocarburos a la inversión extranjera.

El American Petroleum Institute (API) ha publicado un comunicado este jueves en el que celebra la posibilidad de que Estados Unidos y México puedan iniciar proyectos conjuntos en esa zona, donde hay varios yacimientos submarinos transversales a la línea fronteriza.

"La producción energética que hace posible el acuerdo dará trabajo a estadounidenses y aumentará los ingresos del Estado. Las compañías estadounidenses ahora tendrán certidumbre para invertir en la frontera marítima con México", ha dicho el director de operaciones de API, Erik Milito.

En la zona fronteriza del Golfo de México los estadounidenses explotan una decena de pozos y Pemex (el monopolio estatal mexicano de hidrocarburos) dispone de media docena de explotaciones.

Según estimaciones del Buró de Gestión Oceánica de Energía del Departamento de Interior estadounidense, la zona dispone de unas reservas de unos 172 millones de barriles de petróleo y más de 15 millones de toneladas métricas de gas.

Noticias

anterior siguiente