Enlaces accesibilidad

El PSOE pedirá que se rompan los acuerdos con el Vaticano si se reforma la ley del aborto

  • Valenciano acusa a Gallardón y la Iglesia de ir contra la libertad de la mujer
  • El ministro insistió este lunes en modificar la ley de plazos actual
  • Izquierda Plural y PNV denuncian la "presión" de la Iglesia sobre el Gobierno

Por

El PSOE considera "intolerable" la reforma de la ley del aborto anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y exigirá la anulación de los acuerdos con la Santa Sede si lleva a cabo dicha reforma en sintonía con el Vaticano.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha acusado al Ejecutivo de moverse por intereses particulares y de ceder al "chantaje" de la Iglesia Católica en la reforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), dado que España es un estado aconfesional.

Rodríguez ha considerado que es un "chantaje" por parte de la Iglesia el hecho de que recuerde al Gobierno que tiene compromisos con ellos, suscritos en el Concordato de la Santa Sede y el Ejecutivo. Así se ha manifestado en la conferencia de prensa tras la junta de portavoces del Congreso.

En ese mismo sentido, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha anunciado pocas horas antes que su partido exigirá la anulación de los acuerdos con la Santa Sede si el Gobierno reforma la ley del aborto en sintonía con el Vaticano y en el sentido que explicó este lunes el ministro de Justicia.

Precisamente, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, reclamó este lunes al Gobierno que cambie la legislación sobre el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Reforma de la ley del aborto

Alberto Ruiz-Gallardón subrayó este lunes en un foro de La Razón que modificará la ley actual de plazos, que permite el aborto libre en las primeras 14 semanas, para sustituirla por una de supuestos que no dejará interrumpir el embarazo en caso de discapacidad del feto y que exigirá una "auténtica constatación" en el caso de peligro para la salud de la madre.

Valenciano ha adelantado que el PSOE exigirá en el Congreso "que se denuncien los acuerdos con la Santa Sede" si el Gobierno, "de la mano de la Iglesia católica", cambia la ley del aborto y limita la libertad de las mujeres.

"Plantearemos una modificación importante de estos acuerdos. No debe aprobarse la modificación del aborto siguiendo los dictados de una confesión religiosa intolerable y si ha habido compromisos anteriores, indudablemente, abordaremos una reflexión a la revisión de estos acuerdos", ha reiterado Soraya Rodríguez en referencia al Concordato de la Santa Sede y el Ejecutivo.

Mientras, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, ha exigido al Gobierno que "no se deje chantajear "por nadie en la reforma de la ley del aborto que prepara, "tampoco por la Iglesia".

La líder de UPyD no ha entrado a considerar si la Iglesia está o no presionando al Ejecutivo para que la reforma de la ley del aborto se ajuste a sus planteamientos porque cree que lo importante es que el Gobierno no sucumba a ninguna coacción.

IU y PNV señalan "presión" e "imposición" de la Iglesia

El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, cree que el Concordato entre la Santa Sede y el Gobierno español "sobra" en un estado "aconfesional", al mismo tiempo que el diputado de ICV, Joan Coscubiela, considera que estos acuerdos pertenecen a "otra época" y retrotraen al país a la Edad Media.

En rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces de los martes, Centella ha insistido en que su formación "nunca" ha compartido el citado Concordato porque España es un estado laico, al mismo tiempo que ha defendido que este acuerdo entre el Gobierno y la Iglesia "no encuentra ningún encaje en el derecho constitucional".

En este sentido, Joan Coscubiela ha criticado que el hecho de que, en una sociedad, sea un grupo religioso el que "imponga su moral" y afecte al derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad.

En la misma denuncia ha coincidido el portavoz del Grupo Parlamentario del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, que es normal que la Iglesia, las instituciones y otras ONGs intenten presionar al Gobierno sobre aquellas materias que consideren de interés, pero que "no sería admisible" que el Ejecutivo cediese.

"Lo que no sería admisible es que el Gobierno se dejara influenciar por esta presión", ha señalado Esteban al finalizar la reunión de la Junta de Portavoces que se celebra los martes en la Cámara Baja.

El PP: "Los obispos opinan pero no hacen las leyes"

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha recordado que en un Estado de Derecho es el Parlamento el encargado de elaborar las leyes, y no los obispos, que han pedido derogar la ley del aborto y el matrimonio homosexual.

Aloso cree, además, que "seguramente" a la Conferencia Episcopal no le va a gustar la reforma en la que trabaja el Ejecutivo actualmente sobre la Ley de Aborto de 2010, en la línea de la doctrina de 1985 del TC.

"España es una democracia avanzada, con un marco de instituciones y, las leyes las hace el Parlamento, los obispos opinan pero no hacen las leyes, y la Constitución la interpreta el Tribunal Constitucional en última instancia", ha detallado en declaraciones a los medios tras la reunión que el Grupo Popular ha mantenido este martes en el Congreso de los Diputados.

Por último, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha recordado que dentro de la coalición de Convergència i Unió existen posiciones dispares en torno al aborto, que deberán estudiarse cuando el texto de la reforma en la que trabaja el Ejecutivo llegue al Congreso.

Sobre si considera excesivas las declaraciones del UPyD y el PSOE, que tachan de "chantaje" que el Gobierno ceda ante la Iglesia ante esta reforma legislativa, Duran ha señalado que el PP, igual que en su día el PSOE, tiene todo el derecho de hacer los cambios normativos que considere oportunos desde el Gobierno.

Noticias

anterior siguiente